Leo tie­ne to­dos los ases de la ba­ra­ja

Ha re­no­va­do Ney­mar, lo ha­rá Suá­rez y en Ma­drid han am­plia­do Ba­le y CR con ci­fras si­de­ra­les. Cuan­do más tar­de el nue­vo con­tra­to, más ca­ro sal­drá

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - PROGRAMACIÓN -

Ney­mar ya ha fir­ma­do el que su en­torno des­cri­bió co­mo el me­jor con­tra­to de la historia del fút­bol y

Luis Suá­rez, en cual­quier mo­men­to, se si­tua­rá al ni­vel de re­tri­bu­ción que se co­rres­pon­da con su ni­vel. Pa­ra­le­la­men­te, en la ace­ra de en­fren­te han am­plia­do Ra­mos, Mo­dric,

Kroos, Ba­le y Cris­tiano Ro­nal­do. To­dos, aun­que unos más que otros, con ci­fras si­de­ra­les que con­fir­man el es­ce­na­rio in­fla­cio­nis­ta que aco­go­ta a los clubs.

A to­do es­to, he­mos sa­bi­do tam­bién que Ni­ke, pa­tro­ci­na­dor del FCB, aca­ba de ce­rrar un con­tra­to vi­ta­li­cio con CR7 que le si­túa -con lí­nea de­por­ti­va pro­pia- al ni­vel del mis­mí­si­mo Michael Jor­dan. Es­ta­mos ha­blan­do de 500 mi­llo­nes ga­ran­ti­za­dos. Por en­ci­ma de Le­Bron

James y do­blan­do a Ke­vin Du­rant, aun­que la es­tre­lla de Gol­den Sta­te Wa­rriors ‘so­lo’ tie­ne, des­de 2014 un compromiso, se­lla­do por diez años.

Y a to­do es­to, Lio­nel Mes­si -que aca­ba en ju­nio de 2018- tan tran­qui­lo. La ca­sua­li­dad o la es­tra­te­gia, quien sa­be, le co­lo­can en po­si­ción de pri­vi­le­gio. Sin ha­cer otra co­sa que ju­gar co­mo siem­pre y es­pe­rar a que le di­gan al­go, Leo es­tá en con­di­cio­nes de se­guir co­lo­ca­do en lo más al­to del es­ca­la­fón sa­la­rial. El bueno. Es de­cir sien­do el pri­me­ro, sa­bien­do co­mo sa­ben los ju­ga­do­res, lo que ga­na la com­pe­ten­cia y lo que ga­na los com­pa­ñe­ros del Bar­ce­lo­na.

Por si fue­ra po­co, Mes­si, el me­jor fut­bo­lis­ta del mun­do ga­ne o de­je de ga­nar el ‘Ba­lón de Oro’, es el icono de Adi­das que es la fir­ma que vis­te al Ma­drid. Leo tie­ne con­tra­to en vi­gor, pe­ro el pre­ce­den­te de Cris­tiano le abre la op­ción de es­tu­diar una ac­tua­li­za­ción de sus in­gre­sos. Que lo ha­ga o no, de­pen­de­rá de él pe­ro es in­du­da­ble que el tiem­po jue­ga a su fa­vor. Tal y co­mo es­tá el mer­ca­do, ca­da día que pa­sa, Mes­si es más ca­ro.

El Ba­rça, sus mo­ti­vos ten­drá, de­ci­dió ha­ce me­ses que Leo mar­ca­se los tiem­pos de la re­no­va­ción y que no la aco­me­te­ría has­ta que Ney, Luis

Suá­rez, Ra­ki­tic y Ter Ste­gen hu­bie­ran ru­bri­ca­do las su­yas. Y lo ha he­cho al­guno y lo ha­rán los otros an­tes de aca­bar el año. Por en­ton­ces, Jorge

Mes­si es­ta­rá en Bar­ce­lo­na. El club es­pe­ra que él di­ga al­go pa­ra em­pe­zar a ha­blar y él, con el tiem­po a fa­vor y el ta­xí­me­tro en mar­cha, lo ló­gi­co es que es­pe­re a que se mue­va el Ba­rça. Igual no se­ría ma­la idea ir a ver­le a Ro­sa­rio en vez de es­pe­rar­le. El tiem­po, nun­ca me­jor di­cho, es oro

FO­TO: PERE PUN­TÍ

Leo Mes­si, eu­fó­ri­co en el Sán­chez Piz­juán El ar­gen­tino es­tá que se sa­le

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.