Nin­ja 650

CUAN­DO VAS POR CIUDAD QUIE­RES UNA MO­TO PRÁC­TI­CA, SI LO HA­CES POR CA­RRE­TE­RA QUE SEA DI­NÁ­MI­CA­MEN­TE DI­VER­TI­DA, AL RO­DAR EN AU­TO­VÍA QUE TE PRO­TE­JA Y SEA CÓ­MO­DA... ¿TO­DO A LA VEZ? LA KA­WA­SA­KI NIN­JA 650 ES­TÁ HE­CHA A TU ME­DI­DA.

Scooting - - Sumario - Da­niel Navarro FO­TOS Ja­vier Or­te­ga

Aque una de­por­ti­va de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción, de esas lle­nas de elec­tró­ni­ca y 200 CV, “mo­la”? Se­gu­ro que sí. Sal­vo que ten­gas que cru­zar la ciudad en ho­ra pun­ta en pleno ve­rano. En­ton­ces a lo me­jor em­pie­zas a echar de me­nos un scoo­ter. Pe­ro cla­ro, si vas a via­jar, pre­fie­res una gran GT, de 400 ki­los, con equi­po de au­dio y ma­le­tas... me­nos que en tu via­je ha­ya zo­nas de cur­vas ce­rra­das con as­fal­to re­gu­lar. Ahí, qui­zá una naked có­mo­da y me­dia es su­pe­rior. ¿Y un scoo­ter gran­de? Tam­bién “mo­la”, pe­ro ¿y si quie­res ir un día a ro­dar al cir­cui­to?

Es­tá cla­ro, ne­ce­si­ta­mos te­ner un mí­ni­mo de cin­co o seis mo­tos pa­ra te­ner cu­bier­tas las ne­ce­si­da­des bá­si­cas. Pe­ro mien­tras que la lotería pri­mi­ti­va, el Euromillón y las de­más “apues­tas del Es­ta­do” si­gan con­fa­bu­la­das con­tra mí, va a ser di­fí­cil. Y una bue­na so­lu­ción, mien­tras tan­to, es una mo­to sport-tu­ris­mo me­dia co­mo es­ta Ka­wa­sa­ki Nin­ja 650.

Bro­mas apar­te, es­ta Nin­ja te ha­ce pen­sar en es­tas co­sas. Y lo ha­ce por­que sir­ve bien pa­ra to­do. Cru­zas la ciudad y sí, no lle­vo el hue­co del scoo­ter, pe­ro es có­mo­da, no pe­sa de­ma­sia­do, gi­ra bien y pa­sa ca­si por cual­quier si­tio. