El pa­pel esen­cial de los bio­es­ti­mu­lan­tes y bio­pes­ti­ci­das en la agri­cul­tu­ra sos­te­ni­ble

Oleo Revista - - SUMARIO -

EEl cam­bio de pa­ra­dig­ma ha­cia una agri­cul­tu­ra más sos­te­ni­ble en­tra­ña nu­me­ro­sos desafíos. Los prin­ci­pa­les re­tos son: ase­gu­rar la ali­men­ta­ción de la po­bla­ción, ga­ran­ti­zar pro­duc­tos ino­cuos, sa­lu­da­bles y de ca­li­dad, me­jo­rar la pro­duc­ti­vi­dad, pro­te­ger efi­caz­men­te las co­se­chas de pla­gas y en­fer­me­da­des, au­men­tar la vi­da útil de los pro­duc­tos agrí­co­las, an­te el cam­bio cli­má­ti­co y po­si­bles desas­tres na­tu­ra­les, en de­fi­ni­ti­va, una agri­cul­tu­ra res­pe­tuo­sa y com­pro­me­ti­da con el me­dio am­bien­te. Se­gún los úl­ti­mos da­tos de la FAO, en el año 2050, la pro­duc­ción mun­dial de­be­rá au­men­tar un 60% pa­ra dar co­ber­tu­ra a la de­man­da mun­dial de ali­men­tos y el 33% de los sue­los mun­dia­les es­ta­rán de­gra­da­dos de­bi­do a la ero­sión, el ago­ta­mien­to, la aci­di­fi­ca­ción o la con­ta­mi­na­ción quí­mi­ca. Pa­ra­dó­ji­ca­men­te, la agri­cul­tu­ra con­tri­bu­ye al cam­bio cli­má­ti­co y se ve afec­ta­da di­rec­ta­men­te por el cam­bio cli­má­ti­co. La agri­cul­tu­ra ac­tual im­pli­ca un cam­bio cul­tu­ral y un ma­yor com­pro­mi­so sos­te­ni­ble y me­dioam­bien­tal que exi­ge un mo­dus ope­ran­di dis­tin­to, una for­ma de pro­du­cir di­fe­ren­te en la que se apli­quen tec­no­lo­gías in­no­va­do­ras pa­ra op­ti­mi­zar y me­jo­rar la pro­duc­ción, la ren­ta­bi­li­dad, y la ca­li­dad de los cul­ti­vos, a la vez que se mi­ni­mi­cen los in­su­mos, se me­jo­re la bio­di­ver­si­dad y se res­pe­te el me­dio am­bien­te. La cre­cien­te de­man­da de ali­men­tos sa­lu­da­bles por par­te de las ca­de­nas de dis­tri­bu­ción que im­po­nen lí­mi­tes má­xi­mos de re­si­duos pes­ti­ci­das a los pro­duc­to­res y, por par­te, de los con­su­mi­do­res ca­da vez más exi­gen­tes, preo­cu­pa­dos por lo que co­men, ha obli­ga­do a los pro­duc­to­res a adap­tar su mo­de­lo pro­duc­ti­vo a las exi­gen­cias del mer­ca­do, ca­da vez más es­tric­to, en ma­te­ria de sos­te­ni­bi­li­dad y se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria in­cor­po­ran­do téc­ni­cas y sis­te­mas de con­trol in­te­gra­do de pla­gas y en­fer­me­da­des. Los bio­pes­ti­ci­das son pes­ti­ci­das cu­yo in­gre­dien­te ac­ti­vo es un vi­rus, hon­go, bac­te­ria o ex­trac­to na­tu­ral de­ri­va­do de las plan­tas que se apli­can pa­ra la pre­ven­ción o con­trol de pla­gas y en­fer­me­da­des co­mo in­sec­tos, hon­gos, ne­ma­to­dos e in­clu­so ce­pas de bac­te­rias com­ple­jas. En­tre sus ven­ta­jas en­con­tra­mos que no apor­tan re­si­duos fi­to­sa­ni­ta­rios, pre­sen­tan un buen per­fil de ma­ne­jo de re­sis­ten­cias, son res­pe­tuo­sos con los in­sec­tos be­ne­fi­cio­sos, ap­tos pa­ra la agri­cul­tu­ra con­ven­cio­nal y eco­ló­gi­ca, ga­ran­ti­zan la se­gu­ri­dad del tra­ba­ja­dor, la se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria y res­pe­tan el me­dio am­bien­te Los bio­es­ti­mu­lan­tes son pro­duc­tos que es­ti­mu­lan los pro­ce­sos de nu­tri­ción de las plan­tas in­de­pen­dien­te­men-

