Se­pang, con­ti­go em­pe­zó to­do

Se ha cum­pli­do un año del lan­ce en­tre Va­len­tino Rossi y Marc Már­quez que aca­bó con su re­la­ción; ma­ña­na coin­ci­di­rán en la rue­da de pren­sa

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - MOTOR - El­vi­ra Gon­zá­lez

El Mun­dial de MotoGP lle­ga es­te año al cir­cui­to de Se­pang con el tí­tu­lo mun­dial ya de­ci­di­do dos ca- rre­ras an­tes en Ja­pón en fa­vor de Marc Már­quez. Pe­ro aquel 25 de oc­tu­bre de 2015, del que ayer se cum­plió un año, pa­sa­rá a la histo- ria co­mo uno de los mo­men­tos más in­dig­nos en la ca­rre­ra del plu- ri­cam­peón Va­len­tino Rossi cuan- do en un mo­men­to de ofus­ca­ción echó de la tra­za­da a Már­quez, que le aco­sa­ba a ba­se de pa­sa­das y re- pa­sa­das a las que el ita­liano res- pon­día, has­ta pro­vo­car su caí­da.

Pa­ta­da, sí o no

Si 365 días des­pués aún se de­ba­te si exis­tió o no pa­ta­da lo cier­to es que aque­lla lar­ga pier­na iz­quier- da del ita­liano per­dió su po­si­ción na­tu­ral, y el pie la es­tri­be­ra, pa­ra sa­car­se de en­ci­ma a la Honda y a Már­quez que ya es­ta­ba in­cli­na­do so­bre él y a pun­to de caer, lo que aca­bó pa­san­do. Era el sex­to pa­so en ca­rre­ra por la cur­va 14 y tras 15 ade­lan­ta­mien­tos en­tre am­bos, al­gu­nos bas­tan­te al lí­mi­te.

Va­len­tino lle­va­ba me­tros mi­rán­do­le, desafián­do­le a de­po­ner su ac­ti­tud de ata­que. Már­quez fue in­vi­ta­do por Rossi a alar­gar la tra­za­da, lo sa­có has­ta el ápi­ce de la cur­va pa­ra que ‘en­ten­die­ra’ que es­ta­ba pro­pi­cian­do la es­ca­pa­da de Lo­ren­zo, con quien se es­ta­ba ju­gan­do el tí­tu­lo. Pe­ro no te­nía nin­gu­na ra­zón de ha­cer eso con na­die y me­nos con uno na­tu­ral­men­te pe­león co­mo es Már­quez, el aún cam­peón en tí­tu­lo. Y al fi­nal to­do se fue de ma­dre.

Si ex­tra­ñó la in­com­pa­re­cen­cia de Va­len­tino a la rue­da de pren­sa ofi­cial del pa­sa­do GP de Aus­tra­lia, pe­se a que se jue­ga el sub­cam­peo­na­to, y eso de­jó sin su fe­li­ci­ta­ción pú­bli­ca a Már­quez por la co­ro­na, sí es­tán los dos pro­ta­go­nis­tas del Se­pang Clash ci­ta­dos a la rue­da de pren­sa de Se­pang es­te jue­ves a las 11 ho­ras en la pe­nín­su­la.

Di­na­mi­tó la rue­da de pren­sa

El año pa­sa­do Rossi apro­ve­chó esa rue­da de pren­sa pa­ra di­na­mi­tar su re­la­ción con Már­quez, pa­ra acu­sar­lo pú­bli­ca­men­te de ayu­dar de­li­be­ra­da­men­te a Lo­ren­zo a ga­nar el tí­tu­lo mun­dial. Ela­bo­ró la teo­ría de la cons­pi­ra­ción que hoy en día si­gue vi­gen­te pa­ra él.

“Si ten­go otra ca­rre­ra así (co­mo Aus­tra­lia’15 con 52 ade­lan­ta­mien­tos en­tre cua­tro pi­lo­tos) de­bo ha­blar es­pe­cial­men­te con Már­quez por­que du­ran­te la ca­rre­ra era di­fí­cil de en­ten­der. Pe­ro des­pués fue más fá­cil por­que es muy cla­ro que él ju­gó con no­so­tros. Su ob­je­ti­vo no era ga­nar la ca­rre­ra sino ayu­dar a Lo­ren­zo a es­ca­par­se y tra­tar de que me me­tie­ra más pun­tos. Des­de Phi­llip Is­land es­tá muy cla­ro que Jor­ge tie­ne un nue­vo fan, que es Marc”. Ese fue el mo­nó­lo­go por sor­pre­sa de sa­li­da en Se­pang de Rossi que de­jó ató­ni­to al per­so­nal y a Már­quez y Lo­ren­zo, que com­pa­re­cie­ron jun­to a él.

Es­te año se es­pe­ra de Va­len­tino esa fe­li­ci­ta­ción pú­bli­ca a Már­quez, al que ten­drá al la­do, y el re­cuer­do a aquel in­ci­den­te que mar­có su ima­gen. Les acom­pa­ña­rán Vi­ña­les, Crut­chlow, Do­vi­zio­so y el re­tor­na­do An­drea Ian­no­ne

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.