En­tre­vis­ta Ana Ma­ría Ro­me­ro, Al­cal­de­sa de Mon­to­ro (Cór­do­ba)

La vin­cu­la­ción del olivo a An­da­lu­cía, a Cór­do­ba, a sus plue­blos y a sus gen­tes es in­ne­ga­ble. La tra­yec­to­ria his­tó­ri­ca del olivo co­mo mo­tor eco­nó­mi­co y cul­tu­ral de una re­gión, de­ter­mi­na la “per­so­na­li­dad de los pue­blos”, co­mo di­ce Ana Ma­ría Ro­me­ro, en una e

Oleo Revista - - SUMARIO -

Co­mo Al­cal­de­sa de Mon­to­ro, ¿qué sig­ni­fi­ca­do tie­ne el oli­var co­mo in­dus­tria y co­mo for­ma de cul­tu­ra en su mu­ni­ci­pio?

El olivo es más que pro­duc­ción de aceite y acei­tu­na, va mu­cho más le­jos que una ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca, el olivo es en sí mis­mo una cul­tu­ra, es una for­ma de vi­da, es ca­paz de la­brar la per­so­na­li­dad de los pue­blos que lo ate­so­ran, en sín­te­sis, el olivo es el ár­bol de la vi­da pa­ra los paí­ses me­di­te­rrá­neos. No se ex­pli­ca la his­to­ria de Mon­to­ro sin es­te ár­bol sa­gra­do, por tan­to el olivo so­mos no­so­tros y sin él na­da hu­bie­ra si­do igual… y sin él, el fu­tu­ro se­ría dis­tin­to.

Por ello, es un re­co­no­ci­mien­to de to­dos los va­lo­res hu­ma­nos y eco­nó­mi­cos que ge­ne­ra el olivo, con­vir­tién­do­se en em­ba­ja­dor de nues­tra tie­rra gra­cias a la ce­le­bra­ción bie­nal de la Fe­ria del Olivo.

Es un or­gu­llo y res­pon­sa­bi­li­dad tras­la­dar a los vi­si­tan­tes la in­no­va­ción, di­na­mis­mo y ser úti­les a un sec­tor que a lo lar­go de la his­to­ria se ha ido man­te­nien­do e im­pul­sa­do gra­cias al es­fuer­zo in­com­bus­ti­ble de sus tra­ba­ja- do­res, de las coope­ra­ti­vas, al­ma­za­ras, en­va­sa­do­res, em­pre­sas au­xi­lia­res y de ma­qui­na­ria, etc.

¿Qué evo­lu­ción con­si­de­ra que es­tá te­nien­do es­ta in­dus­tria y qué cam­bios ob­ser­va a lo lar­go de es­tos dos úl­ti­mos años?

Es­ta­mos en una épo­ca don­de la op­ti­mi­za­ción de cos­tes es una prio­ri­dad pa­ra ha­cer un sec­tor com­pe­ti­ti­vo y en es­te sen­ti­do la me­ca­ni­za­ción re­sul­ta­rá vi­tal en los pró­xi­mos años. Hay que pro­du­cir ca­li­dad y ha­cer­lo de for­ma ra­cio­nal y me­dioam­bien­tal­men­te sos­te­ni­ble. Nos si­tua­mos aho­ra en la era de la ob­ten­ción de acei­tes vír­ge­nes ex­tra de la má­xi­ma ca­li­dad, el con­su­mi­dor mun­dial lo exi­ge y el pro­duc­tor y trans­for­ma­dor de­ben ser­vír­se­lo.

Tam­bién hay que des­ta­car que se es­tá pro­du­cien­do un au­men­to de vo­lu­men de ne­go­cio in­ter­na­cio­nal y ex­por­ta­cio­nes y ve­ni­mos ob­ser­van­do con fuer­za co­mo ba­ti­mos re­cord. Hay gran pre­sen­cia in­ter­na­cio­nal y se no­ta. El in­te­rés por el oro lí­qui­do de nues­tra tie­rra mar­ca la di­fe­ren­cia mun­dial y ha reac­ti­va­do el mo­tor de la eco­no­mía na­cio­nal.

¿Con­si­de­ra que las em­pre­sas del sec­tor es­tán di­ver­si­fi­can­do su ac­ti­vi­dad y po­ten­cian­do el pro­duc­to?

