REAC­CIÓN DE CAMPEON

Ha­mil­ton lo­gró la po­le y Ros­berg se hi­zo con la se­gun­da po­si­ción ‘in ex­tre­mis’ an­te los Red Bull Sainz vol­vió a me­ter­se en la Q3y sal­drá dé­ci­mo con el sú­per blan­do; Alon­so fue un­dé­ci­mo

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - MOTOR - Fa­bio Mar­chi

Le­wis Ha­mil­ton si­gue pre­sio­nan­do a su com­pa­ñe­ro de equi­po. El in­glés va a ven­der ca­ra su piel y, en el cir­cui­to en el que Ros­berg tie­ne su pri­me­ra opor­tu­ni­dad de co­ro­nar­se co­mo cam­peón del mun­do de Fór­mu­la 1, el po­see­dor del tí­tu­lo tie­ne pre­vis­to po­ner­le las co­sas muy di­fí­ci­les al ale­mán. De mo­men­to, el in­glés se hi­zo ayer con la po­le en el Au­tó­dro­mo Her­ma­nos Ro­drí­guez de Mé­xi­co en una de las cla­si­fi­ca­cio­nes más emo­cio­nan­tes de la tem­po­ra­da, que sir­vió pa­ra que Ros­berg cal­ma­ra los áni­mos de un Ha­mil­ton desata­do con una úl­ti­ma vuel­ta en la que el ale­mán lo­gró co­lo­car­se con mu­cho su­fri­mien­to en la se­gun­da po­si­ción, jus­to po de­lan­te de Vers­tap­pen y Ric­ciar­do.

Al bri­tá­ni­co le bas­tó su pri­mer in­ten­to en la Q3 pa­ra mar­car un es­pec­ta­cu­lar 1.18.704 que na­die pu­do su­pe­rar. Ros­berg pa­re­cía te­ner se­rios pro­ble­mas con el ca­len­ta­mien­to de los neu­má­ti­cos tra­se­ros y se des­li­za­ba en ca­da cur­va. En su pri­mer in­ten­to que­dó de­trás de los dos Red Bull y mu­chos ya so­ña­ban con una apa­sio­nan­te lu­cha en­tre los dos Mercedes con los mo­no­pla­zas de la be­bi­da ener­gé­ti­ca de por me­dio, al­go que hu­bie­ra aña­di­do pi­can­te a la ten­sa lu­cha por el tí­tu­lo. Ros­berg es­ta­ba con­tra las cuer­das, en una si­tua­ción lí­mi­te y tras un pri­mer par­cial más len­to que los dos Red Bull, reac­cio­nó co­mo un ver­da­de­ro cam­peón. No es exa­ge­ra­do de­cir que el ale­mán dio un pa­so de gi­gan­te en di­cha cla­si­fi­ca­ción ha­cia la an­sia­da co­ro­na, no só­lo por la se­gun­da pla­za, sino por no te­ner que arries­gar a en la sa­li­da pa­ra re­ba­sar a los dos Red Bull.

Vers­tap­pen y Ric­ciar­do se des­ta­pa­ron ayer. El ho­lan­dés fue el más rá­pi­do en la FP3 y lo­gró el ter­cer me­jor crono den cla­si­fi­ca­ción. Am­bos se­rán muy pe­li­gro­sos en la sa­li­da de­bi­do a que mon­ta­rán el sú­per blan­do de ini­cio. No obs­tan­te, es­to les per­ju­di­ca­rá de ca­ra al res­to de ca­rre­ra, te­nien­do que pa­rar an­tes mon­tan­do un com­pues­to que en Mé­xi­co es­tá dan­do pro­ble­mas.

Sainz vuel­ve a brillar

Des­pués de su re­ci­tal en Aus­tin, uno de los ob­je­ti­vos de Car­los Sainz era vol­ver a en­viar un cla­ro men­sa­je a los equi­pos ofi­cia­les co­lán­do­se en la Q3 co­mo ya hi­zo en Es­ta­dos Uni­dos. Así lo de­cla­ró el vier­nes, y un día des­pués, lo con­si­guió so­bre la pis­ta con la dé­ci­ma pla­za. El ma­dri­le­ño sal­drá hoy a de­fen­der con uñas y dien­tes su re­sul­ta­do con el tra­ba­jo he­cho y una enor­me son­ri­sa, a sa­bien­das de la in­fe­rio­ri­dad de su monoplaza en cuan­to a po­ten­cia res­pec­to a McLa­ren o a los clien­tes de Mercedes co­mo For­ce In­dia y Wi­lliams. Tam­bién le per­ju­di­ca­rá sa­lir con los sú­per blan­dos, al con­tra­rio de Alon­so, que arran­ca­rá con los blan­dos en bus­ca de otra re­mon­ta­da si­mi­lar a la que pro­ta­go­ni­zó en Te­xas. El as­tu­riano lo­gró lo que que­ría: un­dé­ci­ma pla­za, con bue­nas po­si­bi­li­da­des de es­tra­te­gia y sa­lien­do por el la­do lim­pio. To­do a fa­vor pa­ra que el ove­ten­se vuel­va a ha­cer ma­gia

FO­TO: AP

Le­wis Ha­mil­ton sal­drá des­de la pri­me­ra po­si­ción en el GP de Mé­xi­co de Fór­mu­la Uno, jus­to por de­lan­te de su com­pa­ñe­ro Ni­co Ros­berg, que no quie­re sor­pre­sas de ca­ra al cam­peo­na­to

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.