HOMEOPATÍA: AGUA CON AZÚ­CAR VEN­DI­DA A PE­SO DE ORO

Muy Interesante - - SALUD -

Es la más po­pu­lar de las seu­do­te­ra­pias. Su prin­ci­pio bá­si­co es que una sus­tan­cia que pro­vo­ca los mis­mos sín­to­mas que una en­fer­me­dad pue­de cu­rar es­ta; y que cuan­to más pe­que­ña es la do­sis ad­mi­nis­tra­da de esa sus­tan­cia, ma­yor es su efec­to. De ahí que los com­pues­tos pre­sun­ta­men­te cu­ra­ti­vos se di­lu­yan en agua en pro­por­cio­nes a ve­ces equi­va­len­tes a di­sol­ver una as­pi­ri­na en el Atlán­ti­co. Es­ta me­di­ci­na al­ter­na­ti­va fue crea­da por el mé­di­co ale­mán Sa­muel Hah­ne­mann en 1796.

Los pro­duc­tos ho­meo­pá­ti­cos se com­po­nen bá­si­ca­men­te de agua y azú­car, y nun­ca han de­mos­tra­do más efec­ti­vi­dad que el pla­ce­bo. Pe­ro se be­ne­fi­cian de una le­gis­la­ción eu­ro­pea a su me­di­da, fru­to de las pre­sio­nes de las po­de­ro­sas in­dus­trias del sec­tor ale­ma­na y fran­ce­sa, que les otor­ga la ca­te­go­ría de me­di­ca­men­tos sin de­mos­trar que sa­nen al­go; so­lo han de pro­bar que son se­gu­ros, co­mo una go­mi­no­la.

La ven­ta en far­ma­cias, obli­ga­to­ria al con­si­de­rar­se me­di­ca­men­to, otor­ga a la homeopatía un plus de cre­di­bi­li­dad an­te los con­su­mi­do­res. Es al­go con lo que quie­re aca­bar el Mi­nis­te­rio de Sa­ni­dad, que cuen­ta con el apo­yo de las so­cie­da­des cien­tí­fi­cas es­pa­ño­las de far­ma­céu­ti­cos pa­ra sa­car es­ta prác­ti­ca de los des­pa­chos de far­ma­cia. Otra po­si­ble vía que ex­plo­ra el Go­bierno, den­tro de los lí­mi­tes que mar­ca la di­rec­ti­va eu­ro­pea (la 92/73/CEE, ac­tua­li­za­da en la 2001/83/CE), es que los pro­duc­tos ho­meo­pá­ti­cos de­jen cla­ro en el eti­que­ta­do que no se ha de­mos­tra­do que cu­ren na­da. El pa­so de­fi­ni­ti­vo, ob­via­men­te, se­ría tra­ba­jar en Bru­se­las pa­ra mo­di­fi­car esa nor­ma, da­do el con­sen­so exis­ten­te en la co­mu­ni­dad cien­tí­fi­ca mun­dial so­bre la inuti­li­dad y los ries­gos de la homeopatía.

En el úl­ti­mo cuar­to de si­glo, Es­pa­ña ha in­cum­pli­do sis­te­má­ti­ca­men­te la di­rec­ti­va eu­ro­pea so­bre el con­trol de los pro­duc­tos ho­meo­pá­ti­cos. La nor­ma obli­ga­ba des­de 1992 a que es­tos pre­pa­ra­dos se ins­cri­bie­ran en un re­gis­tro y con­ta­ran con una au­to­ri­za­ción de la Ad­mi­nis­tra­ción sa­ni­ta­ria na­cio­nal pa­ra su ven­ta, al­go que nun­ca se ha he­cho. “Los pro­duc­tos ho­meo­pá­ti­cos se han ven­di­do aquí sin au­to­ri­za­ción y sin pa­gar ta­sas de co­mer­cia­li­za­ción du­ran­te más de vein­ti­cin­co años”, di­ce el abo­ga­do Fer­nan­do Frías, miem­bro del Círcu­lo Es­cép­ti­co y ex­per­to en seu­do­te­ra­pias.

El an­te­rior Go­bierno del PP iba a re­gu­la­ri­zar la si­tua­ción de for­ma muy ge­ne­ro­sa con las mul­ti­na­cio­na­les de la homeopatía: no les iba a co­brar las ta­sas atra­sa­das y les iba a ha­cer una mi­llo­na­ria re­ba­ja en las nue­vas, fren­te a las que pa­gan las me­di­ci­nas de ver­dad. Ve­re­mos qué ha­ce el Go­bierno de Pe­dro Sán­chez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.