“NO SA­BÍA QUE ERA DEL ATLE­TI HAS­TA QUE ME PU­SE ES­TA CA­MI­SE­TA”

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - FÚTBOL - Che­ma G. Fuen­te / J. A. Sirvent

Juan Fran­cis­co To­rres Be­lén (Cre­vi­llen­te, Alicante, 1985) es un ti­po “po­si­ti­vo” y “op­ti­mis­ta”. Pe­ro no de esos que pien­san que las co­sas pa­san por al­gún de­sig­nio di­vino, sino de esos que creen que la suer­te hay que tra­ba­jar­la. Y él tra­ba­ja co­mo si no hu­bie­se ma­ña­na. Dos días des­pués de fa­llar el pe­nal­ti de Mi­lán le en­vió un SMS a un ami­go ín­ti­mo: “Es­ta­re­mos en otra fi­nal de Cham­pions y la ga­na­re­mos”. Y en ello tra­ba­ja él. En ello tra­ba­ja el equi­po. Al­guno qui­so des­car­gar en él la frus­tra­ción, pe­ro Juan­fran se ha­bía ga­na­do, con su es­fuer­zo, pro­fe­sio­na­li­dad y en­tre­ga, un ca­ri­ño a prue­ba de pa­los por par­te de los hin­chas ro­ji­blan­cos. Del Atlé­ti­co tam­bién se ha­ce, no só­lo se na­ce, la prue­ba es el la­te­ral de­re­cho, más atlé­ti­co que mu­chos atlé­ti­cos. Si al­go ha apren­di­do des­de que se pu­so la ‘ro­ji­blan­ca’ es que es­te club es tan im­por­tan­te en la vi­da de mu­cha gen­te que “hay que de­jar­se la vi­da” y que la glo­ria se con­si­gue lu­chan­do. Otra vez el Real Ma­drid. Otra vez el Ma­drid. Es un par­ti­do emo­cio­nan­te, lleno de sen­ti­mien­tos, de ilu­sión. Nues­tro úl­ti­mo der­bi en el Cal­de­rón con­tra un gran equi­po, con la ri­va­li­dad que te­ne­mos por his­to­ria au­men­ta­da es­tos años. Só­lo pen­sa­mos en ga­nar, lo de­sea­mos. El úl­ti­mo pre­ce­den­te, Mi­lán. Es al­go com­ple­ta­men­te di­fe­ren­te, es un par­ti­do de li­ga don­de no­so­tros que­re­mos ga­nar pa­ra no des­en­gan­char­nos de la ca­be­za de arri­ba. El Atlé­ti­co tie­ne que es­tar arri­ba. Des­pués de es­tos dos úl­ti­mos tro­pie­zos que tu­vi­mos que­re­mos ga­nar an­te un equi­po gran­de co­mo el Real Ma­drid. Las sen­sa­cio­nes des­pués de ga­nar se­rán di­fe­ren­tes de las que tu­vi­mos tras Anoe­ta. Es­tá con­ven­ci­do de que ga­nan. A ve­ces pe­co un po­co de op­ti­mis­ta, de po­si­ti­vo. Pe­ro me gus­ta ser así, trans­mi­tír­se­lo a mis com­pa­ñe­ros, que lo no­ten. Pe­ro no por­que sea el úl­ti­mo der­bi en el Cal­de­rón, ni por­que sea el Real Ma­drid el ri­val, ni por­que ju­gue­mos en ca­sa, por­que ten­ga­mos más ilu­sión que ellos o ga­nas sig­ni­fi­ca que va­ya­mos a ga­nar au­to­má­ti­ca­men­te. Lue­go es­tá el par­ti­do den­tro del cam­po que es don­de te­ne­mos que ha­cer nues­tro tra­ba­jo. Es­ta­mos pre­pa­ran­do el par­ti­do con el mis­ter y creo que no hay na­die que los pre­pa­re me­jor que Si­meo­ne. Si se­gui­mos el ca­mino que nos mar­ca se­gu­ro que las co­sas sal­drán bien con in­de­pen­den­cia de lo sin­ta­mos. Se pue­de ha­blar pe­ro las pa­la­bras se las lle­va el vien­to. Lo que im­por­ta es que ha­ga­mos en el cam­po. ¿Qué Atlé­ti­co es­pe­ra­mos? ¿El de Se­vi­lla? ¿El del Ba­yern? A mí me gus­ta ha­cer una pri­me­ra lec­tu­ra en di­ciem­bre y lue­go otra cuan­do ter­mi­na el año. Que no em­pe­za­mos bien con dos em­pa­tes es­tá cla­rí­si­mo y de ha­ber­los ga­na­do es­ta­ría­mos me­jor en la ta­bla y no se ve­ría tan gra­ve ha­ber per­di­do en San Sebastián y Se­vi­lla. La Real y el Se­vi­lla nos plan­tea­ron dos par­ti­dos muy com­pe­ti­dos, que se de­ci­die­ron por de­ta­lles. La exi­gen­cia que te­ne­mos y el lis­tón que nos hemos pues­to es ma­yor y tie­ne que ver con lo que hemos con­se­gui­do es­tos años. Cuan­to más po­ten­te sea el ri­val y más com­pe­ti­do es­té un par­ti­do, más con­cen­tra­dos y lú­ci­dos de­be­mos es­tar. El equi­po es­tá bien, fuer­te. Hemos en­ca­ja­do muy po­cos go­les, hemos mar­ca­do mu­chos. El equi­po va a dar mu­cho más de sí y eso só­lo quie­re de­cir que es­ta­re­mos me­jor cuan­do va­ya avan­zan­do el cur­so. Es de­cir que no hay du­das de que el pa­pel del Atlé­ti­co es es­tar a la par de Ba­rça y Real Ma­drid. Nos hemos ga­na­do que nos exi­jan lo mis­mo que al Ba­rça y el Real Ma­drid, con nues­tras ga­nas, am­bi­ción, jue­go... Es po­si­ti­vo pa­ra no­so­tros. Esos ‘pe­ros’ es­tán más fue­ra que den­tro del ves­tua­rio. So­mos un equi­po ga­na­dor 100% y per­der un so­lo par­ti­do nos due­le mu­chí­si­mo. Es nor­mal que los ‘pe­ros’ nos ven­gan de fue­ra pe­ro no tras­pa­san. Ha­ce unos años, un par­ti­do per­di­do era una de­rro­ta más pe­ro nos hemos con­ver­ti­do a un equi­po al que se le exi­ge ga­nar to­dos los par­ti­dos. Nos gus­ta y con­vi­vi­mos con ello. ¿En lo per­so­nal? In­ten­to re­se­tear, pe­ro es im­po­si­ble por­que to­dos tie­nen en la ca­be­za la fi­nal de Mi­lán, pe­ro es al­go que me ha ayu­da­do a cre­cer. Al­guno lo ha ma­lin­ter­pre­ta­do, no es que no me do­lie­se. Al que más le do­lió en el al­ma y en el co­ra­zón por lo que pa­só es a mí, pe­ro me ha he­cho más fuer­te. Ca­da año es­toy me­jor por­que só­lo pien­so en me­jo­rar, que el mis­ter vea en mí al me­jor la­te­ral del mun­do. Tan­tas co­sas y tan­tos pe­que­ños de­ta­lles en un de­por­te co­lec­ti­vo y

