‘The Spe­cial two’

Ma­ta y Sil­va se re­va­lo­ri­zan

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - FÚTBOL - Cris­ti­na Cu­be­ro

Juan Ma­ta es el ter­cer fut­bo­lis­ta más uti­li­za­do por Jose Mou­rin­ho en el Uni­ted, só­lo por de­trás de Da­vid de Gea y Zla­tan Ibrahi­mo­vic. La lle­ga­da del por­tu­gués a Manchester pa­re­cía con­de­na­ría a Ma­ta al os­tra­cis­mo des­pués de una pri­me­ra ex­pe­rien­cia en el Chel­sea po­co alen­ta­do­ra, pe­ro la ma­du­rez de Ma­ta, tam­bién la de ‘The Spe­cial One’ han con­ver­ti­do al es­pa­ñol en un fut­bo­lis­ta tan im­pres­cin­di­ble co­mo pre­cia­do. Mou­rin­ho jus­ti­fi­ca la im­por­tan­cia de Ma­ta ex­pli­can­do que ha en­con­tra­do “su há­bi­tat na­tu­ral en el equi­po”, tie­ne que ver con la in­te­li­gen­cia del as­tu­riano (na­ci­do en Bur­gos) y con su ca­pa­ci­dad de en­ten­der el fút­bol in­glés sin per­der sus orí­ge­nes.

Da­vid Sil­va ya era un ído­lo en el City an­tes de que lle­ga­se Pep Guardiola pe­ro el téc­ni­co de Santpe­dor ha en­tre­ga­do a Sil­va no só­lo el ba­lón tam­bién el ape­lli­do de ‘es­tre­lla’. Sil­va es pa­ra Guardiola lo que era Inies­ta en su Ba­rça. Cuan­do Sil­va to­ca el ba­lón tie­ne la li­ber­tad pa­ra dar­le rien­da suel­ta a su ima­gi­na­ción, pue­de ser el ni­ño que co­rría por las pla­yas ca­na­rias re­ga­tean­do a su som­bra. Eso sí, cuan­do el equi­po pier­de el ba­lón se pe­lea con el mun­do con una in­ten­si­dad fru­to del agra­de­ci­mien­to ha­cia Pep.

Ma­ta lle­gó a la Pre­mier en el 2011, del Va­len­cia al Chel­sea. En Lon­dres apren­dió a amar la for­ma de vi­vir el fút­bol en In­gla­te­rra, el res­pe­to ha­cia los fut­bo­lis­tas, el or­gu­llo que sien­ten los afi­cio­na­dos por sus clu­bes, va­lo­ra la es­truc­tu­ra, has­ta que des­de la pri­me­ra jor­na­da sa­bes per­fec­ta­men­te cuan­do y don­de ju­ga­rás to­do el año. En el 2014 cam­bió la cos­mo­po­li­ta Lon­dres por un Manchester más tran­qui­la pe­ro don­de pue­de ser cul­ti­van­do su afi­ción por la lec­tu­ra – en Was­ters­to­ne pue­de com­prar ya la bio­gra­fía de Clau­dio Ra­nie­ri, la úl­ti­ma gran obra de de­por­tes- y por la bue­na mú­si­ca, con el maes­tro Gaiz­ka Men­die­ta siem­pre dis­pues­to a des­cu­brir un nue­vo gru­po. An­te In­gla­te­rra, es­pe­ra sa­car la ma­gia de sus bo­tas pa­ra guiar a la Ro­ja.

Da­vid Sil­va de­ci­dió que el City se­ría su vi­da, qui­zá fue al úni­co al que no le sor­pren­dió que Noel Ga­llag­her con­fe­sa­ra en el pro­gra­ma MIB Show del Ca­nal NBC Sports que “de­ja­ría que Sil­va man­tu­vie­ra re­la­cio­nes se­xua­les con mi mu­jer”. Unas de­cla­ra­cio­nes que se con­vir­tie­ron en Tren­ding To­pic en Gran Bre­ta­ña pe­ro que ha­blan de la de­vo­ción de los her­ma­nos Ga­llag­her por el City. Oa­sis y el Etihad Sta­dum han mar­ca­do la vi­da de los Ga­llag­her.

Cu­rio­sa si­tua­ción, Mou y Pep for­man­do tán­dem pa­ra la Ro­ja de Lo­pe­te­gui

Mou­rin­ho es­tá fe­liz por­que el as­tu­riano ha en­con­tra­do su há­bi­tat na­tu­ral Noel Ga­llag­her has­ta de­ja­ría que Sil­va man­tu­vie­ra re­la­cio­nes se­xua­les con su mu­jer

FO­TOS: EFE

Juan Ma­ta y Da­vid Sil­va Im­pres­cin­di­bles en el Uni­ted y City, res­pec­ti­va­men­te

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.