ES­TI­MA­CIÓN DE LAS VEN­TAS DE LU­BRI­CAN­TES EN ES­PA­ÑA

Nuestros Talleres - - Informe -

que su­po­ne un im­por­tan­te re­pun­te del 7,7% en com­pa­ra­ción con los nú­me­ros de 2015. Por el con­tra­rio, los acei­tes pa­ra vehícu­los de trans­por­te cre­cie­ron ape­nas el 1% has­ta las 44.600 to­ne­la­das. Se­gún los ex­per­tos del sec­tor, es­ta evo­lu­ción tan tí­mi­da no es con­se­cuen­cia de una pa­ra­li­za­ción de la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca, sino de la pro­pia evo­lu­ción del mer­ca­do ha­cia pro­duc­tos de una mayor du­ra­bi­li­dad. En es­te sen­ti­do, Fran­cis­co Esteban, di­rec­tor co­mer­cial de Lu­bri­can­tes de Shell Es­pa­ña, apun­ta que se “si­gue mos­tran­do un cre­ci­mien­to mo­de­ra­do”. Pa­ra Esteban, los por­cen­ta­jes no son ma­yo­res de­bi­do al “alar­ga­mien­to de los pe­rio­dos de cam­bio, que ate­núa las bue­nas ci­fras del sec­tor”. Por su par­te, Fer­nan­do Díaz Per­nas, CO-CEO de Oli­pes, aña­de que “aun­que las ven­tas de vehícu­los nue­vos en el sec­tor del trans­por­te ex­pe­ri­men­tan ci­fras ré­cord, con cre­ci­mien­tos en agos­to de es­te año del 13%, de­be­mos te­ner en cuen­ta que par­ti­mos de un sec­tor du­ra­men­te cas­ti­ga­do por la cri­sis con caí­das de has­ta un 80% en su ac­ti­vi­dad”. Asi­mis­mo, sub­ra­ya que “las nue­vas ma­tri­cu­la­cio­nes im­pli­can nue­vos mo­to­res Eu­ro 6, lu­bri­ca­dos con acei­tes sin­té­ti­cos Mid SAPS e in­ter­va­los de cam­bio de acei­te ca­da vez más pro­lon­ga­dos, lo que sig­ni­fi­ca que ca­da vez se con­su­mi­rán me­nos li­tros de acei­te de mo­tor por ca­da ki­ló­me­tro re­co­rri­do”.

2017 EN CRE­CI­MIEN­TO

La evo­lu­ción po­si­ti­va del úl­ti­mo tri­mes­tre de 2016 y los da­tos de los pri­me­ros me­ses de 2017 ha­cen pre­ver que a fi­na­les de año vol­ve­re­mos a ha­blar de cre­ci­mien­tos en es­te sec­tor. Eso sí, to­do pa­re­ce in­di­car que no vi­vi­re­mos una re­vo­lu­ción en lo que a vo­lú­me­nes se re­fie­re, sino que se man­ten­drá el rit­mo cons­tan­te y es­ta­ble de los úl­ti­mos ejer­ci­cios. Fran­cis­co Esteban con­fir­ma que en 2017 “se mues­tra una me­jo­ría del mer­ca­do en ge­ne­ral”, co­mo tam­bién lo hi­zo “el año pa­sa­do”. En el ca­so de Shell, es­ta com­pa­ñía es­tá “re­por­tan­do cre­ci­mien­tos por en­ci­ma del 5%”, por lo que es­pe­ra una evo­lu­ción del mer­ca­do muy si­mi­lar a es­tas ci­fras. Fer­nan­do Díaz tam­bién pre­vé “un cie­rre de ejer­ci­cio en la lí­nea de años an­te­rio­res, man­te­nien­do el mis­mo rit­mo de cre­ci­mien­to in­ter­anual”. Pa­ra lle­gar a es­ta con­clu­sión, el CO-CEO de Oli­pes echa mano de los da­tos ade­lan­ta­dos por Ase­lu­be, así co­mo de va­ria­bles co­mo el Ín­di­ce de Pro­duc­ción In­dus­trial (IPI), que pre­sen­ta una va­ria­ción anual co­rre­gi­da del 1,9% has­ta ju­lio, y la evo­lu­ción del sec­tor del au­to­mó­vil, “cu­yas ven­tas has­ta agos­to han au­men­ta­do en un 8,6% res­pec­to al mis­mo pe­río­do de 2016”. La pro­pia Me­mo­ria de Ac­ti­vi­da­des de Ase­lu­be re­co­ge que “las pers­pec­ti­vas pa­ra 2017 pa­re­cen con­fir­mar la sen­da de la re­cu­pe­ra­ción”, aun­que ad­vier­te de que “se­gui­mos per­ci­bien­do los cam­bios de ma­ne­ra muy pau­la­ti­na”.

