ASÍ LO HI­ZO JUAN

Oxigeno - - EXPEDICIÓN EN MTB AL POLO SUR -

❅RU­TA. Por mo­ti­vos eco­nó­mi­cos (la lo­gís­ti­ca es prohi­bi­ti­va­men­te ca­ra en la An­tár­ti­da) y de se­gu­ri­dad (pa­ra evi­tar gran­des zo­nas de grie­tas), ele­gí la ru­ta que sa­le de Bahía de Hér­cu­les, con 10 gra­dos de la­ti­tud a recorrer has­ta el Po­lo Sur. Unos 1.150km en lí­nea rec­ta, 1.200 km aprox. en to­tal. Se co­men­za­ba a unos 140 m so­bre el ni­vel del mar, y se ter­mi­na­ba en el Po­lo Sur a cer­ca de 3.000 m, pe­ro de­bi­do a la ele­va­da la­ti­tud y al efec­to de ro­ta­ción de la Tie­rra, en es­ta par­te del pla­ne­ta hay me­nor den­si­dad de oxí­geno, por lo que equi­va­le a 4.000-4.500 m.

❅ BI­CI­CLE­TA. Fue un mo­de­lo es­pe­cial pen­sa­do ex­clu­si­va­men­te por mí, y la ver­dad es que es­toy muy con­ten­to con el ren­di­mien­to que dio. La prin­ci­pal ca­rac­te­rís­ti­ca res­pec­to a una bi­ci nor­mal son las rue­das, de gran ta­ma­ño, con una an­chu­ra de 4.7”, lo que per­mi­te te­ner más to­le­ran­cia de pe­da­leo en las zo­nas de nie­ve blan­da. El cua­dro es de alu­mi­nio, la hor­qui­lla de car­bono, y los desa­rro­llos son más cor­tos de lo nor­mal, de­bi­do al avan­ce len­to en la nie­ve.

❅SIS­TE­MA. En pre­vi­sión de en­con­trar­me zo­nas de nie­ve muy blan­da no ci­cla­bles, lle­vé con­mi­go unos es­quís. En ex­plo­ra­ción po­lar hay que ser efi­cien­tes por en­ci­ma de to­do, y el avan­ce en cual­quier con­di­ción es una pre­mi­sa fun­da­men­tal a cum­plir. Hay que ser ca­paz de avan­zar en to­das las con­di­cio­nes. En los peo­res ca­sos, te­nía que po­ner la bi­ci so­bre la pul­ka y avan­zar con los es­quís. ❅EQUI­PA­MIEN­TO. El res­to del equi­po es muy si­mi­lar al de un ex­plo­ra­dor po­lar, uti­li­zan­do el sis­te­ma de ca­pas, con va­rias pren­das tér­mi­cas fi­nas de­ba­jo de la ca­pa cor­ta­vien­to. Tien­da, sa­cos, hor­ni­llo, co­mi­da, re­pues­tos y bo­ti­quín for­ma­ban el grue­so del equi­po. Lo lle­va­ba to­do en una pul­ka de ke­vlar de 210 cm.

❅RU­TI­NA. Ha­cía unas 10-12h de ac­ti­vi­dad ca­da día. Me le­van­ta­ba a las 6 AM. De­rre­tía nie­ve, me hi­dra­ta­ba, desa­yu­na­ba, re­co­gía el cam­pa­men­to y me po­nía a ha­cer ac­ti­vi­dad. A me­dio­día pa­ra­ba, mon­ta­ba la tien­da, y co­mía unos nodd­les, una so­pa, y me hi­dra­ta­ba bien. Por la tar­de se­guía has­ta que mon­ta­ba el cam­pa­men­to, ce­na­ba y des­can­sa­ba. Hay que te­ner en cuen­ta que ha­bía luz per­ma­nen­te­men­te, aun­que a ni­vel de ru­ti­na no me in­fluía gran co­sa.

❅FRÍO/VIEN­TO. Eran dos de los gran­des enemi­gos. Siem­pre con tem­pe­ra­tu­ras bajo ce­ro (la más ba­ja fue -35ºC). El vien­to es el fac­tor cla­ve de­bi­do a la sen­sa­ción tér­mi­ca. En es­ta ru­ta los vien­tos eran pre­do­mi­nan­tes de ca­ra. Las con­ge­la­cio­nes es uno de los peo­res pro­ble­mas que pue­des te­ner en el con­ti­nen­te blan­co. ❅LO­GÍS­TI­CA. Se ocu­pó el ope­ra­dor lo­gís­ti­co (ALE) que da ser­vi­cio a ex­pe­di­cio­nes y a otras ba­ses. Del Po­lo Sur sa­lí en avión. Tam­bién se ocu­pa­ban del res­ca­te en ca­so de que fue­ra ne­ce­sa­rio, y te­nía que dar­les mi po­si­ción ca­da 24h. ❅ORIEN­TA­CIÓN. Con brú­ju­la si­guien­do rum­bos, y GPS pa­ra con­fir­mar y dar po­si­cio­nes. Lo más com­pli­ca­do era la na­ve­ga­ción con whi­teout.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.