YO PA­RA SER FE­LIZ QUIE­RO UN SO­FÁ

Nuevo Estilo - - EDITORIAL -

Sim­pa­tía:“Mo­do de ser que ha­ce a una per­so­na atrac­ti­va y agra­da­ble”.Y quien di­ce a una per­so­na, di­ce a una ca­sa. Así lo reivin­di­ca­mos no­so­tros. ¿No te ha pa­sa­do nun­ca que has en­tra­do en un sa­lón y te ha pa­re­ci­do pre­cio­so y cer­cano? Va­mos, que te has en­con­tra­do muy a gus­to en él aun­que fue­ra tu pri­me­ra vi­si­ta. Sim­pa­tía. Pues eso es lo que he sen­ti­do yo al ver to­das las ca­sas que te mos­tra­mos es­te mes, su­ma­men­te afa­bles ade­más de es­tar rea­li­za­das con un no­ta­ble in­terio­ris­mo. Por­que sim­pá­ti­ca no sig­ni­fi­ca tri­vial o su­per­fi­cial, no nos con­fun­da­mos. To­dos co­no­ce­mos a gen­te va­lio­sa y muy se­ria, pe­ro con gran cor­dia­li­dad en sus com­por­ta­mien­tos. Así son nues­tros pro­yec­tos de es­ta edi­ción: só­li­dos, con una rea­li­za­ción im­pe­ca­ble, en sin­to­nía con la ar­qui­tec­tu­ra a la que se pres­tan y con la for­ma de vida de quie­nes los ha­bi­tan, y, a la vez, ¡tan fá­ci­les de com­pren­der! Es po­si­ble que es­ta im­pre­sión ven­ga in­du­ci­da ya por el sa­lón, el fo­co de to­das las de­co­ra­cio­nes que co­noz­co (y son unas cuan­tas), y con ra­zón, pues es la zo­na más vi­vi­da y don­de me­jor se apre­cia el ca­rác­ter de sus due­ños. Por ello po­ne­mos tan­to mi­mo a la ho­ra de rea­li­zar nues­tro anual Dos­sier Sa­lo­nes. En es­te re­co­ge­mos to­da la sim­pa­tía de la que ha­bla­mos, pe­ro, ade­más, adap­tán­do­la a los dis­tin­tos es­ti­los ac­tua­les.Te va a gus­tar.Yo, per­so­nal­men­te, me he de­te­ni­do en la se­lec­ción de so­fás que pre­sen­ta­mos, y es que me pier­de un buen so­fá. Me se­du­cen las for­mas en­vol­ven­tes, el gol­pe de co­lor que po­ne en el con­jun­to, las ta­pi­ce­rías tan amo­ro­sas, la ex­pec­ta­ti­va de re­lax que su­po­ne... es­to es, la fe­li­ci­dad que me da re­co­ger­me a so­las en­tre sus al­moha­do­nes. Sí, ben­di­tos so­fás.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.