La es­ce­na del ‘fin de siglo’ pa­ri­sino

Muy Historia - - CURIOSIDADES -

Alo lar­go de la His­to­ria, ha ha­bi­do mo­men­tos y lu­ga­res de es­pe­cial efer­ves­cen­cia crea­ti­va. Un ca­so no­ta­ble es el del Pa­rís de fi­na­les del siglo XIX, en el que se die­ron ci­ta las van­guar­dias ar­tís­ti­cas más im­por­tan­tes de la épo­ca. El Mu­seo Gug­gen­heim de Bil­bao nos brin­da una opor­tu­ni­dad ex­cep­cio­nal de aden­trar­nos

en esos fas­ci­nan­tes años con la mues­tra Pa­rís, fin de siglo: Sig­nac, Re­don, Tou­lou­se-Lau­trec y sus

con­tem­po­rá­neos. El mon­ta­je, com­pues­to por 125 pie­zas, se cen­tra en las in­no­va­cio­nes ra­di­ca­les del neo-im­pre­sio­nis­mo, el sim­bo­lis­mo y los na­bis o el au­ge de la es­tam­pa. Es­tán pre­sen­tes gran­des nom­bres co­mo Paul Sig­nac, Hen­ri de Tou­lou­se-Lau­trec, Odi­lon Re­don o Pie­rre Bon­nard, ar­tis­tas que crea­ron com­po­si­cio­nes cui­da­do­sa­men­te ela­bo­ra­das que en su for­ma y eje­cu­ción eran an­ti­na­tu­ra­lis­tas. El con­jun­to de obras ex­pues­tas re­fle­ja el am­bien­te del mo­men­to, con una si­tua­ción po­lí­ti­ca y so­cial muy agi­ta­da, an­te la que los miem­bros de las van­guar­dias adop­ta­ron vi- sio­nes utó­pi­cas, in­tros­pec­ti­vas y fan­tás­ti­cas, sin tam­po­co ol­vi­dar los re­tra­tos des­car­na­dos de la so­cie­dad en la que les to­có vi­vir. Co­mo re­fle­jo de es­tos con­vul­sos años, se fue desa­rro­llan­do una gran va­rie­dad de mo­vi­mien­tos ar­tís­ti­cos, que eclo­sio­na­rían a par­tir de la dé­ca­da de 1890. Sus te­mas eran si­mi­la­res a los de sus an­te­ce­so­res im­pre­sio­nis­tas, pe­ro aho­ra bus­ca­ban pro­vo­car emo­cio­nes, sen­sa­cio­nes o cam­bios psí­qui­cos en el es­pec­ta­dor.

RE­VO­LU­CIO­NAN­DO LA PINTU

RA. Las nue­vas van­guar­dias pic­tó­ri­cas trans­for­ma­ron la for­ma de ver y apre­ciar las crea­cio­nes ar­tís­ti­cas. R A L U C I T R A P N Ó I C E L O C

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.