LA GE­NE­RA­CIÓN DEL ACEI­TE IN­DUS­TRIAL USA­DO EN ES­PA­ÑA, EN DE­TA­LLE

Nuestros Talleres - - Equipamiento -

Ga­briel Ló­pez, de To­tal Es­pa­ña, re­cal­ca que “el mer­ca­do se mues­tra ca­da vez más re­cep­ti­vo a lu­bri­can­tes de al­ta tec­no­lo­gía, más adap­ta­dos a los mo­to­res ac­tua­les”. Del mis­mo mo­do, des­de Oli­pes, Fer­nan­do Díaz in­di­ca que sus pro­duc­tos es­tre­lla en af­ter­mar­ket “son sin du­da los lu­bri­can­tes de mo­tor 100% sin­té­ti­cos con tec­no­lo­gía Mid/low SAPS”. No me­nos es­pec­ta­cu­lar est sien­do el cre­ci­mien­to que la com­pa­ñía ma­dri­le­ña per­ci­be “en la ven­ta de acei­tes 100% sin­te­ti­cos pa­ra trans­mi­sio­nes”. Asi­mis­mo, Fran­cis­co Es­te­ban, de Shell, po­ne el fo­co en la bue­na aco­gi­da que es­tán re­ci­bien­do los lu­bri­can­tes Shell He­lix Ul­tra con tec­no­lo­gía Pu­re­plus, el pria­pos­ta­do mer lu­bri­can­te fa­bri­ca­do con acei­te ba­se sin­té­ti­co pro­du­ci­do a par­tir de gas na­tu­ral en lu­gar de pe­tró­leo. Por su par­te, Pe­dro Co­rra­les des­ta­ca que el pro­duc­to es­tre­lla de su com­pa­ñía en el mer­ca­do es el Mo­bil 1, el lu­bri­can­te sin­té­ti­co “con más apro­ba­cio­nes del mun­do”.

COM­PE­TEN­CIA DES­LEAL

Aun­que los ex­per­tos que han par­ti­ci­pa­do en es­te in­for­me no se po­nen de acuer­do en la ma­ne­ra que las im­por­ta­cio­nes pa­ra­le­las pue­den afec­tar al sec­tor de los lu­bri­can­tes, to­dos se han mos­tra­do muy con­cien­cia­dos con la pro­ble­má­ti­ca de­ri­va­da de la co­mer­cia­li­za­ción de acei­tes que no cum­plen

Tras nue­ve años de exis­ten­cia, SIGAUS, la en­ti­dad en­car­ga­da de la re­co­gi­da y tra­ta­mien­to del acei­te usa­do pro­ce­den­te de vehícu­los y ma­qui­na­ria, ha lle­va­do a ca­bo su ma­yor pro­yec­to in­for­ma­ti­vo con la pu­bli­ca­ción si­mul­tá­nea de su Me­mo­ria de Sos­te­ni­bi­li­dad 2015, de un in­for­me es­ta­dís­ti­co y car­to­grá­fi­co so­bre la ge­ne­ra­ción y ges­tión del acei­te in­dus­trial usa­do en Es­pa­ña, así co­mo de una pla­ta­for­ma on­li­ne (www.ob­ser­va­to­rio­de­la­cei­teu­sa­do.sigaus.es) don­de con­sul­tar es­ta in­for­ma­ción con da­tos agre­ga­dos por pro­vin­cia y co­mu­ni­dad.

En su in­for­me “El acei­te in­dus­trial usa­do en Es­pa­ña 2015”, SIGAUS ha da­do a co­no­cer a sus gru­pos de in­te­rés un de­ta­lla­do aná­li­sis de có­mo se ge­ne­ra es­te re­si­duo en Es­pa­ña. Apo­yán­do­se en una trein­te­na de ma­pas y grá­fi­cos, es­te do­cu­men­to re­fle­ja có­mo de­bi­do a fac­to­res so­cio­de­mo­grá­fi­cos y eco­nó­mi­cos el acei­te con las es­pe­ci­fi­ca­cio­nes y el ni­vel de ca­li­dad que anun­cian en el eti­que­ta­do. El pro­pio Pe­dro Co­rra­les re­co­no­ce que “és­te es, sin du­da, un pro­ble­ma pa­ra el desa­rro­llo del sec­tor”. No só­lo por el frau­de del eti­que­ta­do, que fal­sea las ver­da­de­ras pres­ta­cio­nes del pro­duc­to, sino tam­bién “por el po­ten­cial frau­de de fa­bri­can­tes sin cer­ti­fi­ca­cio­nes de ca­li­dad, o di­rec­ta­men­te de fuen­tes no con­tras­ta­das”. En es­te sen­ti­do, Co­rra­les se­ña­la que Ase­lu­be “ofre­ce un ni­vel de ga­ran­tía y ca­li­dad en­tre sus aso­cia­dos que ac­túa de ga­ran­tía pa­ra el pro­fe­sio­nal y el con­su­mi­dor”.

Muy sen­si­ble se ha mos­tra­do Fer­nan­do Díaz, cu­ya com­pa­ñía, Oli­pes, ha in­dus­trial usa­do se ge­ne­ra de una ma­ne­ra muy frag­men­ta­da y dis­per­sa en nues­tro país, ge­ne­rán­do­se la mi­tad del acei­te usa­do en tan só­lo 100 mu­ni­ci­pios, mien­tras que una cuar­ta par­te del mis­mo se dis­tri­bu­ye en­tre más de 4.400 mu­ni­ci­pios.

