Vi­ve en el pi­so en el que iba a alo­jar­se Mo­yes

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - BARÇA -

En el año en el que Da­vid Mo­yes es­tu­vo en Do­nos­tia, nun­ca qui­so en­ten­der la idio­sin­cra­sia de la Real So­cie­dad ni se in­te­gró en la vi­da de los gui­puz­coa­nos. El en­tre­na­dor es­co­cés vi­vió los do­ce me­ses que en­tre­nó a la Real en el ho­tel más lu­jo­so de la ca­pi­tal gui­puz­coa­na, el Ma­ría Cris­ti­na, sin que nin­guno de los pi­sos que le fue­ron mos­tran­do en esos 365 días le con­ven­cie­ra. Cuan­do ya es­ta­ba de­ci­di­do a mu­dar­se a un apar­ta­men­to en el cen­tro de la ciu­dad, fue des­ti­tui­do. El pi­so lo he­re­dó Eu­se­bio, que des­de el prin­ci­pio se ins­ta­ló en el mag­ní­fi­co alo­ja­mien­to, fren­te a la Bahía de la Con­cha.

Es ha­bi­tual ver al téc­ni­co va­lli­so­le­tano por Do­nos­tia o par­ti­ci­pan­do en los mu­chos ac­tos cul­tu­ra­les o gas­tro­nó­mi­cos que abun­dan en la ca­pi­tal gui­puz­coa­na. Acom­pa­ña­do en su ta­rea por su se­gun­do en­tre­na­dor, Juan Car­los An­drés, un ga­lle­go que co­no­ció en su épo­ca en el Cel­ta, y por Ge­rar­do Iza­gui­rre, pre­pa­ra­dor fí­si­co vi­to­riano que tam­bién tra­ba­jo con él en Ba­laí­dos, Eu­se­bio, de mo­men­to, ha lo­gra­do re­su­ci­tar a la Real de la gris de­pre­sión en la que es­ta­ba ins­ta­la­da en los dos úl­ti­mos años. Y aun­que aún que­dan dos ter­cios de Li­ga por de­lan­te, la pa­la­bra Eu­ro­pa vuel­ve a sonar fuer­te en Anoe­ta. De mo­men­to la Real ocu­pa la quin­ta pla­za en la ta­bla, es­tá a tan so­lo cua­tro pun­tos del Ba­rça y la ciu­dad vuel­ve a so­ñar. El jue­go de la Real de Eu­se­bio des­pier­ta la ad­mi­ra­ción de la afi­ción pro­pia y tam­bién de las ri­va­les

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.