“LOS JU­GA­DO­RES, PRO­TA­GO­NIS­TAS”

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - FÚTBOL - Fran­cesc Agui­lar Zú­rich

¿Se ha en­con­tra­do una FIFA peor o me­jor de lo que se te­mía? No es que me es­pe­ra­ra na­da en par­ti­cu­lar. Lle­gué con el áni­mo de tra­ba­jar y, so­bre to­do , de de­vol­ver al fút­bol al pues­to de gran pro­ta­go­nis­ta que me­re­ce en el seno de la FIFA. Pe­ro, soy sin­ce­ro, no es po­si­ble de sa­li­da pres­cin­dir del pa­sa­do. Es­ta ahí, to­do lo bueno y ma­lo que ha su­ce­di­do en los úl­ti­mos tiem­pos. Sino no hu­bie­ran exis­ti­do elec­cio­nes ni yo es­ta­ría aquí. Se­gu­ro. Lo que hay que ha­cer es apren­der de los erro­res pa­sa­dos y no re­pe­tir­lo. Es lo que es­ta­mos ha­cien­do, re­no­van­do to­do. ¿Tan mal es­ta­ba la FIFA? La FIFA es una or­ga­ni­za­ción muy im­por­tan­te que de­be ocu­par­se del fút­bol. Por eso de­be re­di­rec­cio­nar su es­fuer­zo y cen­trar­se en el ba­lón. Lue­go de­be ha­cer su tra­ba­jo de una for­ma se­ria y ho­nes­ta. Eso es­tá fue­ra de to­da dis­cu­sión. Se de­be ha­cer y pun­to. Pe­ro que­da ca­mino por de­lan­te… Sí, cla­ro, has­ta que no de­mos­tre­mos a to­dos y nos crean que es­ta es una nue­va FIFA, se­gui­rán las du­das. Es nues­tro desafío. ¿Ha ha­bla­do us­ted des­de que sa­lió ele­gi­do pre­si­den­te con Jo­seph Blat­ter, su an­te­ce­sor? Sí, ya era pre­si­den­te. Ha­bla­mos de to­do en ge­ne­ral, me fe­li­ci­tó por la elec­ción. Nun­ca he te­ni­do ma­las re­la­cio­nes con él y con na­die en el mun­do del fút­bol. ¿Tam­po­co con Mi­chel Pla­ti­ni, su ex pre­si­den­te de la UEFA y ex can­di­da­to a la pre­si­den­cia de la FIFA? No, con Mi­chel, to­da­vía me­nos. He­mos tra­ba­ja­do co­do a co­do du­ran­te nue­ve años, he­mos he­cho co­sas im­por­tan­tes jun­tos en el fút­bol eu­ro­peo. Te­ne­mos una re­la­ción só­li­da con los al­ti­ba­jos pro­pios de cual­quier re­la­ción. Lo que de­bo de­cir­le se lo di­go a la ca­ra y vi­ce­ver­sa. Nos vi­mos en Atenas cuan­do la elec­ción del pre­si­den­te de la UEFA. Ha­ce fal­ta mi­rar ha­cia de­lan­te, siem­pre. Nun­ca ol­vi­da­ré lo que hi­zo por mi. Ex­plí­que­me us­ted el mun­dial de 48 fi­na­lis­tas que quie­re pa­ra la Co­pa del 2026 Pri­me­ro de to­do no es exac­ta­men­te de 48 fi­na­lis­tas, sino de 48 par­ti­ci­pan­tes. Me ex­pli­co. Pri­me­ro ha­brán 16 se­lec­cio­nes, las me­jo­res, cla­si­fi­ca­das di­rec­ta­men­te por la fa­se pre­via y sus re­sul­ta­dos. Lue­go de­be ce­le­brar­se un ‘pla­yoff’ en­tre 32 equi­pos, de 16 con­tra 16, de cu­yo en­fren­ta­mien­to di­rec­to, a par­ti­do úni­co, sal­drán los 16 equi­pos que de­ben su­mar­se a los 16 que ya es­ta­ban cla­si­fi­ca­dos. En to­tal 32 se­lec­cio­nes, las mis­mas que aho­ra dispu­tan la Co­pa del Mun­do. En­ton­ces... Pues que si­guen sien­do 32 los par­ti­ci­pan­tes en la fa­se fi­nal, pe­ro que ha­brá más equi­pos que par­ti­ci­pa­rán en la Co­pa del Mun­do, aun­que só­lo sea en un par­ti­do a vi­da o muer­te. Quien ga­na la dispu­tará, quien lo pier­de se irá a ca­sa, pe­ro ha­brá par­ti­ci­pa­do en un mun­dial y eso es muy im­por­tan­te pa­ra mu­chos paí­ses. ¿Cree us­ted que le en­ten­de­rán? Mi­re, la FIFA de­be desa­rro­llar el fút­bol y