INS­PEC­CIÓN DE LAS PE­TRO­LE­RAS PA­RA UNA NA­VE­GA­CIÓN SE­GU­RA

Rep­sol fle­ta al año de­ce­nas de bu­ques con los que rea­li­za más de 1.500 trans­por­tes ma­rí­ti­mos de cru­do y pro­duc­tos por to­do el mun­do. Su de­par­ta­men­to de Vet­ting ana­li­za y eva­lúa cada na­ve pa­ra de­ter­mi­nar si reúne las con­di­cio­nes de se­gu­ri­dad pa­ra ser contr

PQ - - ESPECIAL REPSOL -

El de­par­ta­men­to téc­ni­co de Rep­sol en­car­ga­do de la se­gu­ri­dad y pre­ven­ción de la con­ta­mi­na­ción, ac­ti­vi­dad que es co­no­ci­da en el sec­tor co­mo vet­ting, “tie­ne unos re­que­ri­mien­tos que, en al­gu­nos as­pec­tos, son más exi­gen­tes que las nor­mas lo­ca­les, na­cio­na­les o in­ter­na­cio­na­les”, ex­pli­ca Idoia Ibá­ñez, ge­ren­te de Vet­ting de la com­pa­ñía ener­gé­ti­ca. En­tre es­tos re­qui­si­tos des­ta­ca la exi­gen­cia de que to­dos los bu­ques que transportan cru­do o pro­duc­tos pe­sa­dos sean de do­ble cas­co, “con in­de­pen­den­cia de su ta­ma­ño y del país don­de na­ve­guen”. Un equi­po de ins­pec­to­res for­ma­do por ca­pi­ta­nes y je­fes de má­qui­nas de la Ma­ri­na Mer­can­te rea­li­za una eva­lua­ción bar­co a bar­co de múl­ti­ples as­pec­tos téc­ni­cos y de ges­tión pa­ra con­cluir “si es acep­ta­ble pa­ra ser con­tra­ta­do”. Fac­to­res co­mo su his­to­rial de se­gu­ri­dad, la ex­pe­rien­cia y ca­pa­ci­ta­ción de los tri­pu­lan­tes, la edad del bu­que y su man­te­ni­mien­to o el sis­te­ma de ges­tión de la se­gu­ri­dad son de­ter­mi­nan­tes pa­ra que el de­par­ta­men­to de Vet­ting dé su vis­to bueno.

La se­gu­ri­dad, prio­ri­dad ab­so­lu­ta

Pa­ra Rep­sol, la se­gu­ri­dad “es una prio­ri­dad ab­so­lu­ta”, y por ello la com­pa­ñía ha es­ta­ble­ci­do unos pro­ce­sos pa­ra iden­ti­fi­car los ries­gos de las dis­tin­tas ope­ra­cio­nes del trans­por­te ma­rí­ti­mo y unos cri­te­rios de se­gu­ri­dad pre­ven­ti­vos. El ob­je­ti­vo es ase­gu­rar que “ha­ce­mos to­do lo que es­tá en nues­tro po­der pa­ra que el em­bar­que y el trans­por­te de hi­dro­car­bu­ros o de cual­quier otra car-

ga se ha­ga de for­ma se­gu­ra”, con­ti­núa Ibá­ñez. La prác­ti­ca to­ta­li­dad de las gran­des com­pa­ñías pe­tro­le­ras no ope­ra una flo­ta pro­pia y el fle­ta­men­to de bu­ques, apli­can­do unos con­tro­les de con­tra­ta­ción ex­haus­ti­vos, es la prác­ti­ca ha­bi­tual. Rep­sol creó en 1993 el de­par­ta­men­to de Vet­ting y des­de en­ton­ces los bar­cos son so­me­ti­dos por sus téc­ni­cos a una eva­lua­ción de se­gu­ri­dad an­tes de ser acep­ta­dos. La su­per­vi­sión no so­lo afec­ta a los gran­des bu­ques pe­tro­le­ros, ga­se­ros y de trans­por­te de pro­duc­tos quí­mi­cos, sino a cual­quier em­bar­ca­ción, de to­do ti­po y ta­ma­ño, des­de re­mol­ca­do­res o bu­ques de su­mi­nis­tro a em­bar­ca­cio­nes flu­via­les.

