ATAQUES URDIDOS EN LOS LABORATORIOS

Muy Historia - - DOSSIER I -

Los con­ten­dien­tes re­cu­rrie­ron por pri­me­ra vez a las ar­mas quí­mi­cas, sem­bran­do el te­rror y el caos. Se uti­li­za­ron ga­ses ve­ne­no­sos de di­fe­ren­tes ti­pos, de for­ma que la Pri­me­ra Gue­rra Mun­dial ha acabado por co­no­cer­se co­mo “la pri­me­ra gue­rra quí­mi­ca”, aun­que ha­bría que ma­ti­zar que no fue so­lo una gue­rra quí­mi­ca sino de los quí­mi­cos, ya que es­tos tra­ba­ja­ron tam­bién en, por ejemplo, la me­jo­ra de los ex­plo­si­vos pa­ra dar­les un po­der des­truc­ti­vo mu­cho ma­yor. Aun­que los pri­me­ros en uti­li­zar un gas en ba­ta­lla fue­ron los fran­ce­ses, que en 1914 ya lan­za­ron gra­na­das con bro­mo­ace­ta­to, un agen­te irri­tan­te la­cri­mó­geno, el pri­mer uso a gran es­ca­la lo rea­li­za­ron los ale­ma­nes en 1915. En su lu­cha con­tra los ru­sos en te­rri­to­rio po­la­co du­ran­te la Ba­ta­lla de Bo­li­mov, lan­za­ron 18.000 pie­zas de ar­ti­lle­ría car­ga­das con bro­mu­ro de xi­li­lo, otro gas la­cri­mó­geno, aun­que sus re­sul­ta­dos fue­ron desas­tro­sos, ya que el ele­men­to quí­mi­co se con­ge­ló (en lu­gar de eva­po­rar­se). Lue­go ven­dría el ya fa­mo­so gas mos­ta­za, que se re­ve­la­ría co­mo el más efi­caz, uti­li­za­do por pri­me­ra vez du­ran­te la Ba­ta­lla de Ypres (Bél­gi­ca). Cau­sa­ba que­ma­du­ras en la piel, in­so­por­ta­bles pi­co­res en los ojos y vó­mi­tos. Aun­que el uso de ar­mas quí­mi­cas pro­vo­có el pá­ni­co, el nú­me­ro to­tal de víc­ti­mas que cau­só fue de 90.000, una cantidad no de­ma­sia­do gran­de si to­ma­mos en con­si­de­ra­ción las ci­fras glo­ba­les de es­te con­flic­to.

AGE

En la ima­gen, un sol­da­do ca­na­dien­se víc­ti­ma del gas mos­ta­za, en 1915.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.