La di­ver­si­fi­ca­ción pa­sa por ofre­cer vír­ge­nes ex­tra ca­da vez me­jo­res, con la ex­ce­len­cia co­mo ban­de­ra y di­fe­ren­cian­do los zu­mos por va­rie­da­des, ca­rac­te­rís­ti­cas or­ga­no­lép­ti­cas, ma­ti­ces, etc. Tam­bién los acei­tes eco­ló­gi­cos su­po­nen abrir el aba­ni­co de nues­tra ofer­ta ha­cia un pú­bli­co más exi­gen­te y en ello de­be­mos ahon­dar, es­pe­cial­men­te los pue­blos oli­va­re­ros de sie­rra que se adap­tan más a ello.

Ade­más la di­ver­si­fi­ca­ción pa­sa por ofre­cer otros pro­duc­tos del olivo de al­to valor aña­di­do co­mo son los cos­mé­ti­cos desa­rro­lla­dos en ba­se a vír­ge­nes ex­tra, pro­duc­tos de nue­va ga­ma de­ri­va­dos del aceite de oli­va pa­ra la al­ta gas­tro­no­mía, tés o in­fu­sio­nes de­ri­va­das de la ho­ja de olivo, etc. Por úl­ti­mo de­be­mos po­ten­ciar el valor de los sub­pro­duc­tos co­mo el al­pe­rou­ru­jo en su po­ten­cial co­mo ge­ne­ra­dor de bio­ma­sa, o al­ter­na­ti­va­men­te co­mo com­post de ca­li­dad pa­ra el abo­na­do del oli­var.

Sin ol­vi­dar el oleo­tu­ris­mo, un ne­go­cio emer­gen­te don­de los sec­to­res oleí­co­la y tu­rís­ti­co se fu­sio­nan pa­ra dar lo me­jor de sí y acer­car el oli­var al pú­bli­co. Es un ne­go­cio con un am­plio ho­ri­zon­te que po­co a po­co se es­tá con­so­li­dan­do en el mer­ca­do.

Des­de su pun­to de vis­ta, ¿qué pue­den apor­tar las po­lí­ti­cas pú­bli­cas en la me­jo­ra del sec­tor del aceite de oli­va? ¿Có­mo se po­dría apo­yar al pro­duc­tor?

El com­pro­mi­so con el sec­tor por par­te de las ins­ti­tu­cio­nes es in­ne­ga­ble. An­da­lu­cía es la úni­ca co­mu­ni­dad au­tó­no­ma que ha in­clui­do, den­tro del Pro­gra­ma de Desa­rro­llo Ru­ral (PDR); un sub­pro­gra­ma te­má­ti­co di­ri­gi­do al sec­tor oli­va­re­ro que cuen­ta con un pre­su­pues­to que su­pera los 300 mi­llo­nes de eu­ros, en­con­trán­do­se ac­tual­men­te a pleno ren­di­mien­to.

Asi­mis­mo, la Con­se­je­ría de Agri­cul­tu­ra, Pes­ca y Desa­rro­llo Ru­ral ha pues­to ya a dis­po­si­ción del sec­tor me­dian­te la pu­bli­ca­ción de con­vo­ca­to­rias, has­ta 230 mi­llo­nes de eu­ros, el 77% de lo pre­vis­to pa­ra to­do el mar­co co­mu­ni­ta­rio. De igual mo­do, la Jun­ta de An­da­lu­cía ha pues­to to­da la ex­pe­rien­cia y el po­ten­cial in­ves­ti­ga­dor y de trans­fe­ren­cia del Ins­ti­tu­to de In­ves­ti­ga­ción https:// www. jun­ta­dean­da­lu­cia. es/ agri­cul­tu­ray­pes­ca/ ifapa/ web y Formación Agra­ria y Pes­que­ra de An­da­lu­cía (Ifapa) al ser­vi­cio de los re­tos del oli­var a tra­vés de seis lí­neas de in­ves­ti­ga­ción, seis de sus cen­tros y una su­per­fi­cie ex­pe­ri­men­tal de 200 hec­tá­reas.

No­so­tros des­de AEMO cree­mos que el fu­tu­ro es­ta en la pro­duc­ción de un aceite de ca­li­dad, por tan­to nues­tras ac­cio­nes van di­ri­gi­das a po­ten­ciar y di­fun­dir los mo­dos de pro­duc­ción más sos­te­ni­bles pe­ro siem­pre li­ga­dos

GRA­CIAS A LAS PO­LÍ­TI­CAS PÚ­BLI­CAS DES­TI­NA­DAS AL SEC­TOR SE ES­TÁ LO­GRAN­DO IM­PUL­SAR LA AC­TI­VI­DAD OLEÍ­CO­LA EN EM­PRE­SA­RIOS...

a la ex­ce­len­cia. Tam­bién el fu­tu­ro pa­sa por la edu­ca­ción del con­su­mi­dor y en ac­cio­nes des­ti­na­das a for­mar­lo en la cul­tu­ra del vir­gen ex­tra.

