No dis­pa­rar al rui­se­ñor

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - BARÇA - Lluís FOIX @ll­foix

La pro­yec­ción mun­dial del Ba­rça es muy po­ten­te. Nun­ca lo ha­bía si­do tan­to. Por sus tí­tu­los, por su in­con­fun­di­ble al­ta ca­li­dad de jue­go y por la ge­nia­li­dad de Leo Mes­si . El in­tan­gi­ble de la mar­ca Mes­si no se pue­de cal­cu­lar. So­bre to­do emo­cio­nal­men­te. He vis­to la ca­mi­se­ta azul­gra­na con el nú­me­ro 10 a la es­pal­da en mu­chos ni­ños en Áfri­ca y en La­ti­noa­mé­ri­ca. Otra co­sa es el im­pac­to eco­nó­mi­co y mer­can­til que la Jun­ta de­be­ría ad­mi­nis­trar con más in­te­li­gen­cia sa­bien­do que hay spon­sors que pue­den sig­ni­fi­car más di­ne­ro pe­ro que res­tan pun­tos a la re­fe­ren­cia hu­ma­nis­ta de un gran club. La geo­po­lí­ti­ca no pue­de ser aje­na en las de­ci­sio­nes de más ca­la­do del Ba­rça. Mes­si es el aban­de­ra­do y Ney­mar es el que le si­gue. Tam­bién Suá­rez, Inies­ta, Pi­qué, Bus­quets y el res­to del equi­po. Es­ta con­jun­ción de es­tre­llas es lo que no ven los ai­ra­dos ar­gen­ti­nos an­te el pre­ca­rio ren­di­mien­to de la se­lec­ción al­bi­ce­les­te. No en­tien­den que Mes­si es Mes­si por­que de­trás ha te­ni­do a

Ryk­jaard, Guardiola, Vi­la­no­va y

Luis En­ri­que. Un equi­po y una fi­lo­so­fía de jue­go. ¿Por qué Mes­si no es el mejor en los cam­peo­na­tos en los que par­ti­ci­pa la se­lec­ción ar­gen­ti­na? Por­que los que jue­gan con él no es­tán a su al­tu­ra y por­que en­tien­do que las crí­ti­cas que se ce­ban en su con­tra des­pués de ca­da de­rro­ta no son jus­tas. Mes­si ha lle­ga­do has­ta aquí por la bue­na sin­to­nía que ha en­con­tra­do en Bar­ce­lo­na, en el ves­tua­rio, en la afi­ción y en el re­co­no­ci­mien­to pe­rio­dís­ti­co a su la­bor. Ca­da vez que via­ja a Bue­nos Ai­res le re­ci­ben co­mo sal­va­dor sin po­ner a su al­re­de­dor lo que ne­ce­si­ta. Em­pe­zan­do por los en­tre­na­do­res, la pren­sa y las his­té­ri­cas ra­dios y te­le­vi­sio­nes des­pués de una de­rro­ta. A Mes­si le gus­ta ga­nar. En to­do, has­ta a las car­tas. No ex­hi­be la arro­gan­cia de

Ro­nal­do. El he­cho que via­ja­ra a bor­do del avión pri­va­do de Ney­mar, acom­pa­ña­do tam­bién por

Mas­che­rano, dos días an­tes del Bra­sil-Ar­gen­ti­na, in­di­ca has­ta qué pun­to el buen ro­llo es una se­ñal de iden­ti­dad de es­te Ba­rça de pro­yec­ción uni­ver­sal. Dis­pa­rar al rui­se­ñor, no es un cri­men, es un error

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.