Messi el ma­te de as­tor

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - BARÇA - gue RI­CO

Con­ta­ban las cró­ni­cas de ayer que el no­rue­go Mag­nus Carl­sen, ac­tual cam­peón, nú­me­ro 1 de ran­king y fa­vo­ri­to al tí­tu­lo mun­dial de ajedrez, per­dió la pa­cien­cia apre­mia­do por el tiem­po y Ser­gey

Kar­ja­kin, el más jo­ven Gran Maes­tro de la his­to­ria y ac­tual as­pi­ran­te, le ga­nó el pun­to. Y lo hi­zo ju­gan­do con ne­gras. El ru­so to­ma ven­ta­ja (4,5 a 3,5) a fal­ta de cua­tro par­ti­das. El tí­tu­lo, que se dispu­ta en Nue­va York, se­rá del pri­me­ro que lle­gue a 6,5.

La otra mano de ajedrez de la que es­tá pen­dien­te to­do el mun­do es la re­no­va­ción de Leo . A un la­do de la me­sa Jor­ge Messi, al otro Jo­sep

Ma­ria Bar­to­meu, y si en al­go coin­ci­den sus equi­pos ase­so­res es que, has­ta el mo­men­to, no se ha mo­vi­do fi­cha. Na­die sa­be si la aper­tu­ra se­rá ‘es­pa­ño­la’, ‘de­fen­sa si­ci­lia­na’ ‘in­gle­sa’ o ‘gam­bi­to de da­ma’. Lo que sí se su­po­ne es que en cuan­to se mue­va fi­cha el desen­la­ce se­rá ti­po ‘ma­te de pas­tor’. Ga­na­rá Jor­ge Messi en no más de cin­co mo­vi­mien­tos. Y Bar­to­meu, en­can­ta­do. La úni­ca de­rro­ta que le ha­ría da­ño, mu­chí­si­mo da­ño, al pre­si­den­te del Ba­rça se­ría que no hu­bie­ra par­ti­da por­que los

Messi no qui­sie­ran se­guir ju­gan­do con él al acep­tar cual­quie­ra de las mul­ti­mi­llo­na­rias ten­ta­cio­nes que se les su­po­nen. El City, el Uni­ted, el PSG... Y ya sea la pro­pues­ta en for­ma de tras­pa­so, o de­jan­do ca­du­car el ac­tual con­tra­to, que fi­na­li­za en 2018, y apro­ve­char la co­yun­tu­ra pa­ra co­brar una mor­te­ra­da ja­más vis­ta al ser agen­te li­bre.

Es­ta mis­ma se­ma­na se han pu­bli­ca­do op­cio­nes pa­ra am­bas ver­sio­nes. Que si el City te­nía 225 mi­llo­nes pre­pa­ra­dos pa­ra fi­char­le y que el Uni­ted, ma­quia­vé­li­ca­men­te, le pro­po­nía una pri­ma de 100 mi­llo­nes de fi­cha­je (más sa­la­rio si­de­ral) si lle­ga­ba li­bre a Man­ches­ter. El anun­cio, o la do­ble in­si­nua­ción, no ha in­mu­ta­do a las par­tes. Ni el Ba­rça ni Jor­ge Messi, pa­ra evi­tar que les pa­se co­mo Carl­sen , no quie­ren pre­ci­pi­tar­se. Tie­nen tiem­po y el Ba­rça asu­me que es el fut­bo­lis­ta quien lo ma­ne­ja. Una con­ce­sión evi­den­tí­si­ma a su vo­lun­tad de lle­gar a un acuer­do. To­do lo que no sea per­der es una vic­to­ria. Has­ta el em­pa­te. Pa­pá Messi tie­ne pre­vis­to lle­gar a Barcelona en­tre miér­co­les y jue­ves de la pró­xi­ma se­ma­na. Lo que ha­bía­mos di­cho. Jus­to an­tes del Clá­si­co... pe­ro co­mo de lo que se tra­ta es de de­mos­trar quien con­tro­la los tiem­pos, ojo. Pa­re­ce que a Jor­ge tie­ne unas co­sas pen­dien­tes en Argentina y quie­re de­jar­las re­suel­tas an­te de su­bir­se al avión. No es se­gu­ro pe­ro el pri­mer mo­vi­mien­to, aun­que quie­re ha­cer­lo ya, igual se re­tra­sa por más que el re­sul­ta­do fi­nal se­rá el mis­mo. Ga­na­rá Messi en to­dos los su­pues­tos

Ni un mo­vi­mien­to aún en la par­ti­da de ajedrez de la re­no­va­ción, pe­ro el fi­nal es ob­vio

FO­TO: FCB

Messi y Bar­to­meu son dos de las fi­gu­ras pun­te­ras del Ba­rça: la gran es­tre­lla del equi­po de fút­bol y el pre­si­den­te del club

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.