Ac­tual­men­te es­ta­mos en un en­torno glo­ba­li­za­do, con fuer­te com­pe­ti­ti­vi­dad y don­de la ex­ce­len­cia es la cla­ve pa­ra com­pe­tir con éxi­to, ¿con­si­de­ra que exis­te esa per­cep­ción en el sec­tor? o ¿es­tán re­co­rrien­do el ca­mino?

Gra­cias a la ri­que­za y ca­rac­te­rís­ti­cas na­tu­ra­les del nues­tra tie­rra, dis­po­ne­mos de una ma­te­ria pri­ma inigua­la­ble que ca­da año per­mi­te que Es­pa­ña en­ca­be­ce las lis­tas de ex­por­ta­cio­nes. El AOVE y el aceite de oli­va en to­das sus ver­tien­tes, es un pro­duc­to ex­clu­si­vo de ca­li­dad que ra­ti­fi­ca la mar­ca Es­pa­ña des­de an­ta­ño, de ahí la con­so­li­da­ción, fi­de­li­za­ción y ex­pan­sión ha­cia nue­vos

de clien­tes de un pro­duc­to inexis­ten­te en igual­dad de con­di­cio­nes en otra par­te del mun­do. Al tra­tar­se de un ne­go­cio, la com­pe­ti­ti­vi­dad con otros paí­ses va a es­tar siem­pre pre­sen­te pe­ro al tra­tar­se de aceite de oli­va, Es­pa­ña es re­fe­ren­te mun­dial gra­cias al es­fuer­zo ejer­ci­do a lo lar­go de la his­to­ria de to­das las per­so­nas que for­man par­te del sec­tor oleí­co­la pa­ra po­si­cio­nar a nues­tro país en las co­tas de mer­ca­do que se me­re­ce.

A ni­vel ge­ne­ra­cio­nal, ¿hay in­te­rés por par­te de la po­bla­ción jo­ven en for­mar par­te de es­te le­ga­do eco­nó­mi­co-cul­tu­ral? ¿Qué ac­cio­nes se es­tán lle­van­do a ca­bo por par­te del con­sis­to­rio pa­ra atraer a las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes?

Gra­cias a las po­lí­ti­cas pú­bli­cas des­ti­na­das al sec­tor se es­tá lo­gran­do im­pul­sar la ac­ti­vi­dad oleí­co­la en em­pre­sa­rios jó­ve­nes cu­ya la­bor de em­pren­di­mien­to es fun­da­men­tal pa­ra abrir­se a nue­vos mer­ca­dos y mo­der­ni­zar el sec­tor agra­rio. En cuan­to a la fun­ción que ejer­ce el ayun­ta­mien­to en la Fe­ria del Olivo ha si­do y es fun­da­men­tal pa­ra con­tri­buir al co­no­ci­mien­to y a la pro­yec­ción del pro­duc­to an­da­luz más in­ter­na­cio­nal por ex­ce­len­cia co­mo es el aceite de oli­va. Re­cor­de­mos que es el prin­ci­pal pro­duc­to agroa­li­men­ta­rio ex­por­ta­do por An­da­lu­cía, con un valor de pro­duc­ción de más de 2.900 mi­llo­nes de eu­ros, lo que equi­va­le al 30% de la fac­tu­ra­ción to­tal agra­ria an­da­lu­za.

Asi­mis­mo, se apo­ya la di­vul­ga­ción de la cul­tu­ra del olivo a las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes, del aceite de oli­va y del sec­tor oleí­co­la en ge­ne­ral con ac­ti­vi­da­des co­mo la par­ti­ci­pa­ción en la pro­pia edi­ción de la fe­ria co­mo con­fe­ren­cias y ca­ta so­bre ca­li­dad de aceite de oli­va, in­no­va­ción, poe­sía y fo­to­gra­fía, ac­cio­nes de coor­di­na­ción pa­ra pro­mo­ver el Oleo­tu­ris­mo, par­ti­ci­pa­ción ac­ti­va en re­des so­cia­les, etc. en con­fe­ren­cias de in­te­rés pa­ra el sec­tor o de­gus­ta­ción de aceite con mo­ti­vo de San Isi­dro, en­tre otras ac­ti­vi­da­des.