EL TA­LLER IN­DE­PEN­DIEN­TE, IM­PA­RA­BLE

En un mer­ca­do ca­da día más com­pe­ti­ti­vo, el ta­ller in­de­pen­dien­te con­ti­núa ga­nan­do cuo­ta de mer­ca­do en de­tri­men­to de las es­ta­cio­nes de ser­vi­cio, los au­to­cen­tros, las gran­des su­per­fi­cies y, so­bre to­do, los ta­lle­res de con­ce­sio­na­rios. El rit­mo es im­pa­ra­ble. Se­gún los da­tos que ma­ne­ja Ase­lu­be, los ta­lle­res mul­ti­mar­ca aglu­ti­na­ron en 2016 el 38,7% de las ven­tas de lu­bri­can­tes pa­ra au­to­mo­ción, una ci­fra ex­cep­cio­nal si te­ne­mos en cuen­ta que só­lo tres años an­tes, en 2013, es­tos es­ta­ble­ci­mien­tos ape­nas con­tro­la­ban el 28,1% de las ven­tas. Es­to su­po­ne un cre­ci­mien­to de más de 10 pun­tos en un tiem­po ré­cord. En el otro la­do de la ba­lan­za en­con­tra­mos los ta­lle­res mar­quis­tas, que si­guen li­de­ran­do el mer­ca­do pe­ro que ven co­mo sus ci­fras no pa­ran de caer año tras año. Si en 2013 los con­ce-

sio­na­rios eran res­pon­sa­bles del 52,7% de las ven­tas de acei­tes pa­ra au­to­mo­ción, en 2016 ese da­to ha caí­do al 44,1%. Es de­cir, en só­lo tres años la bre­cha se ha re­du­ci­do del 24,6% de 2013 a la dis­tan­cia ac­tual, que es de ape­nas el 5,4%. Si se man­tie­ne es­ta evo­lu­ción, en uno o dos años ten­dre­mos que ha­blar de un mer­ca­do pa­re­jo. Es­to ex­po­ne bien a las cla­ras el in­te­rés cre­cien­te de los con­su­mi­do­res por la pos­ven­ta marquista, no só­lo por el en­ve­je­ci­mien­to del par­que o por los pre­cios (to­dos los con­ce­sio­na­rios ofre­cen ya pa­que­tes de man­te­ni­mien­to a pre­cio ce­rra­do), sino tam­bién por el au­men­to de la per­cep­ción de ca­li­dad de es­tos es­ta­ble­ci­mien­tos. Se­gún Fer­nan­do Díaz, es­ta si­tua­ción “favorece a los fa­bri­can­tes in­de­pen­dien­tes” co­mo Oli­pes. Des­de su pun­to de vis­ta, el cre­ci­mien­to de los ta­lle­res mul­ti­mar­ca “se tra­du­ce en una mayor ven­ta de mar­cas co­mo la nues­tra cu­ya red de dis­tri­bu­ción se asien­ta en la tien­da de re­cam­bios y en los gru­pos de dis­tri­bu­ción in­de­pen­dien­tes”. Ade­más, tam­bién per­mi­te que au­men­te “nues­tras ven­tas a los gru­pos de dis­tri­bu­ción pa­ra los que fa­bri­ca­mos lu­bri­can­tes de au­to­mo­ción con su pro­pia mar­ca y con los mis­mos es­tán­da­res de ca­li­dad que una pri­me­ra”.

LOS MÁR­GE­NES, EN CAÍ­DA

En un con­tex­to de re­cu­pe­ra­ción ge­ne­ra­li­za­da co­mo el ac­tual te­ne­mos que se­guir ha­blan­do de los már­ge­nes co­mo uno de los gran­des pro­ble­mas pa­ra fa­bri­can­tes y dis­tri­bui­do­res. Des­de Shell Es­pa­ña, Fran­cis­co Esteban aler­ta de que “es­te año la si­tua­ción a es­te res­pec­to ha si­do más di­fí­cil que las de los años pre­ce­den­tes”. El mo­ti­vo lo en­con­tra­mos en las ma­te­rias pri­mas, que “han mos­tra­do un

