Cin­cuen­ta y seis años des­de el úni­co Ba­lón de Oro es­pa­ñol

Luis Suá­rez lo re­ci­bió en 1960 y An­drés Inies­ta es ac­tual­men­te el úni­co que pue­de rom­per la mal­di­ción

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - BARÇA - JOAN PO­QUÍ Bar­ce­lo­na

Ayer Luis Suá­rez ofre­ció su Bo­ta de Oro al Camp Nou. En mar­zo se cum­pli­rán 56 años des­de que otro Luis Suá­rez, ga­lle­go en lu­gar de uru­gua­yo, uno de los me­jo­res in­te­rio­res de la his­to­ria, re­ci­bió el úni­co Ba­lón de Oro de un fut­bo­lis­ta es­pa­ñol

Se­gún una de las úl­ti­mas en­tre­vis­tas que con­ce­dió un mi­to del ma­dri­dis­mo co­mo Al­fre­do di Sté­fano, na­da sos­pe­cho­so de ha­cer pro­se­li­tis­mo de lo azul­gra­na, el ga­lle­go Luis Suá­rez es el me­jor el me­jor ju­ga­dor es­pa­ñol de la his­to­ria, jun­to a Xa­vi e Inies­ta. Tres ico­nos de la his­to­ria del Ba­rça. El pri­me­ro ri­va­li­zó con el Ma­drid de Di Sté­fano por la he­ge­mo­nía en el fút­bol es­pa­ñol y fue el mo­tor del Ba­rça de He­le­nio He­rre­ra, que lo­gró ga­nar dos Li­gas a aquel Ma­drid pre­su­mi­ble­men­te im­pa­ra­ble en Eu­ro­pa. Di­cen al­gu­nas cró­ni­cas que Di Sté­fano ad­mi­ra­ba a aquel ga­lle­go, al que ha­bría in­ten­ta­do con­ven­cer pa­ra que fi­cha­se por el Ma­drid si se can­sa­ba de la ‘gue­rra’ que la afi­ción del Camp Nou ha­bía de­ci­di­do de­cla­rar en­tre él y Ladislao Ku­ba­la.

Por­que ha­bía si­do co­sa del pú­bli­co, que te­nía ten­den­cia a pi­tar a aquel jo­ven ga­lle­go las ve­ces que se equi­vo­ca­ba, que eran po­cas. Ku­ba­la, se­gún per­so­nas muy cer­ca­nas a él, que­ría a Suá­rez co­mo a un her­mano. El pro­pio ga­lle­go lo ha ex­pli­ca­do así en al­gu­nas en­tre­vis­tas. Lo que pa­sa es que la afi­ción del Ba­rça, que ya en los años cin­cuen­ta te­nía sus ra­re­zas, no vio con bue­nos ojos que al li­de­raz­go in­dis­cu­ti­ble de Laszy le sa­lie­se un com­pe­ti­dor, un in­te­rior zur­do ple­ni­po­ten­cia­rio que di­ri­gía, re­ga­tea­ba, pa­sa­ba, pre­sio­na­ba y mar­ca­ba go­les, a pe­sar de que por de­lan­te te­nía a la me­jor de­lan­te­ra del mun­do, con Eu­lo­gio Mar­tí­nez, Ku­ba­la, Te­ja­da, Vi­lla­ver­de, más tarde Eva­ris­to, Ko­cis y Czi­bor, Te­ja­da, et­cé­te­ra.