te del con­te­ni­do de nu­trien­tes del pro­duc­to, con el úni­co ob­je­ti­vo de me­jo­rar una o va­rias de las si­guien­tes ca­rac­te­rís­ti­cas de la plan­ta: efi­cien­cia en el uso de nu­trien­tes, to­le­ran­cia al es­trés abió­ti­co, ca­rac­te­rís­ti­cas de ca­li­dad de los cul­ti­vos. Por úl­ti­mo, los bio­fer­ti­li­zan­tes son pro­duc­tos a ba­se de mi­cro­or­ga­nis­mos be­né­fi­cos del sue­lo, en es­pe­cial bac­te­rias y/o hon­gos, que vi­ven aso­cia­dos o en sim­bio­sis con las plan­tas y ayu­dan de ma­ne­ra na­tu­ral a su nu­tri­ción y cre­ci­mien­to, ade­más de ser me­jo­ra­do­res de sue­lo.

Ha­cia el Re­si­duo 0

Gru­po Agro­tec­no­lo­gía, hoy lí­der em­pre­sa­rial en el sec­tor de bio­es­ti­mu­lan­tes, bio­pes­ti­ci­das, bio­fer­ti­li­zan­tes y pionera en la es­tra­te­gia de Re­si­duo 0 des­de sus inicios, ha­ce ya más de 20 años, bus­có al­ter­na­ti­vas a los pes­ti­ci­das y fer­ti­li­zan­tes tra­di­cio­na­les, apos­tó y se com­pro­me­tió con es­te seg­men­to de mer­ca­do in­ves­ti­gan­do y desa­rro­llan­do pro­duc­tos sos­te­ni­bles. Un pi­lar es­truc­tu­ral en la em­pre­sa es la con­ti­nua in­ver­sión en I+D+i en co­la­bo­ra­ción con uni­ver­si­da­des e ins­ti­tu­tos pa­ra fo­men­tar la in­no­va­ción y crear co­no­ci­mien­to. El ob­je­ti­vo fi­nal es desa­rro­llar nue­vos pro­duc­tos ca­pa­ces de me­jo­rar la pro­tec­ción y nu­tri­ción ve­ge­tal de los cul­ti­vos has­ta con­se­guir pro­duc­tos tan efi­ca­ces co­mo los pro­duc­tos quí­mi­cos sin­té­ti­cos y que a la vez sean res­pe­tuo­sos con el me­dio am­bien­te, el cul­ti­vo, el pro­duc­tor y el con­su­mi­dor. Nues­tra se­ña de iden­ti­dad es­tá sus­ten­ta­da en la in­ves­ti­ga­ción y desa­rro­llo, y en la ca­pa­ci­dad de re­gis­tro fi­to­sa­ni­ta­rio de los pro­duc­tos bio­pes­ti­ci­das en to­do el mun­do. La na­tu­ra­le­za ha si­do nues­tra prin­ci­pal fuen­te de ins­pi­ra­ción pa­ra ela­bo­rar y desa­rro­llar pro­duc­tos. La apli­ca­ción de nues­tra tec­no­lo­gía de van­guar­dia, nos ha per­mi­ti­do ela­bo­rar pro­duc­tos con ni­ve­les muy ele­va­dos de efi­ca­cia pro­ba­da y li­bre de re­si­duos pes­ti­ci­das que se co­mer­cia­li­zan a ni­vel in­ter­na­cio­nal y pue­den apli­car­se en la plan­ta o en sue­lo. Gru­po Agro­tec­no­lo­gía po­see una fi­lo­so­fía in­te­gra­do­ra en la que re­co­mien­da el uso com­bi- na­do de pro­duc­tos quí­mi­cos de ba­jo im­pac­to y bio­ló­gi­cos pa­ra ga­ran­ti­zar una agri­cul­tu­ra sos­te­ni­ble. Nues­tros pro­duc­tos es­tán com­pues­tos por una va­rie­dad de com­po­nen­tes: co­for­mu­lan­tes, crean con­di­cio­nes ne­ga­ti­vas pa­ra la vi­da de los pa­tó­ge­nos; mi­cro­or­ga­nis­mos y me­ta­bo­li­tos, ata­can a los pa­tó­ge­nos y los ac­ti­va­do­res SAR y bio­es­ti­mu­lan­tes, re­fuer­zan la to­le­ran­cia de la plan­ta fren­te a es­tre­ses abió­ti­cos. Nues­tros pro­duc­tos su­po­nen una 2ª ge­ne­ra­ción de pro­duc­tos bio­pes­ti­ci­das, bio­es­ti­mu­lan­tes y bio­fer­ti­li­zan­tes, que re­pre­sen­tan un gran avan­ce en la efi­ca­cia y la sos­te­ni­bi­li­dad, es­ta nue­va ge­ne­ra­ción de pro­duc­tos es mu­cho más efi­cien­te . Su apli­ca­ción es 100% se­gu­ra, ga­ran­ti­zan la efi­ca­cia, ren­ta­bi­li­dad y ca­li­dad de las pro­duc­cio­nes a la vez que la pro­tec­ción del me­dio am­bien­te.