Es­tos fac­to­res con­lle­van una com­ple­ja ges­tión lo­gís­ti­ca pa­ra re­co­ger el acei­te usa­do, sien­do por ejem­plo ne­ce­sa­rio re­co­rrer dis­tan­cias su­pe­rio­res a los 100 km pa­ra re­co­ger el 28% del re­si­duo, y efec­tuán­do­se ade­más ope­ra­cio­nes de re­co­gi­da en zo­nas ru­ra­les jun­to a es­pa­cios pro­te­gi­dos pa­ra re­cu­pe­rar en es­tos en­tor­nos tan­to acei­te usa­do co­mo en to­da la Co­mu­ni­dad de Ma­drid.

Así, a tra­vés de su red de ges­tión, el SIG cu­bre la de­man­da de re­co­gi­da del acei­te in­dus­trial usa­do allí don­de se pro­du­ce, dan­do ser­vi­cio al 97,9% de la po­bla­ción y al 99,6% de la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca, don­de los ta­lle­res su­po­nen el prin­ci­pal sec­tor de ge­ne­ra­ción de acei­tes in­dus­tria­les usa­dos con cer­ca de 42.500 pun­tos pro­duc­to­res de re­si­duo, que su­po­nen un 61% del to­tal de los mis­mos. A pe­sar de ser los pun­tos ge­ne­ra­do­res más fre­cuen­tes, los ta­lle­res pre­sen­tan tam­bién uno de los más ba­jos pro­me­dios de ge­ne­ra­ción de re­si­duo, con 1.633 kg por ta­ller al año, equi­va­len­te al acei­te usa­do que ge­ne­ra el man­te­ni­mien­to de 3,7 vehícu­los al día. Es­ta dis­tri­bu­ción con­lle­va mu­chos des­pla­za­mien­tos pa­ra re­co­ger pe­que­ñas can­ti­da­des de acei­te usa­do, lo que su­po­ne unos ele­va­dos cos­tes de ges­tión que ha­rían que la re­co­gi­da de es­te re­si­duo no fue­ra po­si­ble sin la fi­nan­cia­ción de SIGAUS. por li­de­rar la lu­cha con­tra es­te pro­ble­ma co­mo “por­ta­vo­ces del sec­tor”. Pa­ra Díaz, “aso­cia­cio­nes co­mo Ase­lu­be o Afi­lub, con las que he­mos en­ta­bla­do con­ver­sa­cio­nes en nu­me­ro­sas oca­sio­nes, de­be­rían to­mar la ini­cia­ti­va, de­nun­cian­do a las em­pre­sas que es­tán de­trás de es­te frau­de y pu­bli­can­do la in­for­ma­ción”. Una la­bor que, se­gún el di­rec­ti­vo de Oli­pes, ya rea­li­zan en­ti­da­des ex­tran­je­ras co­mo la bri­tá­ni­ca UKLAVLS o la nor­te­ame­ri­ca­na PQIA. Aun­que cuan­do ha­bla­mos de frau­de re­la­cio­na­do con la ca­li­dad au­to­má­ti­ca­men­te pen­sa­mos en pro­duc­tos de pro­ce­den­cia asiá­ti­ca, Díaz ex­pli­ca que “los pro­duc­tos con eti­que­ta­dos frau­du­len­tos más ven­di­dos en el mer­ca­do ibé­ri­co no vie­nen de fue­ra, sino que sa­len de nues­tro pro­pio país”. Ade­más, “los en­va­sa­do­res que los po­nen en el mer­ca­do o en ma­nos de la dis­tri­bu­ción son siem­pre los mis­mos”, con­clu­ye.

El sec­tor es­ti­ma que es­te frau­de afec­ta anual­men­te a más de 800.000 vehícu­los par­ti­cu­la­res, cau­san­do ave­rías que pue­den lle­gar a al­can­zar los 600 mi­llo­nes de eu­ros anua­les con car­go a los bol­si­llos de los usua­rios.

CRECE EL CA­NAL IN­DE­PEN­DIEN­TE

La bue­na no­ti­cia pa­ra la dis­tri­bu­ción in­de­pen­dien­te es que los ta­lle­res mul­ti­mar­ca ca­da vez tie­nen más pe­so en la cuo­ta de mer­ca­do. Si en 2012 es­tos ta­lle­res ape­nas co­mer­cia­li­za­ban el 26,4% de los lu­bri­can­tes pa­ra au­to­mo­ción, en 2015 es­ta ci­fra se ha si­tua­do en el 35,2%, lo que su­po­ne un im­por­tan­te cre­ci­mien­to de ca­si nue­ve pun­tos en ape­nas tres años. Por el con­tra­rio, los ser­vi­cios ofi­cia­les han ce­di­do en es­te mis­mo pe­rio­do al­go más de sie­te pun­tos, pa­san­do del 53,7% de cuo­ta en 2012 al 46,5% en 2015. Los au­to­cen­tros, con el 6% del mer­ca­do, re­cu­pe­ran al­go de te­rreno des­pués de dos años ne­ga­ti­vos, mien­tras que las es­ta­cio­nes de ser­vi­cio con­ti­núan per­dien­do fue­lle. Es­te ca­nal ha pa­sa­do del 8,1% de cuo­ta en 2012 al 7,1% en 2015.

El ca­nal in­de­pen­dien­te ga­na cuo­ta de mer­ca­do en la ven­ta de lu­bri­can­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.