The Best so­lo hay uno

Lo­gró su gol 500 con el Ba­rça, dio la asis­ten­cia del triun­fo y vol­vió a de­mos­trar que es el mejor del mun­do

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - BARÇA - Ga­briel Sans Bar­ce­lo­na

A po­cos días de la elec­ción del nue­vo pre­mio de la FIFA de­no­mi­na­do The Best y del Ba­lón de Oro de Fran­ce Foot­ball, Leo Mes­si dio otra lec­ción de có­mo cam­biar la di­ná­mi­ca y la orien­ta­ción de un par­ti­do que se ha­bía pues­to cru­do. Anotó el gol del em­pa­te cuan­do el Ba­rça pen­día de un hi­lo y en­tre­gó la asis­ten­cia del tan­to de la vic­to­ria de Luis Suá­rez. Le dio vi­da cuan­do le ur­gía re­ani­ma­ción. En la pre­via, Sam­pao­li ya di­jo que se de­be­rían en­tre­gar dos ga­lar­do­nes al mejor ju­ga­dor del mun­do. Uno siem­pre pa­ra el ar­gen­tino y otro pa­ra cual­quier otro. La dis­tan­cia con el res­to de can­di­da­tos es enor­me.

Fue un par­ti­do clo­na­do del ju­ga­do en Manchester, aun­que en Se­vi­lla el Ba­rça ac­tuó en la pri­me­ra par­te co­mo el City. Si en el Etihad fue Gun­do­gan, en el Piz­juán le to­có a Mes­si res­ca­tar al equi­po. En un con­tra­gol­pe, en una de los po­cos ba­lo­nes en fir­me que ha­bía to­ca­do, eje­cu­tó un chut con el in­te­rior que tum­bó el áni­mo de los se­vi­llis­tas. El gol 500 de azul­gra­na (469 en 545 ofi­cia­les y 31 en 47 amis­to­sos por de­lan­te de los 395 de Al­cán­ta­ra y los 361 de Sa­mi­tier) me­re­cía es­ta épi­ca. Re­sul­tó un an­tes y un des­pués. Em­pu­ja­do por el ‘10’, fue un arre­ba­to azul­gra­na en to­da re­gla. El Se­vi­lla su­fría su de­vas­ta­do­ra vo­ra­ci­dad una vez más. “Es un ex­tra­te­rres­tre”, cla­ma­ba su pre­si­den­te José Cas­tro. Su gol 27 en 29 en­cuen­tros. El equi­po con más he­ri­das, más que el Ma­drid o Atle­ti.

En la se­gun­da par­te, Leo alec­cio­nó de nue­vo al mun­do. Una cla­se maes­tra de li­de­raz­go. No so­lo con­du­jo la con­tra que aca­bó en el 1-2 de Luis Suá­rez sino que tu­vo al­gu­na ac­ción más pa­ra mar­car. Sa­có el ge­nio, tam­bién con el co­le­gia­do Jai­me La­tre, que le mos­tró una ama­ri­lla “por re­tra­sar al po­ner­se su equi­pa­ción (la bo­ta tras un pi­so­tón de N’Zon­zi) pa­ra per­der tiem­po”, se­gún el ac­ta. Era su ter­ce­ra car­tu­li­na en 11 jor­na­das, al­go in­ha­bi­tual por su mo­de­ra­ción. Y que Leo es­té ‘on fi­re’ es ex­ce­len­te. En Mes­ta­lla, en el Piz­juán o en cual­quier si­tio don­de se lo pro­pon­ga

FO­TO: PE­RE PUNTÍ

Ser­gio Ri­co y Leo Mes­si cho­ca­ron las ma­nos des­pués de un ex­ce­len­te, mi­li­mé­tri­co y es­té­ti­co ti­ro que el por­te­ro del Se­vi­lla re­pe­lió con una gran pa­ra­da

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.