Evo­lu­ción del mer­ca­do

Bios­ti­mu­lan­tes-bio­fer­ti­li­zan­tes y bio­pes­ti­ci­das en los úl­ti­mos años, han ex­pe­ri­men­ta­do una ten­den­cia po­si­ti­va, sus pre­vi­sio­nes apun­tan a in­cre­men­tos en torno al 42% y 85% res­pec­ti­va­men­te du­ran­te los pró­xi­mos cua­tro años, gra­cias al au­ge y a la apues­ta de la de­man­da mun­dial por una agri­cul­tu­ra más sa­na, más ver­de y más sos­te­ni­ble, en­ca­mi­na­da ha­cia la es­tra­te­gia de Re­si­duo 0. Es­pa­ña cuen­ta con una de las in­dus­trias de bio­es­ti­mu­lan­tes, bio­fer­ti­li­zan­tes y bio­pes­ti­ci­das más po­ten­tes de la Unión Eu­ro­pea, con­cen­tra­da prin­ci­pal­men­te en la Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na que ha sa­bi­do adap­tar­se y ade­lan­tar­se a ne­ce­si­da­des del mer­ca­do. El im­pul­so de es­te mer­ca­do vie­ne tam­bién de­ter­mi­na­do por el cam­bio cli­má­ti­co, el ca­len­ta­mien­to glo­bal pro­vo­ca un au­men­to de pla­gas y en­fer­me­da­des, de­te­rio­ro de los sue­los, ines­ta­bi­li­dad en los ren­di­mien­tos de los cul­ti­vos, lo que ha con­lle­va­do un au­men­to del uso de los bio­es­ti­mu­lan­tes, bio­fer­ti­li­zan­tes y bio­pes­ti­ci­das por par­te de los pro­duc­to­res. Las ven­ta­jas de uti­li­zar pro­duc­tos li­bres de re­si­duos pes­ti­ci­das en los cul­ti­vos son múl­ti­ples: per­mi­ten una pro­duc­ción y pro­tec­ción efi­caz fren­te a pla­gas

y en­fer­me­da­des, una nu­tri­ción avan­za­da de los cul­ti­vos, se re­du­cen no­ta­ble­men­te de pro­ble­mas de­ri­va­dos de re­sis­ten­cias, la ren­ta­bi­li­dad pa­ra el agri­cul­tor es ma­yor y a la vez ga­ran­ti­za la ca­li­dad y se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria que de­man­da la so­cie­dad. No obs­tan­te, una ma­yor con­cien­cia­ción en­tre los pro­duc­to­res y la so­cie­dad en ge­ne­ral, su­ma­da a una agi­li­za­ción y aba­ra­ta­mien­to en el re­gis­tro de los re­gis­tros fi­to­sa­ni­ta­rios, así co­mo el apo­yo a la I+D+i por par­te de las ins­ti­tu­cio­nes son fac­to­res esen­cia­les que mar­ca­rán el fu­tu­ro cre­ci­mien­to del sec­tor.