bus­car so­lu­cio­nes pa­ra ello. Es­ta fór­mu­la es bue­na. Le pon­go un ejem­plo. Es­pa­ña e Ita­lia es­tán en el mis­mo gru­po de Ru­sia 2018 pe­ro so­lo una se cla­si­fi­ca­rá di­rec­ta­men­te pa­ra la fa­se fi­nal. El otro irá al des­em­pa­te que se ju­ga­rá en no­viem­bre. Si cae eli­mi­na­do, adiós mun­dial. Con la idea nues­tra, ese des­em­pa­te se­rá en los días pre­vios al mun­dial y en el mis­mo si­tio en que se jue­gue. No afec­ta­rá al ca­len­da­rio por­que se dispu­tará en los 15 días que los fut­bo­lis­tas de­ben es­tar a dis­po­si­ción de sus res­pec­ti­vas se­lec­cio­nes. Pe­ro fí­je­se, ha­brán par­ti­ci­pa­do en el mun­dial, un even­to muy im­por­tan­te en el mun­do, que cam­bia has­ta el hu­mor de los paí­ses y las per­so­nas si no se cla­si­fi­can. El im­pac­to de par­ti­ci­par en un mun­dial es in­creí­ble pa­ra las fe­de­ra­cio­nes que aho­ra nun­ca po­drían ha­cer­lo. Y, ade­más, a par­ti­do úni­co y en el fút­bol, to­do pue­de pa­sar. Ac­tual­men­te no cla­si­fi­car­se es una tra­ge­dia pa­ra ca­da se­lec­ción que se que­da en el ca­mino. Va­mos a cam­biar­lo. Ha in­ven­ta­do us­ted la cla­si­fi­ca­ción vir­tual No, pe­ro aho­ra en no­viem­bre los equi­pos que no ha­yan lo­gra­do cla­si­fi­car­se po­drán es­pe­rar a la ce­le­bra­ción del mun­dial, los días pre­vios, pa­ra sa­ber si lo dispu­tan o no. Evi­tan me­ses de su­fri­mien­to en que son pues­tos en te­la de jui­cio des­de el pre­si­den­te al se­lec­cio­na­dor, pa­san­do por los ju­ga­do­res de quie­nes han que­da­do eli­mi­na­dos en la fa­se de cla­si­fi­ca­ción. ¿Se­rá en Es­ta­dos Uni­dos el mun­dial de 2026? Sé que tam­bién Ma­rrue­cos es­tá in­tere­sa­do en or­ga­ni­zar­lo. ¿Cam­bia al­go que ha­ya sa­li­do ele­gi­do Do­nald Trump co­mo pre­si­den­te de EE.UU.? Hi­llary Clin­ton sí que apo­ya­ba el mun­dial USA 2026 No lo sé, no sé si le gus­ta o no el fút­bol a Trump. Pe­ro lo que sí es se­gu­ro es que una can­di­da­tu­ra ne­ce­si­ta el apo­yo to­tal de su res­pec­ti­vo go­bierno. De­be­re­mos im­pli­car en el fút­bol al se­ñor Trump que me cons­ta que ju­gó en su ju­ven­tud a fút­bol, en la Aca­de­mia Na­val. ¿Un mun­dial con mu­ro en­tre Mé­xi­co y Es­ta­dos Uni­dos? El fút­bol ayu­da a crear uni­dad, su­pera fron­te­ras. Ve­re­mos. ¿Ha­rán un nue­vo ran­king? Ab­so­lu­ta­men­te sí, de­be­mos tra­tar de en­con­trar la fór­mu­la más jus­ta pa­ra ha­cer­lo. No sé si lle­ga­re­mos a tiem­po pa­ra ha­cer­lo pa­ra el mun­dial de Ru­sia 2018. Tra­ba­ja­mos en ello con­tra el re­loj. ¿Los gran­des clubs van a es­tar de acuer­do con to­das esas in­no­va­cio­nes? La FIFA y los clubs de­ben tra­ba­jar jun­tos, bus­car el equi­li­brio en­tre sus res­pec­ti­vos in­tere­ses. La ver­dad es que va­mos a tra­tar con ellos to­do lo que com­pe­te al fút­bol, van a par­ti­ci­par en las de­ci­sio­nes so­bre las com­pe­ti­cio­nes, ca­len­da­rio to­do lo que afec­te al mun­do del ba­lón. Y de­bo de­cir­le, al me­nos por lo que res­pec­ta a los gran­des clubs eu­ro­peos (en­tre ellos el Ba­rça o el Real Ma­drid) que en el seno de la ECA exis­te una vi­sión glo­bal del fút­bol. Nos co­no­ce­mos de ha­ce 15 años, nos he­mos pe­lea­do y dis­cu­ti­do, pe­ro ellos tam­bién es­tán

