LA IM­POR­TAN­CIA DE ELE­GIR EL COM­PRE­SOR ADE­CUA­DO

Nuestros Talleres - - In­for­me | Compresores -

uso in­ten­si­vo y con­ti­nuo, al es­tar es­pe­cial­men­te adap­ta­dos pa­ra un al­to con­su­mo de ai­re y muy ex­ten­di­do en el tiem­po. Acep­tan una ta­sa de car­ga del 100% pa­ra un fun­cio­na­mien­to de has­ta 50.000 ho­ras, mien­tras que la tec­no­lo­gía “tor­ni­llo” ofre­ce ca­pa­ci­dad, al­to ren­di­mien­to (ve­lo­ci­dad/po­ten­cia) y du­ra­bi­li­dad. Son los que pro­por­cio­nan ai­re de la más al­ta ca­li­dad. La com­pre­sión de es­te ti­po de pro­duc­to es efec­tua­da por dos ro­to­res he­li­coi­da­les, uno “ma­cho” (un tor­ni­llo de cua­tro en­tra­das) y otro “hem­bra” (de seis en­tra­das) en­gra­na­dos en­tre sí gi­ran­do den­tro de una car­ca­sa de for­ma si­mul­tá­nea y en sen­ti­do con­tra­rio. El ai­re lle­na los es­pa­cios creados en­tre am­bos tor­ni­llos, au­men­tan­do la pre­sión se­gún se va re­du­cien­do el vo­lu­men en el in­te­rior de la car­ca­sa. Tam­bién en­con­tra­mos en el mer­ca­do otro ti­po de compresores de des­pla­za­mien­to po­si­ti­vo co­mo el com­pre­sor de pa­le­tas, que cuen­ta en el in­te­rior de una car­ca­sa ci­lín­dri­ca con un ro­tor de pa­le­tas flo­tan­tes que, du­ran­te el gi­ro del ro­tor, sa­len y en­tran des­de su in­te­rior, for­man­do unas cá­ma­ras en­tre ro­tor y car­ca­sa que se lle­nan con el ai­re. El ro­tor es­tá si­tua­do en una po­si­ción ex­cén­tri­ca al eje cen­tral de la car­ca­sa, por lo que las

LOS COMPRESORES SE CLA­SI­FI­CAN SE­GÚN SU FUEN­TE DE ALI­MEN­TA­CIÓN, TI­PO DE TEC­NO­LO­GÍA PA­RA COM­PRI­MIR EL AI­RE Y APLI­CA­CIÓN

van cre­cien­do en la zo­na de as­pi­ra­ción, llegando a pro­du­cir una de­pre­sión que pro­vo­ca la en­tra­da del ai­re. Se­gún se des­pla­zan con el gi­ro del ro­tor, las cá­ma­ras se van re­du­cien­do ha­cia la zo­na de im­pul­sión, com­pri­mien­do el ai­re en el in­te­rior sin ne­ce­si­dad de vál­vu­la. Por su par­te, los compresores lla­ma­dos roots trans­por­tan el ai­re as­pi­ra­do del la­do de as­pi­ra­ción al de com­pre­sión, no lo com­pri­men en es­te re­co­rri­do y por tan­to no hay re­duc­ción de vo­lu­men ni au­men­to de pre­sión. El vo­lu­men que lle­ga a la bo­ca se des­car­ga con la pre­sión de as­pi­ra­ción, se mez­cla con el ai­re ya com­pri­mi­do de la tu­be­ría de des­car­ga y se in­tro­du­ce en la cá­ma­ra llegando a la pre­sión má­xi­ma pa­ra des­pués ser ex­pul­sa­do. Cuen­ta con un con­jun­to de en­gra­na­jes que ac­cio­nan los ro­to­res de ma­ne­ra sin­cro­ni­za­da evi­tan­do que se ro­cen en­tre sí. Es­tán des­ti­na­dos a apli­ca­cio­nes neu­má­ti­cas que re­quie­ran ai­re com­pri­mi­do a ba­jas pre­sio­nes sin ras­tros de lu­bri­can­te. De cons­truc­ción más sen­ci­lla son los compresores a mem­bra­na, que a pe­sar de su sen­ci­llez cuen­tan con la ven­ta­ja de ofre­cer un ai­re de gran pu­re­za to­tal­men­te exen­to de acei­te. Cuen­tan con una mem­bra­na ac­cio­na­da por una bie­la que es­tá mon­ta­da so­bre un eje mo­tor ex­cén­tri­co. Así, se ob­tie­ne un mo­vi­mien­to de vai­vén de la mem­bra­na que brin­da una va­ria­ción de vo­lu­men de la cá­ma­ra de com­pre­sión. En la cá­ma­ra se en­cuen­tran alo­ja­das unas vál­vu­las de ad­mi­sión y des­car­ga que se ac­cio­nan au­to­má­ti­ca­men­te por la ac­ción del ai­re. Por úl­ti­mo, los compresores axia­les es­tán ba­sa­dos, co­mo su pro­pio nom­bre in­di­ca, en el prin­ci­pio de la com­pre­sión axial. Fun­cio­nan a tra­vés de una se­rie de ros­cas con ala­bes co­lo­ca­das de for­ma con­se­cu­ti­va que com­pri­men el ai­re. En de­fi­ni­ti­va, la va­rie­dad de mo­de­los de compresores es muy am­plia, ya que su fun­cio­na­mien­to y ca­rac­te­rís­ti­cas es­pe­cí­fi­cas de­ter­mi­nan sus apli­cá­ma­ras

