“ES­PA­ÑA RE­PRE­SEN­TA LA FILOSOFÍA BA­RÇA”

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - FÚTBOL - Fe­rran Mar­tí­nez Barcelona

Des­pués del éxi­to con la sub-21, que se cla­si­fi­ca­ron pa­ra la fa­se fi­nal de un Eu­ro­peo por pri­me­ra vez, us­ted vuel­ve con la se­lec­ción ab­so­lu­ta. Ya ha­bía de­bu­ta­do ha­ce unos años, en sie­te par­ti­dos, pe­ro la idea era no des­es­ta­bi­li­zar la sub-21, pa­ra que es­tu­vié­ra­mos cen­tra­dos en cla­si­fi­car­nos pa­ra el Eu­ro­peo. Aho­ra, co­mo re­co­no­ci­mien­to, se nos ha da­do la opor­tu­ni­dad a un gran nú­me­ro de ju­ga­do­res de ese gru­po en la ab­so­lu­ta. A la lar­ga es­pe­ra­mos cons­truir un fu­tu­ro es­pe­ran­za­dor pa­ra el fút­bol ma­ce­do­nio. Su pri­mer ri­val en su re­torno, Es­pa­ña, su se­gun­da ca­sa. Exac­ta­men­te. Ha si­do un pla­cer vol­ver a tie­rras es­pa­ño­las, una sen­sa­ción muy ho­ga­re­ña. Tu­ve la suer­te de en­tre­nar con al­gu­nos de los ju­ga­do­res es­pa­ño­les cuan­do es­ta­ba en el Ba­rça, pe­ro se­rá la pri­me­ra vez que me en­fren­te a fut­bo­lis­tas de tan­ta ca­li­dad. Es muy ilu­sio­nan­te y es­pe­ro po­der dis­fru­tar mu­chí­si­mo. Se en­con­tra­rá a vie­jos co­no­ci­dos co­mo Bar­tra o Ser­gi Ro­ber­to. ¿Han ha­bla­do an­tes del par­ti­do? Sí, te­nía muy bue­na re­la­ción con ellos, tam­bién con Thia­go. Aún no he po­di­do con­tac­tar­les, aun­que in­ten­ta­ré ha­cer­lo an­tes del par­ti­do. Es una pe­na que no es­tén Inies­ta, Pi­qué o Al­ba, pe­ro se­rá un pla­cer sa­lu­dar a vie­jos ami­gos e in­ter­cam­biar unas palabras. Ca­mi­se­tas no creo, por­que mis com­pa­ñe­ros irán co­mo lo­cos a por ellas. ¿Có­mo lle­ga Ma­ce­do­nia? ¿Es un com­bi­na­do en tran­si­ción ge­ne­ra­cio­nal? So­mos un país pe­que­ño, sin tan­ta va­rie­dad ni can­ti­dad de ju­ga­do­res a se­lec­cio­nar. Y so­bre to­do con unos re­cur­sos de tra­ba­jo muy li­mi­ta­dos. Pe­ro se han to­ma­do res­pon­sa­bi­li­da­des y se ha es­truc­tu­ra­do un pro­yec­to en el que lle­va­mos un par de años tra­ba­jan­do. Ha da­do sus frutos en la sub-21, por ejem­plo, y la afi­ción es­tá ilu­sio­na­da y pi­de que se re­fres­que la ab­so­lu­ta. Aho­ra com­bi­na­mos ju­ven­tud com ve­te­ra­nía, pe­ro pen­san­do más en el fu­tu­ro. ¿Qué fút­bol ofre­ce Ma­ce­do­nia? Nos iden­ti­fi­ca­mos con un fút­bol ofen­si­vo, de ju­gar el ba­lón por el sue­lo, man­te­ner la po­se­sión y or­ga­ni­zar ata­ques con­tro­lan­do el ba­lón. Un es­ti­lo don­de se prio­ri­za la ca­li­dad téc­ni­ca. Más que na­da por­que es el que me­jor en­ca­ja el per­fil de la ma­yo­ría de nues­tros ju­ga­do­res. So­mos fut­bo­lis­tas de po­ca en­ver­ga­du­ra y con ca­li­dad. Pe­ro ob­via­men­te, el ni­vel de las li­gas don­de jue­gan nues­tros ju­ga­do­res no es el de Es­pa­ña, Ita­lia, In­gla­te­rra, etc. So­mos cons­cien­tes que cuan­do ju­ga­mos con­tra gran­des equi­pos, de­be­re­mos ajus­tar­nos y adap­tar­nos un po­co al ri­val. ¿Qué le pa­re­ce Es­pa­ña? Pa­ra mí es la me­jor se­lec­ción del mundo. Por su es­ti­lo, por el fút­bol que pro­po­ne, que ade­más re­pre­sen­ta de una ma­ne­ra muy cla­ra la filosofía del