in­tere­sa­dos en que el fút­bol se desa­rro­lle a ni­vel mun­dial. Va­mos a man­te­ner un diá­lo­go cons­tan­te. En­ton­ces se­rá im­por­tan­te la pre­sen­cia de hom­bres co­mo Bo­ban y Van Bas­ten en la FIFA co­mo sus ‘ma­nos de­re­chas’ en el desa­rro­llo del fút­bol Esa es mi idea, que en la FIFA ha­ya gen­te que en­tien­da de fut­bol en lu­ga­res im­por­tan­tes. Que de­fien­dan el fút­bol. Zvo­ne (Bo­ban) y Mar­co (Van Bas­ten) han ju­ga­dor en gran­des clubs, han par­ti­ci­pa­do con sus res­pec­ti­vas se­lec­cio­nes, sa­ben de lo que ha­blan cuan­do se plan­tea la ne­ce­si­dad de bus­car so­lu­cio­nes a un pro­ble­ma re­la­cio­na­do con el ba­lón. ¿Pien­sa us­ted en crear una es­pe­cie de ‘gru­po de tra­ba­jo’ con gran­des ex cam­peo­nes co­mo Ma­ra­do­na? Sí, ab­so­lu­ta­men­te. Por eso he crea­do el Le­gends Team, no so­la­men­te pa­ra dispu­tar par­ti­dos de fút­bol, sino pa­ra que tra­ba­jen jun­to a mí, con la FIFA, en el desa­rro­llo del fút­bol. Ya lo hi­cie­ron con oca­sión del Con­gre­so de Mé­xi­co. No so­la­men­te Ma­ra­do­na, sino otros co­mo Fi­go o sus ami­gos Pu­yol o De­co. Se­rá un gru­po im­por­tan­te de con­sul­to­res pa­ra mí, que me van a ayu­dar mu­cho. Fi­gú­re­se con le­yen­das vi­vien­tes del fút­bol. ¿Có­mo no van a apor­tar co­sas Ma­ra­do­na o Ro­nal­do o Ro­nal­din­ho cuan­do ha­blan de fút­bol? Ellos pue­den apor­tar to­do aque­llo que fal­ta­ba en la FIFA, esa sen­si­bi­li­dad es­pe­cial pa­ra pro­te­ger al fút­bol que ha si­do su vi­da. Ya era ho­ra que los fut­bo­lis­tas con­ta­ran

