El más que abu­rri­do ca­mino ha­cia el Mun­dial de Ru­sia

Los par­ti­dos de cla­si­fi­ca­ción del Cam­peo­na­to del Mun­do so­lo ad­quie­ren in­te­rés cuan­do los ‘gran­des’ pe­li­gran

Mundo Deportivo (At. Madrid) - - BARÇA - AL­BERT MONTAGUT @al­bert­mon­ta­gut

Cuan­do el pa­sa­do lu­nes la se­lec­ción de Es­pa­ña ce­rró su pa­se pa­ra ju­gar el Mun­dial de Ru­sia, al ga­nar a la co­rreo­sa se­lec­ción de Is­rael en Tel Aviv por 0-1, se dio por aca­ba­da una de las fa­ses de cla­si­fi­ca­ción más te­dio­sas que se re­cuer­dan en la his­to­ria del fút­bol es­pa­ñol.

Más allá de la go­lea­da an­te Ita­lia en el San­tia­go Ber­na­béu (3-0) y de las po­lé­mi­cas pi­ta­das a Ge­rard Pi­qué, el desa­rro­llo del gru­po G ha si­do muy abu­rri­do. Ade­más de la Ro­ja, es­te gru­po con­ta­ba con la pre­sen­cia de la ‘squa­dra az­zu­rra’, Al­ba­nia, Is­rael, Ma­ce­do­nia y Liech­tens­tein. Un abu­rri­mien­to de so­lem­ni­dad.

La FIFA de­be ha­ber pen­sa­do una y mil ve­ces si és­te es el me­jor mo­do de man­te­ner el in­te­rés por un Mun­dial du­ran­te los dos años pre­vios. Pe­ro es tam­bién cier­to que, si en la fa­se de cla­si­fi­ca­ción la se­lec­ción de tu país o tu se­lec­ción fa­vo­ri­ta va ga­nan­do par­ti­dos y se cla­si­fi­can fá­cil­men­te, el in­te­rés por los en­fren­ta­mien­tos in­ter­na­cio­na­les es prác­ti­ca­men­te nu­lo.

No es lo mis­mo si una se­lec­ción de las gran­des tie­ne pro­ble­mas. Ha si­do el ca­so aho­ra de Ho­lan­da, que ha caí­do es­tre­pi­to­sa­men­te, o los cam­peo­nes ame­ri­ca­nos, Chi­le… y Ar­gen­ti­na, a la que un ‘hat-trick’ de Leo Mes­si res­ca­tó del dra­ma.

In­gla­te­rra y la pro­pia Es­pa­ña sa­ben lo que es no cla­si­fi­car­se. In­gla­te­rra po­si­ble­men­te vi­vió una de sus peo­res no­ches cuan­do el equi­po de sir Alf Ram­sey, cam­peón del mun­do de 1966 y hé­roe na­cio­nal, no lo­gró cla­si­fi­car a su se­lec­ción pa­ra el Mun­dial de Ale­ma­nia de 1974 en un gru­po en el que ju­ga­ban Po­lo­nia y Ga­les. ‘El fin del mun­do’, ti­tu­ló el Daily Mi­rror, y Ram­sey fue des­pe­di­do.

Es­pa­ña tam­bién fue eli­mi­na­da en la fi­na­lí­si­ma de la fa­se pre­via de aquel Mun­dial, en un par­ti­do que se ju­gó a ca­ra y cruz en Frank­furt con­tra Yu­gos­la­via.

La his­to­ria re­cuer­da aque­lla fa­tí­di­ca no­che y el gol del ju­ga­dor bos­nio Jo­sip Ka­ta­lins­ki que ce­rró el pa­so a la se­lec­ción de La­dis­lao Ku­ba­la. In­gla­te­rra y Es­pa­ña no ju­ga­ron en aquel Mun­dial en el que Ho­lan­da y Ale­ma­nia cam­bia­ron el fút­bol pa­ra siem­pre y el de­por­te de la es­fe­ra mun­dial ini­ció su eta­pa mo­der­na.

Los afi­cio­na­dos in­gle­ses y es­pa­ño­les re­cuer­dan cla­ra­men­te aque­lla trá­gi­ca eli­mi­na­ción, pe­ro cuan­tos sa­ben

Es­pa­ña se cla­si­fi­có tras en­fren­tar­se a Ita­lia, Al­ba­nia, Is­rael, Ma­ce­do­nia y Liech­tens­tein en un gru­po muy abu­rri­do

¿cuál fue el re­sul­ta­do del úl­ti­mo Es­pa­ña-Ma­ce­do­nia?, o ¿dón­de se ju­gó? 4-0 y en Los Cár­me­nes, en Gra­na­da.

Se su­po­ne que la fa­se cla­si­fi­ca­to­ria tie­ne el ali­cien­te pa­ra los paí­ses más dé­bi­les fut­bo­lís­ti­ca­men­te ha­blan­do, pe­ro glo­bal­men­te, sal­vo eli­mi­na­cio­nes so­na­das, las fa­ses de cla­si­fi­ca­ción de la FIFA, y otro tan­to se pue­de de­cir de la UEFA y su Eu­ro­co­pa, son te­dio­sas.

Otro de los te­mas que es di­fí­cil de en­ten­der es el de los días de los par­ti­dos. En es­ta tan­da, Es­pa­ña ju­gó sus dos úl­ti­mos en­cuen­tros cla­si­fi­ca­to­rios en vier­nes y en lu­nes. La FIFA de­jó a mi­llo­nes y mi­llo­nes de afi­cio­na­dos de to­do el mun­do sin fút­bol el fin de se­ma­na, mien­tras las se­lec­cio­nes vo­la­ban de aquí pa­ra allá, al­go inau­di­to si te­ne­mos en cuen­ta la ne­ce­si­dad de los afi­cio­na­dos de ver fút­bol du­ran­te los fes­ti­vos y las gran­des po­si­bi­li­da­des de au­dien­cia que ofre­cen las re­trans­mi­sio­nes du­ran­te esos días.

Las cla­si­fi­ca­cio­nes pre­vias sí tie­nen un cier­to in­te­rés una vez ini­cia­do el Cam­peo­na­to del Mun­do. Es­pa­ña, por ejem­plo, ha per­di­do mu­chas fa­ses cla­si­fi­ca­to­rias. En el úl­ti­mo Mun­dial, el de Bra­sil 2014, por ejem­plo, Chi­le fre­nó la pro­gre­sión es­pa­ño­la y la apar­tó de sus sue­ños de re­va­li­dar su tí­tu­lo en Ma­ra­ca­ná. No ocu­rrió así en Su­dá­fri­ca, don­de tras per­der an­te Sui­za en la fa­se pre­via, la Ro­ja aca­ba­ría ga­nan­do la Co­pa del Mun­do y la es­tre­lla de cin­co pun­tas con aquel gol de An­drés Inies­ta con­tra Ho­lan­da en la fi­nal de Johan­nes­bur­go.

Pe­ro, en fin, lo im­por­tan­te aho­ra es que Es­pa­ña ya es­tá en Ru­sia, que tam­bién lo es­tá Ar­gen­ti­na tras el ‘hat-trick’ de Leo Mes­si, y que es­te fin de se­ma­na vuel­ven la Li­ga, la Pre­mier, la Bun­des­li­ga, la Se­rie A y la Li­gue 1

El gol de Jo­sip Ka­ta­lins­ki que de­jó a Es­pa­ña fue­ra del Mun­dial 74

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.