Roo­ney Su fu­tu­ro pa­re­ce es­tar le­jos de Eu­ro­pa

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - PROGRAMACIÓN -

El tiem­po es el enemi­go ma­yúscu­lo de los ju­ga­do­res de fút­bol, de­jan­do de la­do ob­via­men­te las le­sio­nes. Y pre­ci­sa­men­te el tiem­po se le aca­bó ha­ce ya bas­tan­te a Way­ne Roo­ney, al me­nos en lo que ha­ce re­fe­ren­cia a la com­pe­ti­ción de má­xi­mo ni­vel.

Hay que de­cir­lo con cui­da­do y sin ma­tar­lo, pe­ro pa­re­ce que los me­jor ni­vel del de­lan­te­ro del Man­ches­ter Uni­ted ya no re­gre­sa­rá. Son ya unas cuan­tas tem­po­ra­das en las que el bri­tá­ni­co par­te co­mo es­tre­lla de su equi­po, me­ti­do en el bom­bo de los me­jo­res del mun­do, y ter­mi­na de­cep­cio­nan­do.

Su ba­jón ya no se aguan­ta­ba y es­ta tem­po­ra­da, por fin, Roo­ney ha em­pe­za­do a en­trar en las ro­ta­cio­nes y es un asi­duo en el ban­qui­llo, tan­to en la se­lec­ción in­gle­sa co­mo en los ‘Red De­vils’, don­de ni su ex­pe­rien­cia le va­le pa­ra ser el lí­der.

El de­jar de ser una pie­za fun­da­men­tal pa­ra Mou­rin­ho y su es­que­ma, ha des­per­ta­do nu­me­ro­sos ru­mo­res so­bre su fu­tu­ro. To­dos ellos apun­tan le­jos de Eu­ro­pa, don­de Roo­ney po­dría lle­gar co­mo es­tre­lla y, ade­más, con­tar con un con­tra­to mi­llo­na­rio co­mo lo que es­tá acos­tum­bra­do a co­brar. No ha­ce mu­cho lle­gó una su­per­ofer­ta de Chi­na, su­pues­ta­men­te re­cha­za­da, y aho­ra se le es­tá re­la­cio­nan­do con los An­ge­les Ga­laxy de la Ma­jor Lea­gue Soc­cer (MLS). Ru­mo­res, al fin y al ca­bo, pe­ro con cier­ta do­sis de reali­dad. Una ver­dad que in­di­ca que aquí nin­gún equi­po con la ca­pa­ci­dad eco­nó­mi­ca pa­ra pa­gar el sa­la­rio del in­glés tie­ne nin­gún ti­po de in­te­rés en ha­cer­se con sus ser­vi­cios. Pue­de que el ba­jo ren­di­mien­to del Uni­ted ha­ya las­tra­do a Way­ne Roo­ne­yo­ne, que has­ta pa­re­ce no dis­fru­tar en el te­rreno de jue­go. Su des­gas­te tan­to ofen­si­vo co­mo de­fen­si­vo es mí­ni­mo y, ni si quie­ra des­pués de ha­ber re­cu­pe­ra­do la po­si­ción en ata­que tras ju­gar de me­dio, pa­re­ce que la ilu­sión le ha re­gre­sa­do al fut­bo­lis­ta. Pa­ra ju­gar en Eu­ro­pa no bas­ta con mo­ver bien el ba­lón, se ne­ce­si­ta am­bi­ción

FO­TO: GETTY

El me­jor ni­vel de Way­ne Roo­ney se fue ha­ce años y el ata­can­te del man­ches­ter Uni­ted ya es un asi­duo en el ban­qui­llo tan­to de su club co­mo la se­lec­ción

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.