Un in­for­me con mu­cha épi­ca

El In­for­me Ro­bin­son en #Ce­ro (Mo­vis­tar+) lle­va­ba al es­pec­ta­dor a leer en­tre­lí­neas

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - PROGRAMACIÓN -

Otro In­for­me Ro­bin­son es­te mes de no­viem­bre. Dos se­ma­nas se­gui­das. ¿Qué es­tá pa­san­do? En es­ta oca­sión nos en­con­tra­mos con dos re­la­tos con mu­cha épi­ca, don­de la su­pera­ción per­so­nal jue­ga un rol muy im­por­tan­te.

El pri­mer ca­so es el del ci­clis­ta Adriano Ma­lo­ri. Des­pués de su­frir una gra­ví­si­ma caí­da a prin­ci­pios de es­te año, en el Tour de San Luis (Ar­gen­ti­na) su he­mis­fe­rio iz­quier­do del ce­re­bro que­dó da­ña­do, per­dien­do el con­trol del la­do de­re­cho de su cuer­po. In­for­me Ro­bin­son (con la co­la­bo­ra­ción es­pe­cial de Mó­ni­ca Mar­chan­te) re­su­me su evo­lu­ción pa­ra re­cu­pe­rar la mo­vi­li­dad de su pier­na y bra­zo de­re­chos. Im­pac­tan­te co­mo el re­por­ta­je, gra­cias a imá­ge­nes de ar­chi­vo, lo­gra evi­den­ciar los pro­gre­sos de Ma­lo­ri en sus ejer­ci­cios dia­rios y con un enor­me em­pe­ño. Tam­bién de­la­ta un te­són del ci­clis­ta asom­bro­so que va más allá del de­seo de sim­ple­men­te re­cu­pe­rar­se.

El otro In­for­me re­tra­ta a Iña­ki Wi­lliams, el ju­ga­dor de ra­za ne­gra del Ath­le­tic Club. Ex­pli­ca sus orí­ge­nes, las di­fi­cul­ta­des de su en­torno fa­mi­liar pa­ra sa­lir ade­lan­te, su es­fuer­zo e in­te­gra­ción en el equi­po y co­mo la so­cie­dad vas­ca le ha acep­ta­do con na­tu­ra­li­dad. En es­te re­por­ta­je jue­ga un pa­pel im­por­tan­te el sen­ti­do del hu­mor del fut­bo­lis­ta, lo­gran­do una bue­na co­ne­xión con el es­pec­ta­dor.

Am­bos re­por­ta­jes lle­van al es­pec­ta­dor a re­fle­xio­nes que que­dan fue­ra de la na­rra­ción pe­ro que es inevi­ta­ble que lle­gue a ellas. En el ca­so de Ma­lo­ri, du­das si el ob­je­ti­vo pro­fe­sio­nal mar­ca­do por el ci­clis­ta es fac­ti­ble e in­clu­so acon­se­ja­ble. En el ca­so de Wi­lliams ,se aca­ba ha­cien­do un re­tra­to de la in­te­gra­ción de la po­bla­ción sub­saha­ria­na en Bil­bao que de­ja al­gu­nos as­pec­tos en­tre lí­neas, so­bre to­do a ni­vel de la acep­ta­ción y nor­ma­li­za­ción de las per­so­nas de ra­za ne­gra en esa so­cie­dad (y en el club de fút­bol). Se ex­pli­ca, ca­si, co­mo al­go inau­di­to. La épi­ca de las his­to­rias con­lle­va una fa­ce­ta po­lí­ti­ca­men­te co­rrec­ta que arras­tra el relato. La ha­bi­li­dad de su­ge­rir e in­du­cir a cier­tas re­fle­xio­nes de ma­ne­ra su­til es tam­bién un mé­ri­to que de­ben com­par­tir, a par­tes igua­les, el pro­gra­ma y el es­pec­ta­dor

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.