Marco ju­rí­di­co y nor­ma­ti­va

En la ac­tua­li­dad, el mer­ca­do y la nor­ma­ti­va del sec­tor exi­gen y re­quie­ren de so­lu­cio­nes más na­tu­ra­les, por ello se han reorien­tan­do sus es­tra­te­gias ha­cia pro­duc­tos de ba­jo im­pac­to y re­si­dua­li­dad, obli­ga­dos en par­te por una le­gis­la­ción es­tric­ta en es­ta ma­te­ria. En aras de una agri­cul­tu­ra más sos­te­ni­ble tie­nen ca­bi­da tan­to pes­ti­ci­das quí­mi­cos de ba­jo im­pac­to, co­mo bio­pes­ti­ci­das, bio­fer­ti­li­zan­tes y bio­es­ti­mu­lan­tes. Es­te gi­ro de la agri­cul­tu­ra, ha­cia la sos­te­ni­bi­li­dad ha su­pues­to una ven­ta­ja com­pe­ti­ti­va pa­ra nues­tra com­pa­ñía, pionera en la in­ves­ti­ga­ción y el desa­rro­llo de pro­duc­tos res­pe­tuo­sos con el me­dio am­bien­te ba­jo el com­pro­mi­so de Re­si­duo 0 de­bi­do a nues­tra tra­yec­to­ria y ex­pe­rien­cia acu­mu­la­da en es­te cam­po. En cuan­to a las pers­pec­ti­vas el sec­tor de los bio­es­ti­mu­lan­tes, bio­fer­ti­li­zan­tes y bio­pes­ti­ci­das, al­ta­men­te in­no­va­dor, aún pre­sen­ta sig­ni­fi­ca­ti­vas la­gu­nas le­ga­les. Es ne­ce­sa­rio es­ta­ble­cer un marco ju­rí­di­co na­cio­nal y eu­ro­peo co­mún que re­co­noz­ca y pro­te­ja la in­no­va­ción sos­te­ni­ble en la in­dus­tria, con el fin con­se­guir una re­gu­la­ción efi­caz, ágil y com­pe­ti­ti­va pa­ra el be­ne­fi­cio de los pro­duc­to­res, los con­su­mi­do­res, la in­dus­tria y el me­dio am­bien­te; no obs­tan­te, se han pro­du­ci­do cam­bios le­gis­la­ti­vos, en la nor­ma­ti­va fi­to­sa­ni­ta­ria de la UE, que han su­pues­to la re­ti­ra­da de mu­chos pro­duc­tos quí­mi­cos del mer­ca­do. Asi­mis­mo, la UE es­tá com­ple­men­tan­do ca­da vez más los en­fo­ques nor­ma­ti­vos con otras po­lí­ti­cas des­ti­na­das a ga­ran­ti­zar mo­da­li­da­des de con­su­mo y pro­duc­ción sos­te­ni­bles. Ade­más de re­gu­lar y es­ta­ble­cer una nor­ma­ti­va in­ter­na­cio­nal, es im­pres­cin­di­ble es­ta­ble­cer po­lí­ti­cas pa­ra con­cien­ciar al con­su­mi­dor so­bre los be­ne­fi­cios de los pro­duc­tos con Re­si­duo 0, las gran­des ca­de­nas de su­per­mer­ca­dos de­ben orien­tar sus es­fuer­zos pa­ra dis­tri­buir y co­mer­cia­li­zar pro­duc­tos bio­sos­te­ni­bles. El con­su­mo res­pon­sa­ble de es­te ti­po de pro­duc­tos de ca­li­dad con­lle­va­rá a su vez un im­pul­so económico cu­yas si­ner­gias in­ter­sec­to­ria­les re­dun­da­rá en el desa­rro­llo de una agri­cul­tu­ra más pro­duc­ti­va y sos­te­ni­ble.

