TOMRA Sor­ting Recy­cling publica un e-book pa­ra ayu­dar a que el re­ci­cla­je cum­pla con la “Na­tio­nal Sword”

Metales & Metalurgia - - RECUPERACIÓN & RECICLAJE -

TOMRA Sor­ting Recy­cling ha pu­bli­ca­do un e-book con con­se­jos pa­ra cum­plir con la nue­va y exi­gen­te nor­ma­ti­va “Na­tio­nal Sword” que es­ta­ble­ce los re­qui­si­tos pa­ra po­der en­viar ma­te­rial re­ci­cla­ble a Chi­na. La nue­va re­gu­la­ción, que exi­ge que el ma­te­rial re­ci­cla­ble que en­tra en el país ten­ga ni­ve­les de pu­re­za más al­tos, se pre­sen­tó en ju­lio de 2017 a la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial del Co­mer­cio (OMC) y se im­ple­men­tó el pa­sa­do 1 mar­zo de 2018. En los pró­xi­mos me­ses es­ta nor­ma­ti­va se ve­rá com­ple­ta­da has­ta in­cor­po­rar, a fi­na­les de es­te año 2018, un to­tal de 16 ma­te­ria­les y otros 16 ma­te­ria­les adi­cio­na­les de ca­ra a fi­na­les de 2019.

En el e-book, TOMRA ex­pli­ca por qué au­men­tar la mano de obra in­clu­yen­do más tria­do­res en el pro­ce­so de re­ci­cla­je no es una op­ción sos­te­ni­ble pa­ra aque­llas em­pre­sas que se es­tán es­for­zan­do en adap­tar­se a la nue­va nor­ma­ti­va. Tam­bién ex­po­ne por qué im­ple­men­tar una so­lu­ción ba­sa­da en sen­so­res es la op­ción más in­te­li­gen­te des­de el pun­to de vis­ta fi­nan­cie­ro. La pu­bli­ca­ción, ti­tu­la­da ‘Por qué no hay que te­ner mie­do a la “Na­tio­nal Sword”, es­tá dis­po­ni­ble en in­ter­net, en https://leads.tomra.com/ ebook/press/, y pue­de des­car­gar­se de for­ma gra­tui­ta.

El e-book de TOMRA em­pie­za con un dis­cur­so rea­lis­ta, y ad­vier­te que in­ten­tar en­con­trar nue­vos paí­ses a los que ex­por­tar los re­si­duos no es la op­ción idó­nea pa­ra las plan­tas de re­ci­cla­je y de tra­ta­mien­to de cha­ta­rra. Aque­llas que lo in­ten­ten, pron­to se da­rán cuen­ta de que tie­nen que di­vi­dir sus ex­por­ta­cio­nes de re­si­duos en­tre va­rios paí­ses, lo que in­cre­men­ta­rá el cos­te de ven­ta. Tam­bién se pre­vé un au­men­to de los cos­tes de trans­por­te ya que los bu­ques que trans­por­tan re­si­duos a Chi­na so­lían apro­ve­char el via­je de vuel­ta pa­ra trans­por­tar bie­nes de con­su­mo; al rea­li­zar el trans­por­te a otros paí­ses, no se ob­ten­dría nin­gún be­ne­fi­cio, por lo que sin du­da se exi­gi­rá un pre­cio más al­to por tra­yec­to al te­ner que vol­ver sin car­ga. Pa­ra afron­tar es­te nuevo re­to la so­lu­ción es me­jo­rar la ca­li­dad del ma­te­rial re­ci­cla­ble eli­mi­nan­do más im­pu­re­zas del mis­mo.

