Nat­xo Gon­zá­lez ha­ce gran­de al Reus

El gran tra­ba­jo del téc­ni­co y la con­fian­za en el gru­po que lo­gró el as­cen­so, cla­ves

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - FÚTBOL - Mar­ta Ji­mé­nez Reus

A mu­chos les pue­de sor­pren­der el es­pec­ta­cu­lar ini­cio de tem­po­ra­da que es­tá pro­ta­go­ni­zan­do el Reus. De he­cho, que no sor­pren­da que un equi­po re­cién as­cen­di­do ocu­pe po­si­cio­nes de as­cen­so di­rec­to des­pués de on­ce jor­na­das pue­de re­sul­tar, in­clu­so, pre­sun­tuo­so. Pe­ro pa­ra quien co­noz­ca la for­ma de tra­ba­jar de es­ta plan­ti­lla y de Nat­xo Gon­zá­lez pue­de ser una si­tua­ción ca­si es­pe­ra­da. Ca­si, por­que la Li­ga 1,2,3 es tan com­pe­ti­ti­va que es­tar en la par­te al­ta es una odi­sea pa­ra mu­chos, pe­ro el téc­ni­co vas­co ha con­ti­nua­do con la mis­ma se­rie­dad que le ca­rac­te­ri­zó en su eta­pa en Se­gun­da B con los reusen­ses, con el blo­que del as­cen­so a la ca­te­go­ría de pla­ta y con al­gu­nos re­to­ques que es­tán re­sul­tan­do cla­ves.

La for­ta­le­za de­fen­si­va

La se­rie­dad de­fen­si­va de es­te club es la pri­me­ra si­tua­ción que lo con­vier­te en un ri­val tan te­mi­ble. Re­ci­bir seis go­les en on­ce jor­na­das son nú­me­ros que fir­ma­ría el mis­mí­si­mo cam­peón. De he­cho, los téc­ni­cos de to­dos los ri­va­les que han pa­sa­do por el Es­ta­di Mu­ni­ci­pal es­ta tem­po­ra­da han des­ta­ca­do la for­ta­le­za a la ho­ra de de­fen­der de un con­jun­to que, ade­más, ha sa­ca­do el má­xi­mo par­ti­do a los go­les ano­ta­dos.

El pri­me­ro que de­fien­de siem­pre es el de­lan­te­ro cen­tro, ya sea Ch­ri­san­tus, Ed­gar o Má­yor. To­dos ellos han te­ni­do su opor­tu­ni­dad, y se han te­ni­do que po­ner el mono de tra­ba­jo des del pri­mer se­gun­do. El me­dia pun­ta y los dos ban­das tam­bién se des­gas­tan par­ti­do tras par­ti­do, por lo que dos de ellos acos­tum­bran a ser al­gu­nos de los cam­bios del en­tre­na­dor en el trans­cur­so del par­ti­do. Ni ha­blar ya del cen­tro del cam­po. Los Folch, Al­bís­te­gui y Ló­pez Ga­rai aca­ban el par­ti­do fun­di­dos, ya que su des­gas­te es má­xi­mo. La de­fen­sa, ade­más, tie­ne un or­den fue­ra de lo co­mún, por lo que se con­vier­te en in­ven­ci­ble en mu­chos com­pa­ses de los due­los.

Nat­xo Gon­zá­lez

Fue un gran acier­to fi­char a es­te en­tre­na­dor. Des­pués de su pa­so fa­lli­do con el Ala­vés en Se­gun­da A, el Reus de­ci­dió con­tra­tar­lo. El me­jor acier­to de la his­to­ria re­cien­te del club, sin du­da. La pa­cien­cia que ha te­ni­do el club en apos­tar por un pro­yec­to se­rio ha si­do tan im­por­tan­te por­que di­cho pro­yec­to no te­nía sen­ti­do sin Nat­xo Gon­zá­lez. Pe­se a al­gu­nos abu­cheos el año pa­sa­do por un sec­tor de­ma­sia­do exi­gen­te de la afi­ción reusen­se, el en­tre­na­dor, gra­cias a la se­rie­dad que im­pri­me y a los re­sul­ta­dos que con­si­gue, se ha con­ver­ti­do en to­do un ído­lo en la ciu­dad. Aho­ra, so­lo fal­ta que el equi­po con­si­ga el ob­je­ti­vo de la per­ma­nen­cia y, una vez lo­gra­do, se ve­rá a qué pue­de as­pi­rar el con­jun­to ro­ji­ne­gro.

Los fi­cha­jes

Cues­ta mu­cho, un mun­do, acer­tar en un por­cen­ta­je al­to con las nue­vas in­cor­po­ra­cio­nes. Pues el Reus lo ha con­se­gui­do. De he­cho, to­dos los fut­bo­lis­tas que han lle­ga­do y que tie­nen pro­ta­go­nis­mo es­tán rin­dien­do a un ni­vel óp­ti­mo. En el eje de la de­fen­sa, Pi­chu Atien­za se ha con­ver­ti­do en uno de los fut­bo­lis­tas más fia­bles de to­da la Se­gun­da Di­vi­sión. Lle­ga­do es­te mer­ca­do de ve­rano del Hér­cu­les, el cen­tral se ha reivin­di­ca­do y ha de­ja­do mues­tras de aquel fut­bo­lis- ta que de­bu­tó en las ca­te­go­rías in- fe­rio­res de la Se­lec­ción Es­pa­ño­la.

Jor­ge Díaz es la ex­plo­si­vi­dad pu- ra. Las ju­ga­das de ma­yor be­lle­za plástica del equi­po las ha pro­ta­go­ni­za­do él. Ju­gan­do siem­pre de ex- tre­mo y nor­mal­men­te por la de­re­cha, el hi­jo pró­di­go se ha he­cho con un lu­gar en el on­ce (en la ma- yo­ría de par­ti­dos) y en el del co­ra­zón de su afi­ción. Mi­ra­món, me­dia pun­ta de ca­li­dad que acos­tum­bra a ju­gar por la iz­quier­da, cuen­ta con la to­tal con­fian­za de Nat­xo Gon­zá­lez. Él sa­be cuál es su rol, y no es otro que el de in­ten­tar es­te úl- ti­mo pa­se de ca­li­dad. Fi­nal­men­te, Má­yor se ha vuel­to a reivin­di­car. El pun­ta, lle­ga­do del Al­cor­cón, fue una apues­ta per­so­nal de Nat­xo Gon­zá­lez, que ya lo tu­vo en el Sant An­dreu de Se­gun­da B. Lu­cha, en­tre­ga y gol: no se le pue­de pe­dir más

La for­ta­le­za de­fen­si­va y el acier­to en los fi­cha­jes, otros fac­to­res de­ter­mi­nan­tes

FO­TO: V. LLURBA

El Reus, se­gun­do de LaLi­ga 1/2/3 Le arre­ba­tó al Lu­go la pla­za de as­cen­so di­rec­to en el par­ti­do que les en­fren­tó es­te pa­sa­do sá­ba­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.