En­fren­te, San­ti­lla­na

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - BARÇA -

Cier­ta­men­te no me gus­tó el Ba­rça en el Ri­co Pé­rez, pe­ro creo que no hay que car­gar tan­to las tin­tas en vís­pe­ras del Clá­si­co. Ya se en­car­gan des­de Ma­drid de ir des­es­ta­bi­li­zan­do co­mo pa­ra que los pro­pios bar­ce­lo­nis­tas en­tre­mos en el jue­go. Creo de ver­dad que no hay que sa­car las co­sas de ma­dre, es­ta­mos en el buen ca­mino pe­ro no se pue­de es­tar al má­xi­mo ni­vel siem­pre.

No hay ex­cu­sa po­si­ble, ma­ña­na hay que ga­nar el Clá­si­co. La clave es­ta­rá en sa­lir a por el par­ti­do. La ver­dad es que ha­ce tiem­po que no veo al Ba­rça sa­lir a pre­sio­nar arri­ba al ri­val. Co­mo cen­tral, ten­go cla­ro que cuan­do los de­lan­te­ros aprie­tan arri­ba es cuan­do los de­fen­sas subimos lí­neas, pa­ra ju­gar to­dos jun­tos, y hay más op­cio­nes de bue­nos pa­ses.

Pe­ro ten­go muy cla­ro que el más ade­cua­do pa­ra arre­glar­lo es el en­tre­na­dor, por­que co­no­ce el día a día y sa­be exac­ta­men­te có­mo es­tá el equi­po. Des­de fue­ra no es­ta­mos so­me­ti­dos a la mis­ma exi­gen­cia, a la mis­ma pre­sión que él. Luis En­ri­que es quien sa­be más del es­ta­do del equi­po y por tan­to sus de­ci­sio­nes es­tán fun­da­men­ta­das. No creo que es­te mis­mo equi­po de re­pen­te ha­ya ol­vi­da­do to­do lo bueno que le ha he­cho ga­nar un tri­ple­te y un do­ble­te los úl­ti­mos dos años. P or mu­cho que en Anoe­ta y en el Ri­co Pé­rez el equi­po nos de­cep­cio­na­se, lo que vie­ne es un Clá­si­co. Con to­dos los res­pe­tos, no es un Hér­cu­les-Ba­rça. Re­cuer­do un des­pla­za­mien­to a Al­ba­nia. En el des­can­so Luis Ara­go­nés tu­vo que pe­gar­nos una bron­ca his­tó­ri­ca, por­que no es­tá­ba­mos en el par­ti­do. Por mu­cho que te pre­pa­res, ante un Se­gun­da B no vas a te­ner la mis­ma pre­dis­po­si­ción que en un Clá­si­co. Yo cuan­do ju­ga­ba ante ri­va­les dé­bi­les, siem­pre pen­sa­ba que de­lan­te te­nía a San­ti­lla­na.

Mis re­cuer­dos de los Clá­si­cos son los due­los con él, un ri­val no­ble, y un gol que mar­qué en un Clá­si­co que teó­ri­ca­men­te no de­bía ju­gar y en el que sa­lí con ca­tor­ce pun­tos de su­tu­ra en la ro­di­lla. Un Clá­si­co es otra co­sa, ya lo ve­rán

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.