Llue­ve so­bre mo­ja­do

Metales & Metalurgia - - TRIBUNA - Por: Vi­cen­te La­fuen­te, pre­si­den­te de la Fe­de­ra­ción Em­pre­sa­rial Me­ta­lúr­gi­ca Va­len­cia­na (Fe­me­val)

Em­pe­za­mos el úl­ti­mo tra­mo del año con la sen­sa­ción de que va­mos a en­trar en el li­bro Guin­ness de los ré­cords. Al me­nos, en lo que res­pec­ta al pre­cio de la elec­tri­ci­dad por­que se en­ca­mi­na a mar­car en 2018 su ma­yor va­lor de la úl­ti­ma dé­ca­da.

En el mes de ju­lio el pre­cio del mer­ca­do ma­yo­ris­ta al­can­zó un má­xi­mo de 63 eu­ros/MWh. En agos­to la fac­tu­ra se en­ca­re­ció un 35,5% res­pec­to al mis­mo pe­rio­do del año pa­sa­do, re­gis­tran­do su ni­vel men­sual más al­to des­de enero de 2017. Pe­ro to­das las alar­mas se han ac­ti­va­do a pri­me­ros de sep­tiem­bre al dis­pa­rar­se di­cho má­xi­mo anual a 74,58 eu­ros/MWh. Es­ta im­pa­ra­ble es­ca­la­da de pre­cios ha obli­ga­do a la mi­nis­tra pa­ra la Tran­si­ción Eco­ló­gi­ca, Te­re­sa Ri­be­ra, a com­pa­re­cer en el Con­gre­so de los Dipu­tados el 19 de sep­tiem­bre pa­ra ex­pli­car un in­cre­men­to, a to­das lu­ces, su­rrea­lis­ta. Por­que co­mo sue­le de­cir­se, pa­re­ce que llue­ve so­bre mo­ja­do, ya que a pe­sar de ha­ber­se re­ver­ti­do la si­tua­ción de es­ca­sez con las abun­dan­tes llu­vias de los úl­ti­mos me­ses que han di­si­pa­do el ba­jo ni­vel de los em­bal­ses, las subidas son muy ele­va­das com­pa­ra­das con la me­dia his­tó­ri­ca.

No obs­tan­te, por mu­chas ex­pli­ca­cio­nes que dé, el pro­ble­ma sa­be­mos cuál es. Y no es otro que en Es­pa­ña se es­pe­cu­la con el agua em­bal­sa­da pa­ra su­bir el pre­cio de la elec­tri­ci­dad por­que la ley lo per­mi­te. La nor­ma­ti­va fa­vo­re­ce a tres gran­des gru­pos do­mi­nan­tes que se re­par­ten las gran­des cen­tra­les de pro­duc­ción. Son los due­ños de la ge­ne­ra­ción hi­dráu­li­ca ade­más de la de car­bón y gas a la que el agua de­be­ría sus­ti­tuir. Ellos tie­nen la ba­tu­ta pa­ra de­ci­dir los pre­cios y ha­cer y des­ha­cer a su an­to­jo.

An­te un mer­ca­do mar­gi­na­lis­ta con tan po­ca com­pe­ten­cia co­mo el es­pa­ñol en el que siem­pre hay una ex­cu­sa pa­ra te­ner pre­cios al­tos, to­ca pe­dir me­di­das ur­gen­tes a cor­to pla­zo. Y es­tas pa­san por abrir las puer­tas a pro­ce­sos com­pe­ti­ti­vos de subas­ta pa­ra dar en­tra­da a un ma­yor nú­me­ro de par­ti­ci­pan­tes cuan­do ca­du­quen las con­ce­sio­nes hi­dráu­li­cas.

Es evi­den­te que se tra­ta de una mues­tra más de có­mo nues­tros re­pre­sen­tan­tes po­lí­ti­cos se in­tere­san más en ga­ran­ti­zar el be­ne­fi­cio pri­va­do de unos po­cos que al bie­nes­tar so­cial ge­ne­ral. Y se ol­vi­dan de que el tiem­po no co­rre a fa­vor del mo­tor eco­nó­mi­co de es­te país, es de­cir, las mi­les de em­pre­sas que, a día de hoy, so­por­ta­mos el quin­to pre­cio de la elec­tri­ci­dad más al­to de Eu­ro­pa.

Una lo­sa in­sal­va­ble que mer­ma la com­pe­ti­ti­vi­dad de sec­to­res co­mo el me­tal­me­cá­ni­co que su­fre un con­ti­nuo au­men­to de los cos­tes re­gu­la­dos de la ener­gía que ya su­po­nen, de­pen­dien­do del seg­men­to de ac­ti­vi­dad, en­tre el 30% y el 60% de la fac­tu­ra eléc­tri­ca. Es­to le es­tá pro­vo­can­do una pér­di­da de po­si­cio­nes en los índices de com­pe­ti­ti­vi­dad in­ter­na­cio­na­les y, en úl­ti­ma ins­tan­cia, des­lo­ca­li­za­cio­nes, de­sin­te­rés de los in­ver­so­res y pér­di­da de ma­sa em­pre­sa­rial.

An­te es­te es­ce­na­rio, Sra. Mi­nis­tra, le pe­di­mos que no per­mi­ta que si­ga llo­vien­do so­bre mo­ja­do pa­ra que no sean inú­ti­les los es­fuer­zos que vie­ne ha­cien­do un te­ji­do em­pre­sa­rial pa­ra ra­cio­na­li­zar el con­su­mo, ase­gu­rar el su­mi­nis­tro, in­cor­po­rar fuen­tes ener­gé­ti­cas más lim­pias y se­gu­ras, y re­du­cir el im­pac­to de su cos­te en el pre­cio fi­nal del pro­duc­to que ge­ne­ra­mos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.