DOS CA­RAS Y UN MES­SI

Leo, es­tra­tos­fé­ri­co, li­de­ra la re­mon­ta­da en Se­vi­lla de un Ba­rça que vol­vió a ofre­cer dos ver­sio­nes, co­mo en Manchester Lo­gró el 1-1 cuan­do más su­fría su equi­po y dio un re­ci­tal tras el des­can­so, con asis­ten­cia de­ci­si­va a Luis Suá­rez

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - BARÇA - Javier Gas­cón Se­vi­lla

Co­mo en Manchester, pe­ro con los tiem­pos cam­bia­dos, un Ba­rça de dos ca­ras lo­gró es­ta vez en Se­vi­lla una vic­to­ria fun­da­men­tal en la per­se­cu­ción del Ma­drid pa­ra in­ten­tar re­con­quis­tar la Li­ga. Si en el Etihad el equi­po azul­gra­na hi­zo los me­jo­res pri­me­ros 40 mi­nu­tos de la eta­pa Luis En­ri­que (se­gún el pro­pio téc­ni­co) pa­ra aca­bar per­dien­do 3-1, en el Sán­chez Piz­juán com­ple­tó unos ex­tra­or­di­na­rios se­gun­dos 50 mi­nu­tos pa­ra re­mon­tar un 1-0 y ga­nar 1-2 de la mano de un es­tra­tos­fé­ri­co Mes­si, el úni­co que so­lo tie­ne una ca­ra: la bue­na. Los pri­me­ros 40, eso sí, fue­ron ho­rri­bles an­te un gran Se­vi­lla. Un po­co más de re­gu­la­ri­dad no ven­dría mal, pe­ro el triun­fo sir­ve pa­ra se­guir a dos pun­tos del Ma­drid y dis­tan­ciar al Se­vi­lla y al Atlé­ti­co en cua­tro.

De­bi­do a que si­guen sien­do ba­ja por le­sión Pi­qué, Al­ba, Inies­ta, Mat­hieu y Aleix Vidal, Luis En­ri­que re­pi­tió el on­ce del Etihad con una úni­ca va­ria­ción: De­nis Suá­rez por An­dré Go­mes. P are­cía un fon­do de ar­ma­rio pro­fun­do en agos­to, pe­ro en no­viem­bre la plan­ti­lla ya es cor­ta. Sam­pao­li re­cu­pe­ró a Nas­ri, pe­ro no pu­do con­tar con los cen­tra­les Mer­ca­do (san­cio­na­do) y Pa­re­ja (le­sio­na­do), vién­do­se obli­ga­do a una de­fen­sa de cua­tro cuan­do pre­fie­re tres cen­tra­les .

La sa­li­da del Se­vi­lla fue la es­pe­ra­da, pre­sio­nan­do con fe y dis­pa­ran­do dos ve­ces en el pri­mer mi­nu­to por me­dia­ción de Viet­to y Váz­quez. La pri­me­ra con­tra del Ba­rça con­du­ci­da por Mes­si fue for­mi­da­ble y con­clu­yó con una gran oca­sión de Luis Suá­rez que des­ba­ra­tó Ri­co. To­do en dos mi­nu­tos. Apa­sio­nan­te.

Con la mis­ma apues­ta, sa­lir ju­gan­do des­de atrás y pre­sio­nar arri­ba, el Se­vi­lla se adue­ñó del par­ti­do no so­lo por su ma­yor in­ten­si­dad, tam­bién por su mejor co­lo­ca­ción. El Ba­rça es­ta­ba ca­da vez más in­có­mo­do y, pa­ra col­mo, no apro­ve­chó un ba­lón lar­go que per­mi­tió a Luis Suá­rez y Ney­mar plan­tar­se so­los an­te Ri­co. Ni ti­ra­ron. Se hi­cie­ron un lío y la con­tra del Se­vi­lla aca­bó de la peor ma­ne­ra. Ser­gi Ro­ber­to se co­mió un pa­se a su es­pal­da y Vi­to­lo no per­do­nó an­te Ter Ste­gen.

A par­tir de ese mi­nu­to 15 se te­mió lo peor pa­ra un Ba­rça an­cla­do en la se­gun­da par­te de Manchester. Las olea­das se­vi­llis­tas se su­ce­die­ron so­bre el área de Ter Ste­gen, quien tu­vo suer­te de que Sa­ra­bia pe­ca­ra de ge­ne­ro­so con to­do a su fa­vor. Tam­bién Viet­to dis­pa­ró cru­za­do y Vi­to­lo le dio mor­di­da des­de muy cer­ca.

El equi­po de Luis En­ri­que era un ma­no­jo de ner­vios en de­fen­sa y en ata­que no da­ba tres pa­ses se­gui­dos. Se ave­ci­na­ba el des­can­so y ya era bueno el 1-0 co­mo un mal me­nor cuan­do Ney­mar, que no se ha­bía en­te­ra­do de na­da, acer­tó a ver la lle­ga­da de Mes­si, quien ajus­tó su zur­da­zo ra­so al pos­te. El 1-1 era un pre­mio enor­me pa­ra el Ba­rça, que si que­ría ga­nar de­bía me­jo­rar­lo to­do.

Y lo hi­zo. El em­pa­te dio alas al Ba­rça, que tras el des­can­so sí fue el equi­po am­bi­cio­so y de­ci­di­do que tu­vo el ba­lón y creó pe­li­gro. Tam­bién pa­só apu­ros, co­mo en un re­ma­te in­ge­nuo de Nas­ri tras ta­co­na­zo de Viet­to. Pe­ro ya pre­sio­nó con ener­gía, ro­bó más arri­ba y pi­só área li­de­ra­do por un Mes­si des­co­mu­nal. Ri­co evi­tó los go­les de Mes­si y Ra­ki­tic, a va­rias ac­cio­nes li­de­ra­das por el ‘10’ les fal­tó el pa­se fi­nal y el pro­pio Leo, tras un re­ga­te pro­di­gio­so, dis­pa­ró al­to con la de­re­cha. Era el 60’ y el Ba­rça aho­ra me­re­cía ga­nar. Era otro par­ti­do.

Y el 1-2 lle­gó en ese mo­men­to. Lo fa­bri­có Mes­si, im­pre­sio­nan­te en la con­duc­ción, en el re­ga­te y en la asis­ten­cia a Luis Suá­rez, pre­ci­so en su re­ma­te por ba­jo. Lo di­fí­cil es­ta­ba he­cho, pe­ro ha­bía que con­so­li­dar­lo y el Se­vi­lla to­da­vía te­nía fuer­zas. El equi­po de Sam­pao­li vol­vió apre­tar, pe­ro el Ba­rça tam­bién ha­bía cre­ci­do en su con­cen­tra­ción de­fen­si­va y sa­lió vi­vo de va­rias em­bes­ti­das.

El par­ti­do en­tra­ba en el tra­mo fi­nal con un Ba­rça su­pe­rior que no aca­ba­ba de sen­ten­ciar. Luis Suá­rez per­do­nó dos cla­ras oca­sio­nes y N`Zon­zi ca­be­ceó fue­ra por mi­lí­me­tros en una ma­la sa­li­da de Ter Ste­gen. Ha­bía que su­frir. Y así fue has­ta el 93’ por­que Ney­mar fa­lló an­te Ri­co y el Se­vi­lla aca­bó en el área del Ba­rça y pi­dien­do un pe­nal­ti de Um­ti­ti a Ibo­rra que no era

FO­TO: PE­RE PUNTÍ

Luis Suá­rez mar­có así el gol del triun­fo del Ba­rça Re­ci­bió el ba­lón de Mes­si

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.