Una for­ma de au­men­tar a cor­to pla­zo los ni­ve­les de pu­re­za con los equi­pos ac­tua­les de re­ci­cla­je es re­du­cir la ve­lo­ci­dad de la cin­ta trans­por­ta­do­ra y su­mar más per­so­nal en la eta­pa fi­nal de cla­si­fi­ca­ción. Es­ta op­ción pue­de pa­re­cer in­tere­san­te ya que re­quie­re es­ca­sa in­ver­sión ini­cial pe­ro, a la lar­ga, au­men­ta­ría de for­ma sig­ni­fi­ca­ti­va los cos­tes de ex­plo­ta­ción. Aña­dir dos o tres tria­do­res pa­ra lle­var a ca­bo es­ta la­bor ma­nual pue­de ha­cer que los cos­tes anua­les de pro­ce­sa­mien­to au­men­ten unos 82.000 eu­ros o más; asi­mis­mo una ve­lo­ci­dad de pro­ce­sa­mien­to más len­ta re­du­ci­ría la pro­duc­ti­vi­dad y por tan­to los in­gre­sos.

La me­jo­ra de equi­pos

Una me­jor so­lu­ción es ac­tua­li­zar el pro­ce­so de re­ci­cla­je, ya sea aña­dien­do una tec­no­lo­gía más mo­der­na a la plan­ta de re­ci­cla­je exis­ten­te, o cons­tru­yen­do una plan­ta nue­va.

El e-book in­di­ca asi­mis­mo que de­be te­ner­se en cuen­ta el ti­po de equi­pos a in­cor­po­rar. Un ejem­plo se­ría el nuevo sis­te­ma LOD (De­tec­ción de Ob­je­tos me­dian­te Lá­ser) de TOMRA, que pue­de ins­ta­lar­se en la mis­ma pla­ta­for­ma que los sis­te­mas AUTOSORT y FINDER, y que per­mi­te de­tec­tar ma­te­ria­les co­mo plás­ti­co ne­gro, cau­cho, vi­drio y eli­mi­nar pla­cas de cir­cui­to im­pre­so (PCB). La tec­no­lo­gía lá­ser de TOMRA au­men­ta los ni­ve­les de pu­re­za del cir­cui­to en un

4 %, per­mi­tien­do que las em­pre­sas que re­ci­clan cha­ta­rra al­can­cen los re­qui­si­tos de pu­re­za im­pues­tos por Chi­na sin pa­de­cer un au­men­to sig­ni­fi­ca­ti­vo del con­su­mo de ener­gía o de cos­tes.

En el ca­so de pro­duc­tos no fé­rri­cos ta­les co­mo zu­rik y zor­ba, las plan­tas de cha­ta­rra pue­den lo­grar los ni­ve­les de pu­re­za de la “Na­tio­nal Sword” gra­cias a la com­bi­na­ción de las tec­no­lo­gías de las má­qui­nas TOMRA X-TRACT y COMBISENSE. Al pa­sar la zor­ba por la TOMRA X-TRACT, se lo­gra se­pa­rar el alu­mi­nio de los me­ta­les pe­sa­dos. La uni­dad de trans­mi­sión de ra­yos x pue­de lo­grar pu­re­zas de alu­mi­nio del 98-99%. A con­ti­nua­ción, el res­to de los me­ta­les pe­sa­dos, co­mo el co­bre, la­tón y me­ta­les gri­ses son cla­si­fi­ca­dos por la COMBISENSE.

Co­mo com­ple­men­to de es­tas má­qui­nas, la tec­no­lo­gía me­jo­ra­da de cla­si­fi­ca­ción LIBS (es­pec­tro­me­tría de plas­ma in­du­ci­do por lá­ser) de TOMRA usa un lá­ser ca­paz de con­tro­lar to­do el an­cho de la cin­ta, eli­mi­nan­do la com­ple­ja y ca­ra ne­ce­si­dad de se­pa­rar ma­te­ria­les en dis­tin­tas lí­neas. Así, al se­pa­rar dis­tin­tas alea­cio­nes de alu­mi­nio, se pue­de al­can­zar una cla­si­fi­ca­ción con pu­re­zas de has­ta el 99 % (o su­pe­rior) con un al­to ren­di­mien­to de en­tre 3 y 7 to­ne­la­das por ho­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.