ca­cio­nes y usos con­cre­tos. Por es­te mo­ti­vo, mar­cas co­mo Anest Iwa­ta, Compresores Jos­val, Air­mac Compresores, Hertz Kom­pres­so­ren, Kae­ser o MPC tra­ba­jan pa­ra in­cor­po­rar en sus ca­tá­lo­gos di­fe­ren­tes op­cio­nes que cu­bran las ne­ce­si­da­des de los pin­to­res y les ha­gan des­ta­car en un mer­ca­do don­de el pre­cio y la ca­li­dad son dos fac­to­res cla­ve. En el si­guien­te in­for­me ana­li­za­mos al­gu­nos de los pro­duc­tos más des­ta­ca­dos de las men­cio­na­das fir­mas.

ANEST IWA­TA

› Los compresores de la mar­ca des­ta­can por su efi­cien­cia en tér­mi­nos de ren­di­mien­to ener­gé­ti­co. Y es que Anest Iwa­ta lle­va des­de 1926 es­pe­cia­li­za­do en la pro­duc­ción de ai­re com­pri­mi­do y de equi­pos pa­ra el aca­ba­do por pul­ve­ri­za­ción, y cuen­ta con ex­pe­rien­cia re­co­no­ci­da en los mer­ca­dos in­dus­tria­les y de au­to­mo­ción. En su ofer­ta po­de­mos en­con­trar compresores sin acei­te pa­ra el uso es­pe­cí­fi­co con ae­ró­gra­fos, co­mo los mo­de­los IS 975 Po­wer Jet Pro e IS 850 Smart Jet. Ade­más, la se­rie SL de compresores de des­pla­za­mien­to sin acei­te in­clu­ye mo­de­los co­mo SLB Ba­se Mount, SLT Open Tank Mount y SLTE En­clo­sed Tank Mount. To­dos ellos cuen­tan con un sis­te­ma de fun­cio­na­mien­to ul­tra­si­len­cio­so (51-67 db), sen­sor de dre­na­je au­to­má­ti­co, in­ter­va­los de man­te­ni­mien­to re­du­ci­dos e in­ter­coo­ling in­cor­po­ra­do. Por su par­te, la lí­nea OFT de Anest Iwa­ta es­tá mon­ta­da en un tan­que de compresores al­ter­na­ti­vos de acei­te que uti­li­za un pis­tón de re­si­na com­pues­ta pa­ra re­du­cir el ca­lor y au­men­tar la du­ra­bi­li­dad. Es­te sis­te­ma pue­de pro­por­cio­nar ai­re lim­pio y li­bre de acei­te a tra­vés de una po­ten­te com­pre­sión de dos eta­pas y un sis­te­ma am­plia­do de re­fri­ge­ra­ción de dos vías.