to­do se cen­tra en us­ted.

Es nor­mal, lo asu­mo. Lle­vo mu­chos años en es­to. Sé que a ve­ces eres pro­ta­go­nis­ta pa­ra bien y otras no. Mi for­ta­le­za y la de es­te equi­po es­tá por en­ci­ma de mo­men­tos no tan bue­nos co­mo ése. La gen­te re­cuer­da los mo­men­tos ma­los pe­ro es­te equi­po es­tá pla­ga­do de bue­nos mo­men­tos. No­so­tros pen­sa­mos más en to­do lo bueno que hemos he­cho por eso es tan fuer­te es­te equi­po. ¿Ve más ca­ri­ño aho­ra? Con­for­me han ido pa­san­do los años el ca­ri­ño de la gen­te ha au­men­ta­do. Va­lo­ro mu­chí­si­mo có­mo me tra­ta el

afi­cio­na­do, en par­ti­cu­lar el del Atle­ti, que me quie­re. Só­lo ten­go pa­la­bras de agra­de­ci­mien­to. Yo les quie­ro mu­cho. Es un sen­ti­mien­to es­pe­cial que he ido co­gien­do. El Atlé­ti­co es mi ca­sa, vi­vo por y pa­ra el Atlé­ti­co. Pa­ra tra­ba­jar, pa­ra sa­cri­fi­car­me. Só­lo pien­so en in­ten­tar ser de los me­jo­res en el en­treno, que vean que ten­go ilu­sión. Me gus­ta trans­mi­tir­lo por­que pue­de ser­vir. Ca­da ju­ga­dor del Atlé­ti­co de­be mo­rir por de­fen­der es­ta ca­mi­se­ta. ¿Juan­fran es atlé­ti­co?

