¿QUÉ ES EL LU­JO HOY?

Muy Interesante - - EXPLORER MOTOR -

IMAGINAD UN VEN­DE­DOR DE CO­CHES DEL SI­GLO PA­SA­DO, cuan­do un clien­te con ca­pa­ci­dad de com­pra pre­mium se acer­ca­ba a un con­ce­sio­na­rio bus­ca­ba ele­va­lu­nas eléc­tri­cos, cie­rre cen­tra­li­za­do, asien­tos de piel, vo­lan­tes de ma­de­ra e in­clu­so pe­que­ños fri­go­rí­fi­cos. Con el nue­vo si­glo lle­ga­ron los nue­vos sis­te­mas de se­gu­ri­dad y co­mu­ni­ca­ción. Muy pron­to el GPS, que ra­ra­men­te ba­ja­ba de 3.000 eu­ros de cos­te adicional, abrió la puer­ta al pri­mer ca­pí­tu­lo del nue­vo con­cep­to del lu­jo. El se­gun­do na­ció pa­sa­dos unos años, cuan­do Ap­ple in­ven­tó el iPho­ne. So­bra ex­pli­car la re­vo­lu­ción que ha su­pues­to es­te dis­po­si­ti­vo y otros si­mi­la­res. El re­to de las mar­cas ha si­do con­se­guir que el con­duc­tor si­ga co­mu­ni­ca­do de for­ma res­pon­sa­ble y se­gu­ra. Y la ter­ce­ra es la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial: con­duc­ción au­tó­no­ma, se­gu­ri­dad pre­ven­ti­va y tec­no­lo­gías ca­pa­ces de in­ter­pre­tar nues­tros há­bi­tos y gus­tos.

Es­te con­te­ni­do ha su­pues­to una re­vo­lu­ción a la ho­ra de de­fi­nir los equi­pa­mien­tos. En pri­mer lu­gar, nos en­con­tra­mos los fu­tu­ris­tas di­se­ños de in­te­rio­res pa­ra po­si­cio­nar com­po­nen­tes que sim­ple­men­te no exis­tían. Va­lo­ro mu­cho que los di­se­ña­do­res ha­yan sa­bi­do triun­far a tra­vés de la sim­pli­ci­dad. El pa­pel pro­ta­go­nis­ta de la mu­jer en los de­par­ta­men­tos de di­se­ño tie­ne mu­cho que ver, pe­ro de es­to ha­bla­re­mos co­mo se me­re­ce en otra oca­sión. Y pa­ra fi­na­li­zar lle­ga el pro­ta­go­nis­ta, el clien­te. Los ex­tras que di­fe­ren­cia­ban a los co­ches hoy son equi­pa­mien­to de se­rie en cual­quier seg­men­to y mar­ca. La piel ha si­do sus­ti­tui­da por te­ji­dos crea­dos por avan­za­das tec­no­lo­gías que apor­tan sen­sa­cio­nes úni­cas. Pe­ro lo más im­por­tan­te es cual­quier eu­ro que se gas­te en se­gu­ri­dad. Freno de emer­gen­cia, lu­ces inteligentes, con­trol de ve­lo­ci­dad… Hay múl­ti­ples op­cio­nes y ca­da día más eco­nó­mi­cas. No du­déis en in­ver­tir en el ver­da­de­ro lu­jo, por­que no ol­vi­déis que el ver­da­de­ro lu­jo es vi­vir y so­bre­vi­vir.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.