Ba­rça, don­de yo he apren­di­do co­mo fut­bo­lis­ta y me he desa­rro­lla­do. So­lo ten­go palabras de ad­mi­ra­ción y re­co­no­ci­mien­to. Us­ted se for­mó en La Ma­sia y se mar­chó ha­ce ca­si un año al Es­tre­lla Ro­ja de Bel­gra­do. Su pri­me­ra ex­pe­rien­cia co­mo pro­fe­sio­nal des­pués del Ba­rça. Es­toy dis­fru­tan­do mu­chí­si­mo y en­ri­que­cién­do­me. Intento siem­pre sa­car lo po­si­ti­vo de mis ex­pe­rien­cias, in­de­pen­dien­te­men­te de otros as­pec­tos ne­ga­ti­vos: lle­vo ocho me­ses sin co­brar o en­tre­na­mos y ju­ga­mos en unos te­rre­nos de jue­gos ca­tas­tró­fi­cos. ¿Echa de me­nos el Ba­rça? No he te­ni­do de­ma­sia­da nos­tal­gia. Vi­vo en­fa­ti­zan­do el pre­sen­te sin echar la mi­ra­da atrás, con el en­fo­que an­cla­do en el aquí y aho­ra. Sí que te voy a de­cir que los cam­pos del Barcelona y las con­di­cio­nes pa­ra en­tre­nar, me gus­ta­ría te­ner­los en Es­tre­lla Ro­ja. El ries­go de le­sión don­de ju­ga­mos es muy ele­va­do. Ocho me­ses sin co­brar, te­rre­nos de jue­go pau­pé­rri­mos. ¿No se plan­tea cambiar de ai­res? Ya era cons­cien­te de có­mo era la si­tua­ción en los Bal­ca­nes. He co­no­ci­do la ca­ra más amar­ga y co­rrup­ta del fút­bol. No me afec­ta in­ter­na­men­te, pa­ra na­da, pe­ro eso no sig­ni­fi­ca que no me ha­ya plan­tea­do sa­lir. Ve­re­mos qué pa­sa en es­te mer­ca­do de in­vierno. ¿Sigue al Ba­rça des­de Bel­gra­do? Al Ba­rça y al Ba­rça B, que va muy bien, por cier­to. Veo ca­si to­dos los par­ti­dos o si no los si­go por Twit­ter. Tam­bién me in­for­mo de có­mo va el club, de las no­ti­cias que ge­ne­ra. Es­tán a un ni­vel es­pec­ta­cu­lar, so­bre to­do gra­cias al ex­tra­te­rres­tre. El pe­que­ño, Leo Mes­si, es in­des­crip­ti­ble, una lo­cu­ra de fut­bo­lis­ta. Me sor­pren­dió el al­can­ce que tu­vo, in­clu­so fue tra­du­ci­da en pe­rió­di­cos in­ter­na­cio­na­les. Me ale­gró mu­cho re­ci­bir tan­tos men­sa­jes. Uno de los que más me con­mo­vió fue el de una ma­dre de un chi­co de la can­te­ra del Ba­rça. Me ex­pli­có que le­ye­ron la car­ta en fa­mi­lia, en­tre lá­gri­mas in­clu­so. Y que el ni­ño se sin­tió iden­ti­fi­ca­do en re­pre­sen­tar mu­chos de los va­lo­res que ex­pre­sé. Ese men­sa­je me dio mu­cha es­pe­ran­za y ener­gía pa­ra se­guir. Más allá del fút­bol, us­ted es un fut­bo­lis­ta con in­quie­tu­des so­cia­les, cul­tu­ra­les, po­lí­ti­cas e in­te­lec­tua­les. To­do lo que ha­go es con el pro­pó­si­to de apor­tar va­lor al mundo del fút­bol co­mo de­por­te que en­car­na va­lo­res hu­ma­nos ma­ra­vi­llo­sos. La ex­pe­rien­cia en Bel­gra­do en­ca­ja con el pro­pó­si­to de mi vi­da: Uti­li­zar el po­der del fút­bol pa­ra con­tri­buir en la ex­pan­sión de la con­cien­cia y la hu­ma­ni­dad. Es­toy muy fe­liz. Sen­tía que en esas tie­rras hay una gran ne­ce­si­dad de una nue­va con­cien­cia

FO­TO: UEFA.COM

Da­vid Ba­buns­ki Ex del Ba­rça y ac­tual ju­ga­dor del Es­tre­lla Ro­ja El día que de­jó el Ba­rça lo hi­zo con una emo­ti­va car­ta de des­pe­di­da que se vi­ra­li­zó en las re­des so­cia­les. ¿Le sor­pren­dió lo que se ge­ne­ró?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.