NO

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - FÚTBOL - Ma­nuel Bru­ña

Va­ya por de­lan­te que Zi­da­ne tie­ne su par­te de cul­pa en el tro­pie­zo del Real Ma­drid en Po­lo­nia. Su plan­tea­mien­to qui­zás no fue­se el idó­neo, pe­ro eso se di­ce una vez dispu­tado el par­ti­do y vien­do lo que pa­só por­que cual­quier ma­dri­dis­ta es­bo­zó una son­ri­sa cuan­do vio a los cua­tro de­lan­te­ros de en­tra­da. Una son­ri­sa pen­san­do en la go­lea­da que el Ma­drid le iba a en­do­sar al Le­gia.

Una vez di­cho es­to, los ju­ga­do­res no pue­den ir­se de ro­si­tas por­que los que se re­la­ja­ron fue­ron ellos, no Zi­da­ne. Los que no su­pie­ron ce­rrar la vic­to­ria fue­ron ellos, no Zi­da­ne. Los que de­ci­die­ron des­co­nec­tar fue­ron ellos, no Zi­da­ne .El en­tre­na­dor de­be con­tro­lar que eso no pa­se, pe­ro no pue­de ser que ju­ga­do­res de pri­mer lí­nea mun­dial de­ci­dan ‘pa­sar’ de ju­gar en me­dio de un par­ti­do. Des­pués, to­dos en­to­nan el mea cul­pa, pe­ro es en el cés­ped don­de ellos man­da y hay que pe­dir­les res­pon­sa­bi­li­da­des igual o más que a Zi­da­ne

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.