SIN­GU­LA­RI­DA­DES

Moto Verde - - ANUNCIOS POR PALABRAS -

En 1976 se ce­le­bra­ba el pri­mer Cam­peo­na­to de Eu­ro­pa de la es­pe­cia­li­dad, ga­na­do por la pa­re­ja Mat­hews-Arms­trong con una OSSA MAR 250 y un año más tar­de se in­clu­yó la ca­te­go­ría en el Cam­peo­na­to Pro­vin­cial de Bar­ce­lo­na, que aun tra­tán­do­se de un cer­ta­men lo­cal, te­nía abier­ta la par­ti­ci­pa­ción a equi­pos de to­da Es­pa­ña, pa­san­do des­pués a ser Cam­peo­na­to de Ca­ta­lu­ña.

La pri­me­ra ca­rre­ra de si­de-trial en nues­tro país ha­bía te­ni­do lu­gar dos años an­tes, in­te­gra­da den­tro de los his­tó­ri­cos Tres Dies dels Cin­gles, que in­clu­yó es­ta ca­te­go­ría en 1975 ba­jo la tutela del fran­cés Clau­de Cou­tard (pa­dre de Char­les). La par­ti­ci­pa­ción fue en au­men­to, sien­do to­da­vía re­cor­da­dos los due­los en­tre Ra­món Tresserras-Jau­me Vi­lar (Bul­ta­co) y Fidel Estrada-Pe­re Bou (Mon­te­sa) sien­do és­tos los pri­me­ros cam­peo­nes y ex­ten­dien­do de es­ta for­ma la ri­va­li­dad en­tre am­bas mar­cas al mun­do del si­de. La eu­fo­ria por la es­pe­cia­li­dad du­ró has­ta me­dia­dos de los ochen­ta, y aho­ra se dispu­ta en muy po­cos paí­ses, con Gran Bre­ta­ña a la ca­be­za de ellos. En cuan­to a re­gla­men­ta­ción, és­ta era dis­tin­ta a la del trial in­di­vi­dual, con­tro­lán­do­se los mo­vi­mien­tos tan­to del pi­lo­to co­mo del co­pi­lo­to y de la mo­to. La di­fi­cul­tad de las zo­nas era me­nor, pe­ro no exen­tas de atrac­ti­vo, pues los mo­vi­mien­tos del «mono» (así es co­mo se co­no­cía al co­pi­lo­to) y el di­fí­cil equi­li­brio de las tres rue­das con­ver­tían en bas­tan­te es­pec­ta­cu­la­res su pa­so por las zo­nas.

So­bre la téc­ni­ca, eran po­cas las mo­di­fi­ca­cio­nes a rea­li­zar en la mo­to pa­ra aco­plar un si­de. Los an­cla­jes del mis­mo so­lían es­tar so­lu­cio­na­dos me­dian­te ro­bus­tas bri­das sol­da­das al cha­sis que per­mi­tían uti­li­zar la mo­to de for­ma in­di­vi­dual si era pre­ci­so. Las sus­pen­sio­nes se en­du­re­cían y el de­sa­rro­llo fi­nal se acor­ta­ba pa­ra po­der arras­trar el pe­so su­ple­men­ta­rio, que so­lía es­tar por de­ba­jo de los 15 kg. La ma­yo­ría de in­ge­nios ar­te­sa­na­les, aun­que Ra­món Tresserras y otros rea­li­za­ron pe­que­ñas se­ries.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.