Ca­ña de Luis En­ri uea­lo­so or­tu­nis­tas

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - BARÇA - Xa­vier BOSCH

La de ayer fue, tras dos años y me­dio, qui­zá la me­jor rue­da de pren­sa de Luis En­ri­que. Tu­vo de to­do. La au­to­crí­ti­ca jus­ta, iro­nía a rau­da­les, lec­cio­nes de fút­bol, un po­co de chu­le­ría pa­ra in­su­flar con­fian­za y, al­go que gus­ta mu­cho a los so­cios del Ba­rça y que sa­ca de qui­cio a los pe­rio­dis­tas, me­tió ca­ña a los opor­tu­nis­tas. ¿Quién iba a de­cir que la com­pa­re­cen­cia en la vís­pe­ra de un Hér­cu­les-Ba­rça co­pe­ro se con­ver­ti­ría en una fe­cha his­tó­ri­ca pa­ra el ma­nual de in­ter­pre­ta­ción de Luis En­ri­que?

Le va la marcha y por eso ayer tu­vo la ne­ce­si­dad de de­fen­der a ca­pa y es­pa­da la fi­de­li­dad al es­ti­lo, la ca­li­dad de la plan­ti­lla y de reivin­di­car los éxi­tos de es­te equi­po. Ya era ho­ra, por­que con tres de­rro­tas en vein­te en­cuen­tros, se le vie­ne tra­tan­do co­mo si tu­vié­se­mos un pe­le­le en el ban­qui­llo. Me gus­ta es­cu­char a Luis En­ri­que ad­mi­tien­do que “to­da­vía no he­mos he­cho el par­ti­do per­fec­to”, que “te­ne­mos que me­jo­rar” y que “nos fal­ta re­gu­la­ri­dad”. Pe­ro, una vez sin­ce­ra­do, me ex­ci­ta que pon­ga las co­sas en su si­tio: “No exa­ge­réis, que en el mun­do del fút­bol se tien­de a exa­ge­rar… más que exa­ge­ras­teis el pri­mer año y ga­na­mos el tri­ple­te. El afi­cio­na­do ya es­tá acos­tum­bra­do a to­do”. So­bre la pre­sun­ta trai­ción al es­ti­lo del Ba­rça, to­da­vía fue más con­tun­den­te: “En­tien­do per­fec­ta­men­te que cuan­do hay re­sul­ta­dos ad­ver­sos sa­len es­tas hi­pó­te­sis co­mo si fue­ran cham­pi­ño­nes”. Y, en­ton­ces, se sol­tó con ar­gu­men­tos: “La idea si­gue sien­do la mis­ma: te­ner posesiones lar­gas y, en fun­ción de los es­pa­cios, ge­ne­rar pe­li­gro. Es la mis­ma fi­lo­so­fía que nos ha lle­va­do a ga­nar 8 de 10 tí­tu­los y con la que em­pa­ta­mos en Anoe­ta, el res­to es opor­tu­nis­mo”. Y, de nue­vo, se pa­ra­pe­tó en la fra­gi­li­dad de los análisis de ve­le­ta: “de­cir que la idea es bue­na pe­ro ma­la cuan­do se em­pa­ta…” Pues eso, la cons­ta­ta­ción de lo ba­ra­to que sa­le su­bir­se al ca­rro ga­na­dor.

Lo me­jor lle­gó cuan­do se le pre­gun­tó a Luis En­ri­que por qué hi­zo un so­lo cam­bio en Anoe­ta si es­ta era, co­mo di­jo él en ju­lio, la me­jor plan­ti­lla que ha te­ni­do. “Pa­ra mí –res­pon­dió- si­gue sien­do la me­jor plan­ti­lla de es­tos tres años, pe­ro el en­tre­na­dor si­gue sien­do el mis­mo pa­que­te”. Y, tras el sar­cas­mo, cla­vó la pun­ti­lla hu­mo­rís­ti­ca al con­fe­sar que “ya sa­bía yo que de­cir que te­nía la me­jor plan­ti­lla ten­dría efec­to boo­me­rang”.

Al fin y al ca­bo, dos días des­pués de la Real y cua­tro an­tes del Real, sa­lió a re­lu­cir el Luis En­ri­que re­ta­dor que se po­ne al afi­cio­na­do en el bol­si­llo: “Que­da tan­tí­si­mo que se­ría arries­ga­do ma­tar­nos o ti­rar­nos por tie­rra”, avi­só el téc­ni­co.

Pa­se lo que pa­se el sá­ba­do, se­gui­rá que­dan­do dos ter­cios de la tem­po­ra­da, pe­ro Luis En­ri­que es el pri­me­ro en sa­ber que las ha­chas ya es­tán afi­la­das y que, con un lí­der a nue­ve pun­tos, ha­brá pri­sa pa­ra des­en­fun­dar­las.

Su pe­ca­do es ha­ber evo­lu­cio­na­do un es­ti­lo que pa­re­cía estancado y ha­ber ga­na­do unos tí­tu­los que creí­mos que ja­más se iban a re­pe­tir

Tras dos años y me­dio, la de ayer fue qui­zás su me­jor rue­da de pren­sa

FO­TO: EFE

Luis En­ri­que, du­ran­te su com­pa­re­cen­cia pre­via al par­ti­do an­te el Hér­cu­les Su rue­da de pren­sa tu­vo de to­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.