PRE­SIÓN AL LÍ­DER

Ter­ce­ra po­le con­se­cu­ti­va de Ha­mil­ton pa­ra se­guir mi­nan­do la mo­ral de Ros­berg, que sal­drá se­gun­do Alonso com­ple­tó una ca­li­fi­ca­ción per­fec­ta y par­ti­rá 10º; Sainz arran­ca­rá 15º por la po­ca po­ten­cia del STR 11

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - MOTOR -

Si al­go ha mar­ca­do la re­la­ción en­tre Ha­mil­ton y Ros­berg co­mo com­pa­ñe­ros de equi­po en Mercedes en los úl­ti­mos años ha si­do la ba­ta­lla psi­co­ló­gi­ca que se ha da­do en­tre am­bos pi­lo­tos y que siem­pre ha te­ni­do un mis­mo ven­ce­dor: Le­wis Ha­mil­ton. Ros­berg se ha man­te­ni­do a la som­bra del in­glés en las dos úl­ti­mas cam­pa­ñas, mi­ran­do con re­ce­lo los triun­fos del bri­tá­ni­co y an­he­lan­do que el des­tino, uni­do a un cam­bio cla­ro de men­ta­li­dad le die­ra la opor­tu­ni­dad que en es­te Gran pre­mio de Bra­sil tiene pa­ra po­der ga­nar el cam­peo­na­to. El sue­ño del ger­mano po­dría cum­plir­se con un triun­fo en In­ter­la­gos, al­go que Ha­mil­ton se ha pro­pues­to im­pe­dir con to­das sus fuer­zas en el tra­za­do bra­si­le­ño, el mis­mo cir­cui­to en el que ga­nó su pri­mer Mun­dial en 2008 de for­ma sor­pren­den­te. Es por ello que el in­glés opta por la fór­mu­la que tan­tas ve­ces le ha fun­cio­na­do con Ros­berg, aca­ban­do po­co a po­co, vuel­ta a vuel­ta, con la mo­ral de su com­pa­ñe­ro con una cons­tan­cia y ve­lo­ci­dad dig­nas de cam­peón.

El vi­gen­te cam­peón del mun­do vol­vió a des­tro­zar el sue­ño del ger­mano con otro gol­pe psi­co­ló­gi­co des­pués de que Ros­berg se hi­cie­ra ilu­sio­nes mar­can­do el me­jor tiem­po en la FP3. Ha­mil­ton se im­pu­so en ca­li­fi­ca­ción con una úl­ti­ma vuel­ta es­pec­ta­cu­lar. Pe­se a que el ac­tual lí­der del Mun­dial fue más rá­pi­do en el pri­mer sec­tor, el ‘44’ dio una cla­se ma­gis­tral en el se­gun­do, el más téc­ni­co, y ex­pri­mió al má­xi­mo su pro­pul­sor y la trac­ción de su mo­no­pla­za pa­ra su­pe­rar a su com­pa­ñe­ro por una dé­ci­ma.

Alonso vuel­ve a ha­cer ma­gia

Fer­nan­do Alonso vol­vió a de­mos­trar el mo­ti­vo por el que gran par­te del pad­dock le con­si­de­ra co­mo uno de los me­jo­res pi­lo­tos de la pa­rri­lla. Des­pués de rea­li­zar una ca­li­fi­ca­ción dig­na de ci­ru­jano en Mé­xi­co, en In­ter­la­gos, el es­pa­ñol obró un nue­vo ‘mi­la­gro’ con su McLa­ren pa­ra sa­lir dé­ci­mo. La vuel­ta lo­gra­da por el ove­ten­se se ele­va a ges­ta si la com­pa­ra­mos con el me­jor tiem­po de su com­pa­ñe­ro Jen­son But­ton, in­ca­paz de en­trar en la Q2, que­dán­do­se a más de me­dio se­gun­do de di­fe­ren­cia de Alonso en di­cha se­sión y a un se­gun­do del tiem­po lo­gra­do del ove­ten­se en Q3. El bi­cam­peón pu­do in­clu­so su­pe­rar a clien­tes Mercedes co­mo Wi­lliams (gran de­cep­ción). Peor fue pa­ra Car­los Sainz, que sal­drá 15º por la fal­ta de po­ten­cia del mo­tor Fe­ra­rri de 2015 sin evo­lu­cio­nar de su STR 11. Al ma­dri­le­ño le que­da só­lo es­pe­rar la apa­ri­ción de la llu­via, que Alonso tam­bién in­vo­ca pa­ra po­der ce­rrar el GP con otra proeza

FO­TO: EFE

Le­wis Ha­mil­ton lo­gró en el GP de Bra­sil la po­le nú­me­ro 60 de su ca­rre­ra en la F1, y se que­da a tan solo cin­co de su ído­lo Ayr­ton Sen­na y a ocho del gran Mi­chael Schu­ma­cher

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.