Ade­más a tra­vés de la Aso­cia­ción Es­pa­ño­la de Mu­ni­ci­pios del Olivo (AEMO) da­mos ser­vi­cio me­dian­te con­sul­ta­ría téc­ni­ca a las em­pre­sas del mu­ni­ci­pio, par­ti­ci­pa­ción en pro­yec­tos de in­ves­ti­ga­ción y pro­yec­tos eu­ro­peos don­de se ven be­ne­fi­cia­dos nues­tros te­rri­to­rios.

El pró­xi­mo ma­yo se ce­le­bra la Fe­ria del Olivo de Mon­to­ro, en su die­ci­nue­ve edi­ción, ¿que ha apor­ta­do al mu­ni­ci­pio y có­mo ha evo­lu­cio­na­do en es­tos úl­ti­mos años?

La Fe­ria del Olivo ha re­pre­sen­ta­do y lo si­gue ha­cien­do has­ta la fe­cha, un mag­ní­fi­co es­ca­pa­ra­te pa­ra la di­fu­sión de las úl­ti­mas in­no­va­cio­nes tec­no­ló­gi­cas y cien­tí­fi­cas del sec­tor, brin­dan­do la opor­tu­ni­dad de es­ta­ble­cer só­li- das re­la­cio­nes de ne­go­cio, in­ter­cam­bio de in­for­ma­ción, aná­li­sis de ten­den­cias ac­tua­les, de la pro­mo­ción del AOVE de ca­li­dad de nues­tra tie­rra, en­tre otros as­pec­tos.

En es­ta edi­ción, ¿cuá­les son los ob­je­ti­vos que se han mar­ca­do?

El prin­ci­pal de­sa­fío es ges­tio­nar ade­cua­da­men­te el li­de­raz­go glo­bal que po­see el sec­tor oleí­co­la no so­lo en Es­pa­ña, sino a ni­vel in­ter­na­cio­nal. Por eso son tan im­por­tan­tes las re­la­cio­nes co­mer­cia­les que se es­ta­ble­cen en es­te even­to, ya que de es­te mo­do se man­tie­ne la com­pe­ti­ti­vi­dad en las ex­plo­ta­cio­nes oli­va­re­ras y las em­pre­sas oleí­co­las.

Otro as­pec­to in­te­re­san­te a des­ta­car es la pro­pues­ta de me­jo­ras en las re­la­cio­nes en­tre el sec­tor y el te­rri­to­rio pa­ra ge­ne­rar valor y bie­nes­tar so­cial me­dian­te la di­ver­si­fi­ca­ción y sos­te­ni­bi­li­dad am­bien­tal; de es­ta for­ma se ob­tie­ne un pro­duc­to de má­xi­ma ca­li­dad por me­dio de una ma­te­ria pri­ma inigua­la­ble, fuen­te de ri­que­za y sus­ten­to pa­ra mi­les de per­so­nas. Por otro la­do, la Fe­ria del Olivo tam­bién po­ten­cia ac­ti­vi­da­des au­xi­lia­res al sec­tor co­mo es el Oleo­tu­ris­mo.

Por úl­ti­mo, la in­ten­si­fi­ca­ción de la orien­ta­ción al mer­ca­do y la in­ter­na­cio­na­li­za­ción del sec­tor, pa­ra que, tan­to paí­ses no pro­duc­to­res de aceite co­mo los que sí rea­li­zan es­ta fun­ción, re­co­noz­can el valor del oro lí­qui­do de nues­tra tie­rra y se per­si­ga una ma­yor pre­sen­cia en es­tos mer­ca­dos me­dian­te alian­zas es­tra­té­gi­cas.

EL PRIN­CI­PAL DE­SA­FÍO ES GES­TIO­NAR ADE­CUA­DA­MEN­TE EL LI­DE­RAZ­GO GLO­BAL QUE PO­SEE EL SEC­TOR OLEÍ­CO­LA NO SO­LO EN ES­PA­ÑA, SINO A NI­VEL IN­TER­NA­CIO­NAL

Fo­tos: Ayun­ta­mien­to de Mon­to­ro (Cór­do­ba)

"El olivo es más que pro­duc­ción de aceite y acei­tu­na, va mu­cho más le­jos que una ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca".

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.