Re­tos y desafíos fu­tu­ros

El sec­tor ha ini­cia­do un cam­bio de mo­de­lo económico, ha­cia una eco­no­mía sos­te­ni­ble y cir­cu­lar que ga­ran­ti­ce el uso efi­cien­te de los re­cur­sos, pro­du­cir más con me- nos re­cur­sos. Una apues­ta com­pro­me­ti­da y de­ci­di­da con la agri­cul­tu­ra sos­te­ni­ble, in­te­li­gen­te e in­te­gra­do­ra de la Es­tra­te­gia Eu­ro­pa 2020 y con la Agen­da 2030 pa­ra el desa­rro­llo sos­te­ni­ble que im­pli­ca un com­pro­mi­so co­mún y uni­ver­sal y que con­tri­bui­rá a res­pe­tar el me­dio am­bien­te, a la vez que be­ne­fi­cia­rá a los pro­duc­to­res, dis­tri­bui­do­res y con­su­mi­do­res. Los pro­duc­tos bio­ló­gi­cos con en­fo­que Re­si­duo 0 son el fu­tu­ro de los tra­ta­mien­tos. El desa­rro­llo sos­te­ni­ble es uno de los ma­yo­res desafíos cu­ya prio­ri­dad es re­du­cir a la mi­tad los re­si­duos pes­ti­ci­das ali­men­ta­rios y así fa­vo­re­cer el man­te­ni­mien­to y la pre­ser­va­ción de la bio­di­ver­si­dad y los re­cur­sos na­tu­ra­les de ge­ne­ra­cio­nes pre­sen­tes y ve­ni­de­ras. To­dos so­mos res­pon­sa­bles de nues­tro fu­tu­ro.

Apor­ta­ción del Gru­po Agro­tec­no­lo­gía al sec­tor Oli­va­re­ro

Gru­po Agro­tec­no­lo­gía ha desa­rro­lla­do pro­duc­tos des­ti­na­dos al sec­tor oleí­co­la. Un oli­vo sano es si­nó­ni­mo de un ma­yor ren­di­mien­to, la nu­tri­ción es­tá di­rec­ta­men­te re­la­cio­na­da con la sa­lud de la plan­ta. No es una me­ra apli­ca­ción de nu­trien­tes, sino un tra­ta­mien­to a tra­vés de la bio­dis­po­ni­bi­li­dad de nu­trien­tes y fór­mu­las in­no­va­do­ras y avan­za­das que cu­bran las ne­ce­si­da­des de las plan­tas. Una bue­na nu­tri­ción es vi­tal pa­ra ob­te­ner bue­nos re­sul­ta­dos al pre­ve­nir las en­fer­me­da­des: la pro­duc­ti­vi­dad del cul­ti­vo se in­cre­men­ta y a la par au­men­ta de la ren­ta­bi­li­dad pa­ra el pro­duc­tor. Nues­tra ga­ma de pro­duc­tos pa­ra el oli­vo es rá­pi­da, efi­caz, có­mo­da de usar. Dis­po­ne­mos de Bio­pes­ti­ci­das: Te­cFort, bio­in­sec­ti­ci­da na­tu­ral que pró­xi­ma­men­te am­plia­rá su re­gis­tro pa­ra el prays del oli­var (po­li­lla). Bio­es­ti­mu­lan­tes: Bro­to­ne, com­pues­to na­tu­ral de nu­trien­tes se­lec­cio­na­dos com­ple­ja­dos con lig- no­sul­fo­na­to que au­men­ta la pre­co­ci­dad, ca­li­dad y pro­duc­ción de las co­se­chas; y Bio­fer­ti­li­zan­tes: Fort-Soil, ac­túa co­mo un po­ten­te re­ge­ne­ra­dor de sue­los, me­jo­ran­do la vi­da mi­cro­bia­na del sue­lo, pro­te­gien­do y es­ti­mu­lan­do las raíces, re­dun­dan­do en un au­men­to de la ca­li­dad y can­ti­dad de la co­se­cha. La ga­ma de pro­duc­tos pa­ra el oli­vo es­tá adap­ta­da a los di­fe­ren­tes mé­to­dos de apli­ca­ción: fo­liar, go­teo o en el sue­lo.

Tex­to: Ama­ya Jor­dá Sie­rra, Mar­ke­ting Ma­na­ger Gru­po Agro­tec­no­lo­gía Fo­tos: Gru­po Agro­tec­no­lo­gía

Un pi­lar es­truc­tu­ral en la em­pre­sa es la con­ti­nua in­ver­sión en I+D+i.

La ga­ma de pro­duc­tos pa­ra el oli­vo es­tá adap­ta­da a los di­fe­ren­tes mé­to­dos de apli­ca­ción: fo­liar, go­teo o en el sue­lo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.