Au­di­to­rías ex­haus­ti­vas y pe­rió­di­cas

El pro­ce­so pa­ra ana­li­zar la bue­na ges­tión y es­ta­do de los bu­ques in­clu­ye la po­si­bi­li­dad de que un ins­pec­tor de Rep­sol suba a bordo y re­vi­se a fon­do el bar­co y su do­cu­men­ta­ción, en un exa­men que sue­le du­rar de ocho a diez ho­ras. Rep­sol Vet­ting so­lo acep­ta bu­ques con una pó­li­za de Pro­tec­ción e In­dem­ni­za­ción ( P& I) pa­ra cu­brir las res­pon­sa­bi­li­da­des fren­te a ter­ce­ros en di­ver­sos su­pues­tos, co­mo un nau­fra­gio. La pó­li­za tie­ne que estar con­tra­ta­da con una so­cie­dad miem­bro del Gru­po Internacional de P&I, que aglu­ti­na a las prin­ci­pa­les ase­gu­ra­do­ras del mun­do, que res­pon­den de ma­ne­ra so­li­da­ria a po­si­bles in­dem­ni­za­cio­nes, “lo que nos ga­ran­ti­za la sol­ven­cia de es­ta co­ber­tu­ra”, se­ña­la el res­pon­sa­ble. La vi­gen­cia de la acep­ta­ción tam­bién va­ría se­gún la edad del bar­co: si la na­ve tie­ne me­nos de un lus­tro es vá­li­da du­ran­te 18 me­ses, pe­ro si ha­ce más de 15 años que fue cons­trui­do de­ber ser eva­lua­do de nuevo a los seis me­ses. Cual­quier in­ci­den­te, co­mo la de­ten­ción del bar­co por al­gu­na au­to­ri­dad por­tua­ria o va­ria­cio­nes en su ges­tión que im­pli­quen cam­bios del ope­ra­dor téc­ni­co, la tri­pu­la­ción o la ban­de­ra con la que na­ve­ga, pue­de pro­vo­car la re­vo­ca­ción in­me­dia­ta del per­mi­so.

Co­la­bo­ra­ción en­tre pe­tro­le­ras

El ser­vi­cio de eva­lua­ción lo for­ma un equi­po de coor­di­na­ción de vet­ting en las ofi­ci­nas cen­tra­les de Ma­drid y un cuer­po de ins­pec­to­res pro­pio en las ter­mi­na­les ma­rí­ti­mas de sus re­fi­ne­rías de Bil­bao, Car­ta­ge­na, A Co­ru­ña y Ta­rra­go­na. Una red de ins­pec­to­res ex­ter­nos ho­mo­lo­ga­dos exa­mi­na los bar­cos en el res­to del mun­do. To­dos los ins­pec­to­res son ca­pi­ta­nes o je­fes de la Ma­ri­na Mer­can­te con un am­plio his­to­rial de na­ve­ga­ción y man­do y es­tán acre­di­ta­dos por el Oil Com­pa­nies In­ter­na­tio­nal Ma­ri­ne Fo­rum (OCIMF), aso­cia­ción de em­pre­sas del sec­tor que com­par­ten unos pro­ce­sos de ins­pec­ción co­mu­nes, los lla­ma­dos in­for­mes SIRE y OVID. Una ba­se de da­tos per­mi­te que cual­quier au­di­tor con­sul­te las inspecciones a un bar­co rea­li­za­das por sus co­le­gas de otra com­pa­ñía. Rep­sol mue­ve dia­ria­men­te por mar 1,2 mi­llo­nes de ba­rri­les de cru­do y pro­duc­tos, en un mercado muy di­ná­mi­co y don­de ne­go­ciar con ra­pi­dez los fle­tes “pue­de te­ner un im­pac­to eco­nó­mi­co im­por­tan­te”. No obs­tan­te, la úl­ti­ma pa­la­bra es siem­pre del de­par­ta­men­to de Vet­ting, que “man­tie­ne un cri­te­rio de se­gu­ri­dad úni­co pa­ra to­dos los bu­ques que con­tra­ta, in­de­pen­dien­te­men­te del área don­de na­ve­guen”, con­clu­ye Ibá­ñez.

REP­SOL, QUE NO TIE­NE FLO­TA PRO­PIA, REA­LI­ZA MÁS DE 1.500 TRANS­POR­TES DE CRU­DO AL AÑO POR TO­DO EL MUN­DO

EN­TRE LOS RE­QUI­SI­TOS DE VET­TING DES­TA­CA LA EXI­GEN­CIA DE QUE TO­DOS LOS BU­QUES QUE TRANSPORTAN CRU­DO O PRO­DUC­TOS PE­SA­DOS SEAN DE DO­BLE CAS­CO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.