“Pa­ra mí es una se­ma­na cual­quie­ra”

Luis Enrique ase­gu­ra que no tie­ne sen­sa­cio­nes es­pe­cia­les an­te los par­ti­dos de Glas­gow y Anoe­ta y es­pe­ra un Cel­tic “que no va a en­ce­rrar­se”

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - BARÇA - Joan Po­quí Glas­gow

Ni la de­cep­ción del em­pa­te an­te el Má­la­ga, ni los cua­tro pun­tos de des­ven­ta­ja en la Li­ga, ni el he­cho de afron­tar en cin­co días dos par­ti­dos que to­do el mun­do con­si­de­ra tras­cen­den­ta­les ha­cen que Luis Enrique dé una im­por­tan­cia es­pe­cial al en­cuen­tro de es­ta no­che en Cael­tic Park. El téc­ni­co as­tu­riano ha ex­hi­bi­do un buen es­ta­do de áni­mo en la pre­via y ha afir­ma­do “pa­ra mí es una se­ma­na co­mo otra cual­quie­ra, por­que es­ta es im­por­tan­te, pe­ro des­pués ven­drá otra que se­rá cla­ve y an­tes tam­bién ha ha­bi­do otras”. Es­pe­ra un Cel­tic que no re­pi­ta el plan­tea­mien­to dis­tin­to al del Camp Nou por­que “ne­ce­si­tan pun­tos y no es su for­ma de ju­gar”.

Por eso, por­que el Cel­tic es un equi­po nor­mal­men­te dis­tin­to al que se vio en el Camp Nou, Luis Enrique afir­mó ayer que “aquel par­ti­do no creo que sir­va de re­fe­ren­cia”, aun­que ma­ti­zó que “cam­bia­ron de sis­te­ma, no de fi­lo­so­fía o for­ma de ju­gar. Es­ta vez no lo cam­bia­rán. Ten­dre­mos que es­tar aten­tos a su­pe­rar la pre­sión al­ta en el ca­so de que la ha­ya, o a su­pe­rar el re­plie­gue si lo hay y a su­pe­rar un par­ti­do de es­ta mag­ni­tud”.

So­bre si se­rá cla­ve mar­car un gol rá­pi­do an­te un ri­val que se cie­rre, ex­pli­có que “eso se­rá cla­ve en cual­quier par­ti­do, pe­ro no creo que el Cel­tic se va­ya a ce­rrar en su área. No se va a dar. Pri­me­ro, por­que ne­ce­si­ta pun­tos; se­gun­do, por­que es su ma­ne­ra de ju­gar.”

Só­lo exis­te Cel­tic Park

Tam­bién des­ta­có que “veo a Messi bien y mo­ti­va­do, pa­ra que se pier­da un par­ti­do te­nía que ser se­rio”. Y en­sal­zó el am­bien­te de Cel­tic Park: “Es un gran es­ce­na­rio, por un es­ta­dio con gran am­bien­te, su his­to­ria... es un gran si­tio pa­ra bus­car la cla­si­fi­ca­ción”. Ad­mi­tió que un triun­fo im­pul­sa­ría al equi­po de ca­ra a Anoe­ta, por­que “ga­nar es siem­pre im­por­tan­te, por la cla­si­fi­ca­ción y por las sen­sa­cio­nes de ca­ra al si­guien­te par­ti­do, aun­que pa­ra mí de mo­men­to no exis­te, só­lo exis­te el Cel­tic”.

El téc­ni­co no qui­so res­pon­der unas de­cla­ra­cio­nes de Bren­dan Rod­gers en las que ase­gu­ra­ba que el Ba­rça es uno con Messi y otro sin Messi por­que “an­tes ten­go que es­cu­char si real­men­te ha di­cho eso” y ase­gu­ró, al­go mo­les­to, que el equi­po ti­ne­ne re­cur­sos pa­ra ga­nar a ri­va­les que se cierran: “He­mos ju­ga­do con­tra mu­chos ri­va­les que se en­cie­rran y ca­si siem­pre he­mos ga­na­do. Pre­gun­tad a los so­cios que es­tán en sus lo­ca­li­da­des qué par­ti­do ven nor­mal­men­te. Si os que­dáis (la pren­sa) con el par­ti­do que no he­mos ga­na­do, en­ton­ces es nor­mal que es­téis preo­cu­pa­dos, pe­ro yo creo que el equi­po ha de­mos­tra­do que tie­ne re­cur­sos”, reivin­di­có

FO­TO: MA­NEL MONTILLA

Luis Enrique, en la se­sión de en­tre­na­mien­to de ayer Se sien­te op­ti­mis­ta

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.