LUZ, CO­LOR Y ¡AC­CIÓN!

LUMINOSO, VITAMÍNICO, CO­LO­RIS­TA... LA DE­CO­RA­DO­RA NU­RIA ALÍA HA HE­CHO GA­LA DE SU LA­DO MÁS LÚ­DI­CO EN ES­TE PI­SO DE UNA ZO­NA CÉN­TRI­CA, PE­RO RE­SI­DEN­CIAL, DE MA­DRID. TO­DO AQUÍ ES ¡PU­RA VI­DA!

Nuevo Estilo - - SUMARIO | NOVIEMBRE 2018 - Rea­li­za­ción: Bea­triz Apa­ri­cio. Tex­to: Con­cha Pizarro. Fo­tos: Pa­tri­cia Ga­lle­go

Una de­co­ra­ción po­si­ti­va y lle­na de vi­ta­li­dad se apo­de­ra de es­te pi­so re­for­ma­do por Nu­ria Alía.

Ala in­terio­ris­ta Nu­ria Alía le en­can­tan los co­lo­res –su pri­mer es­tu­dio, que com­par­tía con dos so­cias, se lla­ma­ba Li­ving Pink, to­da una de­cla­ra­ción de in­ten­cio­nes– y los re­tos di­ver­ti­dos. Por eso, es­te pro­yec­to pa­ra un ma­tri­mo­nio jo­ven con dos ni­ños le en­tu­sias­mó. ¿Qué es lo que más les gus­ta a los pe­ques? Ju­gar, y si es al es­con­di­te, me­jor. Pues en su nue­va ca­sa pue­den ha­cer­lo gra­cias al sis­te­ma de puer­tas co­rre­de­ras que aís­lan –y tam­bién co­nec­tan– es­pa­cios, crean­do lu­ga­res de ocio pro­pios.

La vi­vien­da, de 1965, obra del ar­qui­tec­to Pe­dro Casariego Her­nán­dez-Va­que­ro,se re­dis­tri­bu­yó pa­ra apro­ve­char los im­pre­sio­nan­tes ven­ta­na­les que dan al jar­dín y su bue­na orien­ta­ción.Aho­ra, to­das las zo­nas co­mu­nes re­ci­ben esa luz, que se mul­ti­pli­ca con una cui­da­da dis­tri­bu­ción de es­pe­jos pa­ra que na­da que­de en som­bra. El re­sul­ta­do es un área de sa­lón-co­me­dor-sa­la de es­tar am­plia e in­ter­co­nec­ta­da.

La de­co­ra­ción com­bi­na pie­zas en­con­tra­das en an­ti­cua­rios, ob­je­tos es­pe­cia­les, ico­nos con­tem­po­rá­neos y di­se­ños pro­pios, en un mix que enamo­ra. Lo im­por­tan­te son los mue­bles, por eso el con­te­ne­dor es es­tu­dia­da­men­te neu­tro. Las pa­re­des se han pin­ta­do en gris cla­ro es­mal­ta­do, sal­vo la del ca­be­ce­ro del dor­mi­to­rio prin­ci­pal, a la que se ha que­ri­do dar pro­ta­go­nis­mo con un pa­pel pin­ta­do.

Pa­ra el sue­lo se ha usa­do una ta­ri­ma de ro­ble en co­lor na­tu­ral, y un ma­te­rial por­ce­lá­ni­co con aca­ba­do en blan­co en co­ci­na y ba­ños. En es­tas es­tan­cias, de lí­neas muy de­pu­ra­das, los cua­dros y com­ple­men­tos se en­car­gan de arran­car una son­ri­sa por su for­ma y to­na­li­da­des: azul eléc­tri­co, ro­jo, ver­de…

En los mue­bles, el ma­tiz blan­co ro­to es el rey en los de ma­yor ta­ma­ño, re­ser­van­do los con­tras­tres cro­má­ti­cos y los jue­gos de tex­tu­ras pa­ra bu­ta­cas, si­llas, com­ple­men­tos y tex­ti­les. En­tre es­tos úl­ti­mos des­ta­can los al­moha­do­nes con prints de Jim Thom­pson, Gas­tón y Da­nie­la, y De­sig­ners Guild.

La di­se­ña­do­ra no en­tien­de un in­terio­ris­mo sin ar­te. En la me­sa de cen­tro y en la es­tan­te­ría del sa­lón se ex­hi­ben pe­que­ñas pie­zas muy es­co­gi­das: un nu­do blan­co de vi­drio che­co so­pla­do a mano, de Ka­ren Gil­bert y Paul Pa­vlak pa­ra Sklo; la obra ce­rá­mi­ca Bowl, de Klein Reid; es­cul­tu­ras de Abraham Ben­za­dón; y las ma­nos I lo­ve you, de Noir, en co­bre, sin ol­vi­dar las gran­des fo­to­gra­fías y car­te­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.