COMPRESORES JOS­VAL

› Na­ci­da en 1958 en Za­ra­go­za, Compresores Jos­val es una em­pre­sa fa­mi­liar que ofre­ce en su ca­tá­lo­go dis­tin­tos ti­pos de compresores y brin­da a los pro­fe­sio­na­les una gran va­rie­dad de mo­de­los. Den­tro de los compresores de pis­tón, en­con­tra­mos la se­rie Clas­sic, uno de los es­tan­dar­tes de la mar­ca. Ro­bus­tos y con un ele­va­do cau- dal de ai­re, cuen­tan con un ci­lin­dro de fun­di­ción de gran du­re­za que pro­lon­ga su vi­da útil y su ren­di­mien­to. Es­tos compresores tam­bién in­cor­po­ran bie­las es­tam­pa­das de una so­la pie­za, mon­ta­das so­bre ro­da­mien­tos de agu­jas que bus­can ga­ran­ti­zar un me­nor ro­za­mien­to, un ma­yor ren­di­mien­to y me­nos vi­bra­cio­nes. Ade­más, la mar­ca ofre­ce compresores de pis­tón in­so­no­ri­za­dos de mon­ta­je sen­ci­llo co­mo la se­rie Brisa Plus. En los mo­de­los de tor­ni­llo, des­ta­can se­ries co­mo la Si­len­tium, de ta­ma­ño com­pac­to y fá­cil ins­ta­la­ción, que es­tán orien­ta­dos a pe­que­ñas y me­dia­nas em­pre­sas don­de el con­su­mo de ai­re es con­ti­nuo y pre­ci­san de un ba­jo ni­vel so­no­ro. Pa­ra los ca­sos en los que se re­quie­ran al­tas pre­sio­nes, Compresores Jos­val ofre­ce op­cio­nes co­mo el mo­de­lo Thor­dön, una es­ta­ción de ai­re com­pri­mi­do por­tá­til que pue­de em­plear­se si­mul­tá­nea­men­te tan­to en 30 co­mo 10 bar.

AIR­MAC COMPRESORES

› Air­mac Compresores se de­di­ca a la ven­ta, ins­ta­la­ción y man­te­ni­mien­to de compresores. Su apues­ta por la ca­li­dad no só­lo se li­mi­ta a la del pro­pio pro­duc­to, si no que abar­ca to­dos los as­pec­tos que in­ter­vie­nen en los pro­ce­sos de ins­ta­la­ción, man­te­ni­mien­to y ser­vi­cio pos­ven­ta. En­tre las al­ter­na­ti­vas de compresores que ofer­ta la mar­ca, en­con­tra­mos di­fe­ren­tes op­cio­nes de­pen­dien­do de la po­ten­cia desea­da (10 Hp - 20 Hp; 20 Hp - 40 Hp; 40 Hp - 60 Hp; > 60 Hp). En­tre to­dos los mo­de­los des­ta­ca la ga­ma de compresores de pis­tón in­so­no­ri­za­do Air Si­lent y la se­rie Air­mac, don­de en­con­tra­mos compresores de pis­tón con trans­mi­sión por co­rreas, equi­pa­dos con po­ten­tes ca­be­za­les de una y dos eta­pas. Es­tos compresores es­tán lu­bri­ca­dos con acei­te, ofre­cen al­to ren­di­mien­to a ba­jas re­vo­lu­cio­nes y cuen­tan con ci­lin­dros de hie­rro fun­di­do que re­du­cen la vi­bra­ción y ase­gu­ran un ba­jo ni­vel so­no­ro. Ade­más, el di­se­ño es­pe­cial de la cu­bier­ta garantiza una au­sen­cia to­tal de fu­gas de acei­te y el in­di­ca­dor de ni­vel del mis­mo per­mi­te un fá­cil con­trol. En con­cre­to, mo­de­los co­mo el Air 912/500 TF/ST/15 de 7,5Kw/10hp cuen­tan con un de­pó­si­to de 500 li­tros con arran­que es­tre­lla trián­gu­lo, a 15 bar.

