Así se vo­tó pa­ra ele­gir a los ‘me­jo­res’

Ju­ga­do­res, téc­ni­cos y afi­cio­na­dos de­ci­die­ron los di­fe­ren­tes ganadores de los pre­mios

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - FÚTBOL - Pa­blo Pla­nas

Co­mo to­dos los pre­mios, los de LaLi­ga no han de­ja­dos sa­tis­fe­chos a to­do el mun­do, ya que ca­da uno tie­ne su ma­ne­ra de pen­sar y de ver fút­bol. Mu­chos son los que creen que los ganadores de­be­rían ser di­fe­ren­tes ju­ga­do­res y otros que ha ha­bi­do al­gún ti­po de mano ne­gra que ha cam­bia­do los ver­da­de­ros re­sul­ta­dos, una sos­pe­cha muy co­mún. Pe­ro, ¿co­mo se han de­ci­di­do los ganadores de los pre­mios LaLi­ga?

Ni un ju­ra­do, ni una per­so­na, ni na­da por el es­ti­lo. Ca­da ju­ga­dor de ca­da equi­po de Pri­me­ra Di­vi­sión ha vo­ta­do los ganadores en­tre sus com­pa­ñe­ros y ri­va­les, igual que los de Se­gun­da Di­vi­sión han vo­ta­do tam­bién a los de la com­pe­ti­ción de pla­ta. Una ini­cia­ti­va pa­ra que, los que más se co­no­cen en­tre ellos y los ven prác­ti­ca­men­te a dia­rio, de­ci­dan que ri­va­les, o com­pa­ñe­ros, es­tán por en­ci­ma del res­to. Ade­más, a to­dos ellos, se les su­man sus en­tre­na­do­res, que han par­ti­ci­pa­do pa­ra dar unos cam­peo­nes. Por lo tan­to, los pro­pios fut­bo­lis­tas y téc­ni­cos han de­ci­di­do quién se­ría el Me­jor Por­te­ro (Jan Oblak), De­fen­sa ( Die­go Go­dín), Cen­tro­cam­pis­ta (Lu­ka Mo­dric) y De­lan­te­ro (Leo Mes­si).

La ca­rac­te­rís­ti­ca pe­cu­liar, o al me­nos di­fe­ren­te a la em­plea­da con fa­mo­sos Ba­lón de Oro, es que los vo­tos de los ju­ga­do­res y en­tre­na­do­res son to­tal­men­te se­cre­tos, no co­mo cuan­do se tra­ta de de­ci­dir quién es el me­jor del mun­do, ya que se ha­cen pú­bli­cos. La ra­zón de es­te cam­bio de mo­da­li­dad es evi­den­te, LaLi­ga no quie­re que los ju­ga­do­res se sien­tan in­flui­dos por los com­pa­ñe­ros de equi­po, por eso el vo­to es se­cre­to, pa­ra que la gen­te pue­da vo­tar lo que desea sin im­por­tar lo que pue­dan de­cir los de­más.

Es­ta ma­ne­ra de tra­ba­jar no ter­mi­na de gus­tar a los más in­cré­du­los que, des­pués de al­gún re­sul­ta­do, ya han ha­bla­do del cam­bio de vo­tos, ya que al ser se­cre­tos no hay ma­ne­ra de com­pro­bar y cer­ti­fi­car que na­die los ha­ya ma­ni­pu­la­do.

Los afi­cio­na­dos par­ti­ci­pan

Pe­ro LaLi­ga no se ha ol­vi­da­do que, si la com­pe­ti­ción es po­si­ble, es gra­cias a los se­gui­do­res de es­tos equi­pos de Pri­me­ra y Se­gun­da Di­vi­sión.

Es por es­to que en sus ma­nos pu­so el de­ci­dir tres pre­mios di­fe­ren- tes pe­ro igual de pres­ti­gio­sos: el ‘LaLi­ga World Pla­yer’ ga­na­do por Luis Suá­rez, así co­mo tam­bién el Ju­ga­dor Re­ve­la­ción, que fue pa­ra Mar­co Asen­sio. Ade­más, en es­ta oca­sión por las re­des so­cia­les, tam­bién pu­die­ron de­ci­dir el ju­ga- dor 5 es­tre­llas de la afi­ción (Griez- mann).

Uno de los pre­mios fue in­clu­so ele­gi­do por una má­qui­na. El Me- jor Ju­ga­dor de LaLi­ga San­tan­der fue de­ci­di­do me­dian­te los da­tos ex­traí­dos del sis­te­ma Me­dia Co- ach, una he­rra­mien­ta de aná­li­sis de vi­deo desa­rro­lla­da en­tre la pro- pia com­pe­ti­ción y Me­dia­pro, que dio co­mo ga­na­dor tam­bién a Griez­mann

A di­fe­ren­cia del Ba­lón de Oro, los vo­tos de los par­ti­ci­pan­tes no son pú­bli­cos

FO­TO: EFE

Lu­ka Mo­dric ga­nó de nue­vo el me­jor cen­tro­cam­pis­ta de LaLi­ga San­tan­der. En el 2014 lo re­ci­bió por pri­me­ra vez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.