Un in­te­rior por­ten­to­so

Los socios pri­mi­ge­nios del Camp Nou, los que inau­gu­ra­ron el es­ta­dio en 1957, in­clu­so los que le sil­ba­ban, sa­ben que Di Sté­fano te­nía ra­zón, por­que se tra­ta del me­jor fut­bo­lis­ta es­pa­ñol de to­dos los tiem­pos. Los que no he­mos te­ni­do la suer­te de ha­ber na­ci­do quin­ce años an­tes sa­be­mos de él por re­fe­ren­cias, por ha­ber vis­to por la te­le ac­tua­cio­nes su­yas en el In­ter y, so­bre to­do, por una ex­hi­bi­ción que le­gó a la memoria co­lec­ti­va gra­cias a Youtu­be y al archivo de TVE, que re­trans­mi­tió el par­ti­do el 31 de ma­yo de 1961. Pe­se a la de­rro­ta por 3-2 an­te el Ben­fi­ca, el par­ti­da­zo de Luis Suá­rez en la fi­nal de Ber­na es an­to­ló­gi­co, una obra de ar­te, en su úl­ti­mo par­ti­do co­mo azul­gra­na an­tes de fi­char por el In­ter de Mi­lán, don­de se en­con­tra­ría con He­le­nio He­rre­ra. (Pa­rén­te­sis: con HH Ku­ba­la sí te­nía di­fe­ren­cias, pe­ro a Suá­rez le que­ría co­mo un her­mano y le ayu­da­ba).

Luis Suá­rez, que ha­bía lle­ga­do al Ba­rça en 1954 pro­ce­den­te del De­por­ti­vo, re­ci­bió el Ba­lón de Oro co­rres­pon­dien­te al año 1960 en mar­zo de 1961, en los pro­le­gó­me­nos de un par­ti­do de cuar­tos de fi­nal de la Co­pa de Eu­ro­pa en­tre el Ba­rça, que en oc­ta­vos ha­bía eli­mi­na­do al Ma­drid, y el Spar­tak Hra­dec Kra­lo­ve che­co. Tras el par­ti­do, Mun­do De­por­ti­vo

re­co­ge en su edi­ción del 9 de mar­zo de 1961 la se­rie­dad de Suá­rez por un gol­pe re­ci­bi­do du­ran­te el par­ti­do. Tal vez ya sa­bía

que po­día ir­se del Ba­rça a fi­nal de tem­po­ra­da.

La cues­tión es que aquel Ba­lón de Oro que re­ci­bió Luis Suá­rez en 1961 es el úni­co que ha re­ci­bi­do has­ta aho­ra un fut­bo­lis­ta es­pa­ñol. Una in­jus­ti­cia que du­ra ya 56 años. Aho­ra que se ha co­no­ci­do la lis­ta de as­pi­ran­tes de 2016, un man­che­go pue­de rom­per esa in­jus­ti­cia: An­drés Inies­ta, tam­bién del Ba­rça. Di Sté­fano dio dos nom­bres pa­ra acom­pa­ñar a Suá­rez co­mo me­jo­res es­pa­ño­les. Los dos, bar­ce­lo­nis­tas. Uno, Xa­vi, ya no lle­ga a tiem­po, pe­ro Inies­ta tal vez sí.

Tres ga­na­do­res me­re­ci­dos

Los dos de­be­rían ha­ber­lo ga­na­do en al­gún mo­men­to de los úl­ti­mos ocho años, pe­ro Mes­si es muy bueno y Cris­tiano tie­ne mu­cho mar­ke­ting de­trás. Y un ter­ce­ro: tam­bién de­be­ría ha­ber ro­to esa in­jus­ti­cia con el fút­bol es­pa­ñol el madridista Raúl. Aho­ra Inies­ta pue­de so­ñar con el pre­mio. ¿Por qué no? Luis Suá­rez es tan ge­ne­ro­so que en 2015 ce­dió su Ba­lón de Oro al Mu­seu del Ba­rça. Inies­ta es­tu­vo en la ce­re­mo­nia. ¿Pre­mo­ni­to­rio?

FO­TO: BERT

Luis Suá­rez re­ci­be el Ba­lón de Oro de 1960 el 8 de mar­zo de 1961 Se­ga­rra, Ra­ma­llets y Ga­ray, tes­ti­gos en pri­me­ra fi­la. Des­pués, 4-0 al Spar­tak con do­ble­te de Te­ja­da

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.