Se pue­de na­cer del Atlé­ti­co, pe­ro uno tam­bién se pue­de ha­cer del Atlé­ti­co. Siem­pre di­go que una vez el Ni­ño di­jo

que ca­si to­do el mun­do es del Atlé­ti­co pe­ro al­gu­nos no lo sa­ben. Yo no lo sa­bía has­ta que me pu­se es­ta ca­mi­se­ta, cuan­do me dí cuen­ta de lo im­por­tan­te que era es­te club, de la afi­ción tan in­creí­ble que tie­ne... Só­lo te­nía una co­sa en la ca­be­za, ser im­por­tan­te aquí. Mi in­ten­ción no era que la gen­te se ol­vi­da­se de mi pa­sa­do por­que yo no re­nie­go de él, pe­ro sí que soy uno más, un atlé­ti­co más. Hay un sen­ti­mien­to muy es­pe­cial de la gen­te con es­te equi­po, con el en­tre­na­dor, con­mi­go... Po­de­mos ga­nar o per­der pe­ro si es lo se­gun­do es dán­do­lo to­do y eso la afi­ción del Atlé­ti­co lo va­lo­ra. El Cal­de­rón can­ta que es­tá or­gu­llo­so de sus ju­ga­do­res. ¿Es el Atlé­ti­co más ‘real’?

El Real Ma­drid lle­va su vi­da de una for­ma y no­so­tros de otra. Los más ca­pa­ci­ta­dos pa­ra ha­blar del Atlé­ti­co son To­rres, Ga­bi, Ko­ke... que han sufrido lo ma­lo y que han dis­fru­ta­do lo bueno des­de pe­que­ños. Si al­go te­ne­mos es que sa­be­mos su­frir más que los de­más, ha­ce­mos es­to nues­tro más que el res­to, lo sen­ti­mos más. Si ga­na­mos o si per­de­mos. Cuan­do se ve ju­gar al Atlé­ti­co se no­ta que es un equi­po es­pe­cial, es pu­ro sen­ti­mien­to. ¿Úl­ti­mo der­bi del Cho­lo?

Al­gún día no es­ta­rá Si­meo­ne, ni Ga­bi, ni Ko­ke, ni To­rres, ni yo... pe­ro ven­drán otros que lo in­ten­ta­rán ha­cer con más ga­nas, co­ra­zón... El mun­do no se pa­ra. El Atlé­ti­co es­tá por en­ci­ma de cual­quier en­tre­na­dor o ju­ga­dor, pe­ro es­tá cla­ro que es­tos años han si­do tan es­pe­cia­les a to­dos los ni­ve­les que ver­te sin es­tos ju­ga­do­res o el mís­ter, se ha­ría ex­tra­ño. Al afi­cio­na­do le pa­re­ce­ría que fal­ta al­go, pe­ro el hin­cha no se de­be preo­cu­par. El es­cu­do es­tá por en­ci­ma de to­dos no­so­tros. Que aho­ra es­tén tran­qui­los por­que es­ta­mos no­so­tros y lo va­mos a dar to­do pa­ra que el Atlé­ti­co sea gran­de. Y el Atlé­ti­co se tie­ne que sen­tir tran­qui­lo y or­gu­llo­so por­que aho­ra tie­ne el me­jor en­tre­na­dor del mun­do. Va­mos a se­guir es­tan­do en­tre los me­jo­res, sino el me­jor. ¿Se pue­de pen­sar en un Atlé­ti­co tan com­pe­ti­ti­vo tras Si­meo­ne?

Sí, por­que hay mu­chos jó­ve­nes Saúl, Ko­ke... que trans­mi­ten el pre­sen­te pe­ro tam­bién el fu­tu­ro del Atlé­ti­co. Los que es­ta­mos aho­ra que­re­mos in­cul­car a los que vie­nen los va­lo­res, lo im­por­tan­te que es ves­tir es­ta ca­mi­se­ta. Va­mos a de­jar hue­lla en la gen­te que ven­ga. Cuan­do fal­ten es­tos ju­ga­do­res y es­te téc­ni­co, el Atlé­ti­co se­gui­rá sien­do el más gran­de

FOTO: J.A.SIRVENT :

Juan­fran To­rres se­rá uno de los ju­ga­do­res im­por­tan­tes en el der­bi. El ali­can­tino se de­cla­ra “un atlé­ti­co más” y es­pe­ra un triun­fo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.