San­cion a la vic­ti­ma

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - BARÇA -

JA­VIER TE­BAS es­tu­vo bien en la pre­via de la Ga­la de la Li­ga cuan­do di­jo que lo más feo en Va­len­cia ha­bía si­do el bo­te­lla­zo. Ayer, sin em­bar­go, pi­dió san­cio­nes a los ju­ga­do­res del Ba­rça, co­mo Xi­mo Puig, pre­si­den­te de la Co­mu­ni­dad va­len­cia­na. Al fi­nal re­sul­ta­rá que el cul­pa­ble es

Ney­mar y los ni­ños en­ten­de­rán que si hay pro­vo­ca­ción es­tá jus­ti­fi­ca­da la agre­sión. Eso nun­ca. El pro­ble­ma tam­po­co es si se fin­ge o no. Lo gor­do fue la le­sión de Inies­ta y el bo­te­lla­zo.

LA SU­PUES­TA FIC­CIÓN ES cues­tio­na­ble. Pri­me­ro no son cin­co ju­ga­do­res del Ba­rça los que caen. Son dos: Ney­mar y Suá­rez. El brasileño re­ci­be un im­pac­to y no sa­be si es una bo­te­lla de agua. Es un ob­je­to que re­bo­ta a Suá­rez, que tam­bién no­ta el golpe. Pri­me­ro hay des­co­no­ci­mien­to so­bre lo que ha caí­do. Es un ac­to re­fle­jo po­ner­se la mano a la ca­be­za y caer. Es una pro­tec­ción de­lan­te de no se sa­be que ob­je­to ha im­pac­ta­do. Pa­sa po­co tiem­po y se le­van­tan. Pe­ro Ney­mar y Suá­rez ya han si­do ‘cri­mi­na­li­za­dos’ por una res­pues­ta ins­tin­ti­va y ló­gi­ca: ellos son los agre­di­dos.

PE­RO ADE­MÁS, TAM­BIÉN DI­CEN QUE se les de­be san­cio­nar por in­cre­par a la gra­da. No bas­ta con san­cio­nar a la víc­ti­ma sino que hay que con­ver­tir­la en ver­du­go. Has­ta Raúl ha cri­ti­ca­do las ce­le­bra­cio­nes, cuan­do él mis­mo hi­zo ca­llar al Camp Nou en un ges­to que fue son­reí­do por los mis­mos me­dios que hoy des­tro­zan a Ney­mar. ¿Cuán­tas san­cio­nes re­ci­ben los ju­ga­do­res que se po­nen las ma­nos al oí­do tras mar­car un gol en cam­po con­tra­rio?

NEY­MAR DE­BE CON­TRO­LAR SU IM­PUL­SO y su bo­ca por­que es un pro­fe­sio­nal, pe­ro que aca­be sien­do el se­ña­la­do de lo de Va­len­cia es el col­mo. Ney y Mes­si, los má­xi­mos re­pre­sen­tan­tes del ta­len­to y del es­pec­tácu­lo, son tra­ta­dos co­mo cul­pa­bles y los fut­bo­lis­tas que se han car­ga­do a com­pa­ñe­ros con en­tra­das in­cla­si­fi­ca­bles no tie­nen fo­co. La le­sión de Inies­ta yel bo­te­lla­zo fue lo más im­por­tan­te. Pe­ro ya le han da­do la vuel­ta. Da pe­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.