Yo lo ten­go cla­ro y us­ted me co­no­ce. Los pro­ta­go­nis­tas nun­ca de­ben ser los di­ri­gen­tes, sino los fut­bo­lis­tas. Ellos son los que más sa­ben. No­so­tros de­be­mos ga­ran­ti­zar que el jue­go sea ho­nes­to y lim­pio, na­da más. Otra idea su­ya es el nue­vo Mun­dial de clubs re­for­ma­do, un au­tén­ti­co Sú­per Mun­dial Hoy el fút­bol no es so­lo Eu­ro­pa y Su­da­mé­ri­ca. El mun­do ha cam­bia­do. Por eso de­be­mos bus­car un Mun­dial más in­tere­san­te pa­ra los clubs pe­ro tam­bién pa­ra los afi­cio­na­dos de to­do el mun­do. Es lo que tra­ta­mos de lo­grar, con un tor­neo mu­cho más atra­yen­te que el ac­tual, con más ca­li­dad en­tre los par­ti­ci­pan­tes y más clubs. ¿El pri­me­ro en el 2019? Sí, por­qué no. Se­ría co­mo una Cham­pions Lea­gue mun­dial Sí, de tres se­ma­nas. Se ju­ga­ría en la se­gun­da quin­ce­na de ju­nio, cuan­do aca­ben to­dos los tor­neos. Y que na­die se pre­ci­pi­te, va­mos a te­ner en cuen­ta la sa­lud de los fut­bo­lis­tas, pa­ra eso es­tán Bo­ban o Van Bas­ten y los ser­vi­cios mé­di­cos. Ade­más del ca­len­da­rio, ¿no de­be­rían re­du­cir­se al­gu­nos cam­peo­na­tos co­mo el es­pa­ñol? Sí, la Li­ga es­pa­ño­la con 20 clubs no es la me­jor fór­mu­la pa­ra na­da, ni pa­ra el ca­len­da­rio, ni pa­ra otras mu­chas co­sas. De­be­rían va­lo­rar­lo y su­pri­mir equi­pos, así no pue­den se­guir. De­be­mos afron­tar esa pro­ble­má­ti­ca, aun­que no po­de­mos imponer na­da. ¿Y la nue­va Cham­pions Lea­gue a par­tir de 2018 con cua­tro clubs se­gu­ros pa­ra Es­pa­ña, In­gla­te­rra, Ale­ma­nia e Ita­lia? Por lo que sé, ha lle­ga­do tras una lar­ga dis­cu­sión en­tre to­dos. La UEFA se ha adap­ta­do a las ne­ce­si­da­des del mo­men­to, del mer­ca­do. For­ma par­te de una evo­lu­ción na­tu­ral y han lle­ga­do a un acuer­do. Pe­ro, afor­tu­na­da­men­te, eso ya no me com­pe­te (ri­sas). ¿Có­mo se lle­va con el nue­vo pre­si­den­te de la UEFA?

Ale­xan­der Ce­fe­rin pue­de ser un gran pre­si­den­te pa­ra la UEFA, ele­gi­do por una ma­yo­ría abru­ma­do­ra que le da to­da la le­gi­ti­mi­dad pa­ra el car­go. Es­toy se­gu­ro de que va­mos a tra­ba­jar bien jun­tos y aca­be­mos de una vez con esa es­tú­pi­da ri­va­li­dad en­tre FIFA y UEFA. Man­te­ne­mos una bue­na re­la­ción des­de ha­ce tiem­po. ¿Ten­drá di­ne­ro la FIFA pa­ra cum­plir sus pro­me­sas elec­to­ra­les”

Sí, no he­mos des­cu­bier­to la má­qui­na de fa­bri­car di­ne­ro, pe­ro te­ne­mos re­cur­sos. El te­ma no es re­par­tir di­ne­ro sino in­ver­tir­lo bien. Por eso va­mos a in­ver­tir 1.400 mi­llo­nes de eu­ros en­tre las fe­de­ra­cio­nes pa­ra el desa­rro­llo del fút­bol a ni­vel mun­dial, una ci­fra que mul­ti­pli­ca por cua­tro la an­te­rior. Lo que no va­mos a ha­cer es re­ga­lar el di­ne­ro, ha­brá un control muy es­tric­to, con cri­te­rios se­rios y se da­rá cuan­do se pre­sen­ten pro­yec­tos se­rios y se ha­gan lue­go efec­ti­vos. La pre­gun­ta es ¿qué ha­cían an­tes con el di­ne­ro en la FIFA? El ob­je­ti­vo de­be ser in­ver­tir en el desa­rro­llo del fút­bol siem­pre, no en otras co­sas. El te­ma no es re­par­tir di­ne­ro sino in­ver­tir­lo bien. ¿Ha re­cu­pe­ra­do ‘su’ FIFA pres­ti­gio?

En eso es­ta­mos, de­be­mos con­ven­cer de nues­tro tra­ba­jo a to­dos, a los pa­tro­ci­na­do­res de que el di­ne­ro que in­vier­tan se­rá bien apro­ve­cha­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.