LA FP SE SUBE A LA NUE­VA ERA DEL ME­TAL

#el­me­ta­lem­plea

Metales & Metalurgia - - TRIBUNA -

Al­va­ro, li­cen­cia­do en Fí­si­cas, es uno de tan­tos jó­ve­nes que tras su paso por la Uni­ver­si­dad es­tá bus­can­do tra­ba­jo. Aca­ba de ter­mi­nar unas prác­ti­cas no re­mu­ne­ra­das de seis me­ses y el ve­rano pa­sa­do con­si­guió un em­pleo pre­ca­rio con un suel­do que ape­nas po­día lla­mar­se de mi­leu­ris­ta. Nin­guno de los cu­rrícu­los que ha echa­do ha ob­te­ni­do res­pues­ta. Y los tra­ba­jos que pue­den en­ca­jar en su per­fil o pi­den en­tre 2 y 5 años de ex­pe­rien­cia, ni­vel al­to de in­glés o pre­fie­ren téc­ni­cos, en vez de li­cen­cia­dos. Un ho­ri­zon­te la­bo­ral, de mo­men­to, os­cu­ro y le­jano. Co­mo él, son mu­chos los ado­les­cen­tes que van a la uni­ver­si­dad por­que to­ca, y no se plan­tean otra op­ción, bien por pres­ti­gio so­cial o por des­co­no­ci­mien­to de la ofer­ta for­ma­ti­va exis­ten­te. Ade­más po­cos con­si­de­ran la em­plea­bi­li­dad de los es­tu­dios por­que el sis­te­ma no con­tri­bu­ye a ello. Son los pro­pios orien­ta­do­res los que les pre­gun­tan qué quie­ren es­tu­diar, en vez de en qué les gus­ta­ría tra­ba­jar. La orien­ta­ción de­be mi­rar al mer­ca­do, a los nue­vos mo­de­los de ne­go­cio, a las nue­vas pro­fe­sio­nes, a los sec­to­res de­man­dan­tes de em­pleo cua­li­fi­ca­do y ofre­cer a los jó­ve­nes las pers­pec­ti­vas del fu­tu­ro in­me­dia­to. Asi­mis­mo, hay que de­jar atrás vie­jos es­te­reo­ti­pos que aso­cian la FP pa­ra los fra­ca­sa­dos y la uni­ver­si­dad pa­ra los triun­fa­do­res. Na­da más le­jos de la reali­dad. La FP es­tá de­trás de mu­chas pro­fe­sio­nes nue­vas y muy es­pe­cia­li­za­das, y ade­más con­tri­bu­ye a desa­rro­llar mu­chas vo­ca­cio­nes. Pe­ro es evi­den­te que que­da un largo ca­mino por de­lan­te pa­ra co­rre­gir erro­res de ba­se. Y el pri­me­ro es in­sis­tir des­de eda­des tem­pra­nas en que ma­tri­cu­lar­se en una For­ma­ción Pro­fe­sio­nal de gra­do me­dio o su­pe­rior es una ga­ran­tía pa­ra tra­ba­jar. Pa­ra que los jó­ve­nes se plan­teen es­tos es­tu­dios en pri­me­ra op­ción tie­ne que ha­ber un cam­bio cul­tu­ral que pa­sa por un gi­ro del sis­te­ma edu­ca­ti­vo pa­ra que las em­pre­sas ex­pli­quen su ne­ce­si­dad de es­tos per­fi­les, que ayu­den a los cen­tros de FP a di­se­ñar la ofer­ta y que los cen­tros sean fle­xi­bles en la adap­ta­ción. La Co­mi­sión Eu­ro­pea ya ha ad­ver­ti­do a Es­pa­ña que de­be ha­cer más es­fuer­zos por pro­mo­cio­nar la for­ma­ción pro­fe­sio­nal ya que las ci­fras re­gis­tra­das en nues­tro país que­dan le­jos de las eu­ro­peas. E in­clu­so las es­ti­ma­cio­nes del Go­bierno pa­ra 2020 in­di­can que, pa­ra ese año, el 50% de los tra­ba­jos dis­po­ni­bles re­que­ri­rán un ni­vel me­dio de cua­li­fi­ca­ción, fren­te a un 35% de ti­tu­la­ción su­pe­rior. A es­tos da­tos te­ne­mos que aña­dir los de nues­tro pro­pio sec­tor en el que to­dos los per­fi­les pro­fe­sio­na­les –tan­to uni­ver­si­ta­rios co­mo de FP- tie­nen ca­bi­da. El me­tal es un de­man­dan­te de em­pleo cua­li­fi­ca­do que ne­ce­si­ta cu­brir pues­tos de tra­ba­jo re­la­cio­na­dos con ti­tu­la­cio­nes uni­ver­si­ta­rias de in­ge­nie­ría, tec­no­lo­gía, res­pon­sa­bles pa­ra to­das ac­ti­vi­da­des del pro­ce­so pro­duc­ti­vo… Un am­plio aba­ni­co la­bo­ral en el que la ta­sa de des­em­pleo pa­ra es­tos ti­tu­la­dos es prác­ti­ca­men­te nu­la. Ade­más pa­ra los gra­dos de for­ma­ción pro­fe­sio­nal tan­to de ni­vel me­dio co­mo su­pe­rior en las ra­mas de fa­bri­ca­ción me­cá­ni­ca, elec­tri­ci­dad-elec­tró­ni­ca, man­te­ni­mien­to de vehícu­los, man­te­ni­mien­to y ser­vi­cios a la pro­duc­ción no exis­te el des­em­pleo. Es más, ofre­ce sa­la­rios por con­ve­nio muy dig­nos fren­te a los cinco mi­llo­nes de es­pa­ño­les que son mi­leu­ris­tas. Pe­ro el pro­ble­ma son las va­can­tes de ci­clos for­ma­ti­vos de las ra­mas téc­ni­cas del me­tal que ofer­tan los cen­tros for­ma­ti­vos fren­te a la ne­ce­si­dad ca­da vez más acu­cian­te de in­cor­po­rar téc­ni­cos es­pe­cia­lis­tas en For­ma­ción Pro­fe­sio­nal Re­gla­da en el seno de nues­tras em­pre­sas. An­te es­te es­ce­na­rio, des­de FE­ME­VAL he­mos em­pren­di­do una cam­pa­ña pa­ra pres­ti­giar es­tos ci­clos por­que es aho­ra cuan­do se tie­nen que em­pe­zar a for­mar las fu­tu­ras ge­ne­ra­cio­nes de tra­ba­ja­do­res del me­tal. Con es­te em­pe­ño, y ba­jo el le­ma LA NUE­VA ERA DEL ME­TAL #el­me­ta­lem­plea, he­mos em­pe­za­do a vi­si­tar Ins­ti­tu­tos pa­ra atraer ta­len­to y ani­mar a los jó­ve­nes a op­tar por una ra­ma me­tal­me­cá­ni­ca de FP. El ob­je­ti­vo es des­ta­car el po­ten­cial del me­tal co­mo pro­ta­go­nis­ta de una nue­va era que pi­vo­ta so­bre la gran de­man­da de nue­vos per­fi­les pro­fe­sio­na­les, y la es­ta­bi­li­dad la­bo­ral que ofre­ce.

Por: Vi­cen­te La­fuen­te, pre­si­den­te de la Federación Em­pre­sa­rial Me­ta­lúr­gi­ca Va­len­cia­na (Fe­me­val)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.