HERTZ KOM­PRES­SO­REN

› Fun­da­da en Ale­ma­nia con el ob­je­ti­vo de fa­bri­car compresores de ai­re con

LOS COMPRESORES DE TOR­NI­LLO SE DES­TI­NAN A UN USO IN­TEN­SI­VO Y CON­TI­NUO

Pa­ra una elec­ción co­rrec­ta del com­pre­sor de ai­re es muy im­por­tan­te va­lo­rar la apli­ca­ción y te­ner en cuen­ta las ven­ta­jas e in­con­ve­nien­tes de ca­da uno de los mo­de­los, así co­mo las pres­ta­cio­nes reales que ofre­cen. Pa­ra con­se­guir el aca­ba­do desea­do, el pro­fe­sio­nal de­be con­si­de­rar es­tos as­pec­tos fun­da­men­ta­les: Pre­sión de ai­re ne­ce­sa­ria (en ba­res). Hay que eva­luar­la en fun­ción de las ne­ce­si­da­des de las má­qui­nas y he­rra­mien­tas, sin so­bre­va­lo­rar ni sub­es­ti­mar las ne­ce­si­da­des de pre­sión del ta­ller. Con­su­mo del com­pre­sor, que es­tá ex­pre­sa­do en me­tros cú­bi­cos/ho­ra (m3/h) o en li­tros/mi­nu­tos (l/min). Es­tas dos es­pe­ci­fi­ca­cio­nes son las más im­por­tan­tes a te­ner en cuen­ta a la ho­ra de ele­gir com­pre­sor. El com­pre­sor que se­lec­cio­ne­mos de­be te­ner un cau­dal que sea co­mo mí­ni­mo igual al con­su­mo de la he­rra­mien­ta neu­má­ti­ca que va­mos a uti­li­zar, aun­que siem­pre es pre­fe­ri­ble que lo su­pere. De igual for­ma, la pre­sión má­xi­ma del com­pre­sor de­be su­pe­rar en dos o tres ba­res, al me­nos, la pre­sión no­mi­nal de tra­ba­jo de la he­rra­mien­ta. Ade­más, la ca­pa­ci­dad del cal­de­rín in­flu­ye so­bre el nú­me­ro de arran­ques del com­pre­sor, por lo que, si pen­sa­mos dar un uso muy con­ti­nua­do al mis­mo, se­rá me­jor que op­te­mos por uno de ma­yor ca­pa­ci­dad pa­ra alar­gar la vi­da útil del apa­ra­to. Po­ten­cia del com­pre­sor, re­pre­sen­ta­da en ca­ba­llos de fuer­za (HP), en ca­ba­llos de va­por (CV) o en ki­lo­va­tios (KW). La ca­pa­ci­dad de al­ma­ce­na­mien­to del tan­que, cal­cu­la­da en li­tros. Ca­li­dad del ai­re que se re­quie­re. Ca­li­dad de la dis­tri­bu­ción de ai­re en el es­ta­ble­ci­mien­to, así co­mo el es­pa­cio que ocu­pa el com­pre­sor o el ni­vel de rui­do que ge­ne­ra. To­dos es­tos ele­men­tos de­ter­mi­na­rán la se­lec­ción de un ti­po de com­pre­sor u otro, te­nien­do en cuen­ta que ele­gir el co­rrec­to se­rá in­dis­pen­sa­ble pa­ra un buen re­sul­ta­do y tiem­pos de tra­ba­jo eficientes. Igual de im­por­tan­te que la elec­ción co­rrec­ta, es su pos­te­rior man­te­ni­mien­to, ya que la vi­da útil del com­pre­sor y la ca­li­dad de los tra­ba­jos ob­te­ni­dos es­tán di­rec­ta­men­te re­la­cio­na­das con el mis­mo.

Air­mac in­clu­ye en su ca­tá­lo­go compresores de pis­tón in­so­no­ri­za­do. La se­rie Cier­zo for­ma par­te de la ga­ma de compresores de pis­tón de Jos­val.

El com­pre­sor de tor­ni­llo Se­ries ASD has­ta DSD T for­ma par­te de la ofer­ta de Kae­ser.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.