cla­ro in­cre­men­to”. Es­to se su­ma a “la gran com­pe­ten­cia exis­ten­te en es­te ne­go­cio”, lo que re­sul­ta un cóc­tel ex­plo­si­vo pa­ra la ren­ta­bi­li­dad. Des­de Oli­pes tam­bién apun­tan a la com­pe­ten­cia co­mo uno de los prin­ci­pa­les obs­tácu­los pa­ra la re­cu­pe­ra­ción de los már­ge­nes. Y es que ca­da vez son más las com­pa­ñías ex­tran­je­ras que ope­ran en el mer­ca­do eu­ro­peo, bien di­rec­ta­men­te o a tra­vés de im­por­ta­do­res y re­des de dis­tri­bu­ción de re­cam­bios. Pa­ra Fer­nan­do Díaz es­to se tra­du­ce “en una mayor ofer­ta pa­ra un mer­ca­do to­da­vía en vías de re­cu­pe­ra­ción”. El re­sul­ta­do de una mayor com­pe­ten­cia es siem­pre una mi­no­ra­ción en los már­ge­nes de ven­ta. “No po­de­mos lu­char con­tra es­to, lo que te­ne­mos que ha­cer es re­di­se­ñar nues­tras com­pa­ñías pa­ra adap­tar­nos a los nue­vos tiem­pos. Por eso las em­pre­sas pro­duc­to­ras es­pa­ño­las buscamos ca­da día más el cre­ci­mien­to fue­ra de nues­tras fron­te­ras y de las de la UE”, con­clu­ye. Men­ción es­pe­cial me­re­cen los fa­bri­can­tes que co­mer­cia­li­zan a ba­jo cos­te pro­duc­tos con una ca­li­dad in­fe­rior a la que mar­ca su eti­que­ta­do. Pa­ra Díaz, es­te frau­de, que no só­lo al­te­ra las re­glas del jue­go en el sec­tor, afec­ta a más de tres mi­llo­nes de usua­rios en nues­tro país y que su­po­ne un gas­to ex­tra en man­te­ni­mien­to y re­pa­ra­ción de ave­rías de­ri­va­das de es­te pro­ble­ma que su­pera los 2.500 mi­llo­nes de eu­ros.

AU­MEN­TA LA CA­LI­DAD

Al mar­gen del au­men­to de los vo­lú­me­nes, otra de las no­ti­cias po­si­ti­vas es que el mer­ca­do cre­ce en va­lor gra­cias al con­ti­nuo in­cre­men­to de las ven­tas de acei­tes sin­té­ti­cos y se­mi­sin­té­ti­cos. La de­man­da de ca­li­dad en los lu­bri­can­tes pa­ra tu­ris­mos y en ge­ne­ral pa­ra ser­vi­cios li­ge­ros si­guen la sen­da de cre­ci­mien­to con­ti­nua­do que se ha ve­ni­do pre­sen­tan­do des­de an­tes del año 2000. Los da­tos apor­ta­dos por Ase­lu­be se­ña­lan que si­gue la ten­den­cia de cre­ci­mien­to de la cuo­ta de con­su­mo de lu­bri­can­tes sin­té­ti­cos y se­mi­sin­té­ti­cos fren­te a los de ba­ses mi­ne­ra­les. A pe­sar de es­tar ha­blan­do de pro­duc­tos con mayor va­lor aña­di­do y, por tan­to, de mayor pre­cio, se man­tie­ne la evo­lu­ción cre­cien­te en la de­man­da de pro­duc­tos de ca­li­dad, con una mayor exi­gen­cia tec­no­ló­gi­ca y una mayor car­ga de in­ves­ti­ga­ción y desa­rro­llo. La pro­por­ción de pro­duc­tos sin­té­ti­cos al­can­za­da en el seg­men­to de ser­vi­cios li­ge­ros ha pa­sa­do en 20 años de un 2,4% en 1995 has­ta un 54,7% en el pa­sa­do año. Si in­clui­mos los lla­ma­dos se­mi­sin­té­ti­cos, el in­cre­men­to es to­da­vía más lla­ma­ti­vo (de un 9,7% en 1995 he­mos pa­sa­do a un 91,1% en 2016). Es­ta pro­por­ción es sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te su­pe­rior en el par­que de vehícu­los me­no­res de tres años. En el ca­so de los vehícu­los pe­sa­dos, la ten­den­cia ha­cia se­mi­sin­té­ti­cos, sin­té­ti­cos y eco­no­mi­za­do­res de com­bus­ti­ble (muy baja vis­co­si­dad) se man­tie­ne en la tó­ni­ca de cre­ci­mien­to. Así pa­ra la su­ma de sin­té­ti­cos y se­mi­sin­té­ti­cos se ha pa­sa­do de un 0,3% en 1995 has­ta un 28,6% del to­tal en 2016.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.