Par­ti­do de pres­ti­gio en Wem­bley pa­ra la Ro­ja

La se­lec­ción es­pa­ño­la só­lo ha co­se­cha­do un triun­fo en sus sie­te vi­si­tas al tem­plo del fút­bol in­glés

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - PORTADA - Juan­fran Moreno

Lo­pe­te­gui ali­nea­rá una de­fen­sa iné­di­ta con Rei­na de por­te­ro y Ser­gi Ro­ber­to de la­te­ral

Wem­bley es uno de aque­llos tem­plos fut­bo­lís­ti­cos que só­lo al pro­nun­ciar su nom­bre des­pier­tan un au­ra mís­ti­co im­po­nen­te. Po­cos es­ta­dios res­pi­ran tan­ta his­to­ria. Des­de 2007 tie­ne un as­pec­to más con­tem­po­rá­neo, sin em­bar­go, si­gue man­te­nien­do la mis­ma esen­cia que te­nía en 1923, año de su cons­truc­ción. Los cin­co años que pa­só inac­ti­vo de­bi­do a su re­mo­de­la­ción, de 2002 a 2007, se hi­cie­ron eter­nos. El fút­bol lo año­ra­ba.

Hoy, Es­pa­ña jue­ga en es­te mí­ti­co es­ta­dio. No es la pri­me­ra vez. El es­treno de la Ro­ja en Wem­bley fue el 30 de no­viem­bre de 1955. No tu­vo un fi­nal fe­liz. In­gla­te­rra le en­do­só un ro­tun­do 4-1. At­yeo (10’), Perry (11’ y 61’) y Fin­ney (49’) lo­gra­ron los tan­tos in­gle­ses. Arie­ta en el 78’ fue el pri­mer es­pa­ñol que tu­vo el ho­nor de mar­car en Wem­bley. Su tan­to sir­vió pa­ra ma­qui­llar la go­lea­da.

Triun­fo por Qui­ni

El 26 de oc­tu­bre de 1960 hu­bo otro triun­fo in­glés (4-2) en Wem­bley en un amis­to­so sin otro co­lor que el lo­cal, desen­la­ce que se re­pe­ti­ría el 24 de ma­yo de 1967, aun­que con me­nor cru­de­za (2-0), y tam­bién el 3 de abril de 1968 (1-0), siem­pre en el mar­co de sen­dos amis­to­sos.

No ga­nó Es­pa­ña en el co­li­seo lon­di­nen­se has­ta el 25 de mar­zo de 1981, cuan­do se im­pu­so con go­les de Za­mo­ra y Sa­trus­te­gui. Sin em­bar­go, aquel día se re­cuer­da por al­go más que por lo de­por­ti­vo. En­ri­que Cas­tro, ‘Qui­ni’, fue li­be­ra­do de su se­cues­tro tras 25 días de cau­ción. ti­ve­rio. El fut­bo­lis­ta del Bar­ce­lo­na, por aquel en­ton­ces, fue sol­ta­do en Zaragoza. La no­ti­cia co­rrió co­mo la pól­vo­ra y lle­gó al ves­tua­rio de la se­lec­ción en el des­can­so, he­cho que en­va­len­to­nó a los fut­bo­lis­tas es­pa­ño­les. Te­nían cla­ro que de­bían ga­nar por su com­pa­ñe­ro.

Sin du­da, la Eu­ro­co­pa de 1996 es el peor re­cuer­do que guar­da Es­pa­ña de Wem­bley. Aque­lla se­lec­ción es­ta­ba en cuar­tos y sus as­pi­ra­cio­nes por ha­cer­se con el ce­tro eu­ro­peo eran reales. Sin em­bar­go, In­gla­te­rra apeó (22 de ju­nio de 1996) al com­bi­na­do na­cio­nal en la tan­da de pe­nal­tis. Hie­rro y Na­dal erra­ron, es­cri­bien­do una de las múl­ti­ples pá­gi­nas ne­gras de la se­lec- A aque­lla In­gla­te­rra de Gas­coig­ne y Shea­rer le son­rió la for­tu­na.

Inol­vi­da­ble pa­ra Ca­si­llas

El 12 de no­viem­bre de 2011, Ca­si­llas es­ta­ba de en­ho­ra­bue­na. El ex por­te­ro del Real Ma­drid cum­plía 129 par­ti­dos co­mo in­ter­na­cio­nal ab­so­lu­to, ci­fra que le per­mi­tía igua­lar a Zu­bi­za­rre­ta co­mo ju­ga­dor de la se­lec­ción es­pa­ño­la con más par­ti­dos en sus bo­tas. Sin em­bar­go, Lam­pard se en­car­gó de ti­rar por tie­rra la opor­tu­ni­dad de ce­le­brar ese hi­to con vic­to­ria en Wem­bley. Es­pa­ña do­mi­nó y ex­pu­so ese fút­bol ofen­si­vo y de po­se­sión que en­can­di­la­ba al vie­jo con­ti­nen­te. Pe­ro ga­nó In­gla­te­rra con un gol a ba­lón pa­ra­do.

El 7 de fe­bre­ro de 2007, Wem­bley se pre­pa­ra­ba pa­ra vi­vir su re­es­treno. An­te ese he­cho, Old Traf­ford fue el es­ta­dio es­co­gi­do pa­ra al­ber­gar el en­cuen­tro que en­fren­ta­ba a Es­pa­ña e In­gla­te­rra en un par­ti­do amis­to­so. Las du­das ro­dea­ban a aque­lla se­lec­ción que po­co an­tes ha­bía caí­do de­rro­ta­da an­te Ir­lan­da del Nor­te, Sue­cia o Ru­ma­nia. Sin em­bar­go, Inies­ta, hé­roe es­pa­ñol pa­ra la eter­ni­dad, anotó un gol de be­lla fac­tu­ra en el 51’ que va­lió la vic­to­ria.

Lo­pe­te­gui, el es­pal­da­ra­zo

Tras 35 años sin ga­nar en Wem­bley, Es­pa­ña que­rrá vol­ver a ha­cer­lo. Es­ta se­lec­ción ha ro­to re­gis­tros con una fa­ci­li­dad abru­ma­do­ra. El de ga­nar en el mo­nu­men­to ba­lom­pé­di­co más im­por­tan­te del vie­jo con­ti­nen­te tras 35 años sin ha­cer­lo es otro de los hi­tos que quie­re al­can­zar.

En pleno pro­ce­so de re­no­va­ción y de la mano de Ju­len Lo­pe­te­gui, ga­nar en sue­lo in­glés sig­ni­fi­ca­ría una gran in­yec­ción de mo­ral pa­ra un com­bi­na­do que quie­re acos­tum­brar­se de nue­vo a rei­nar en el fút­bol mun­dial. Y na­da mejor que ha­cer­lo, de la mano de una nue­va ca­ma­da de fi­gu­ras, en un es­ce­na­rio que res­pi­ra fút­bol por sus cua­tro rin­co­nes

La úni­ca vic­to­ria, el 25 de mar­zo de 1981, coin­ci­dió con el fin del se­cues­tro de Qui­ni En 1996 Es­pa­ña em­pa­tó en la Eu­ro­co­pa, pe­ro que­dó KO en los pe­nal­tis

FO­TO: GETTY

La pri­me­ra vic­to­ria en 1981 Za­mo­ra y Sa­trus­te­gui fue­ron los au­to­res de los tan­tos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.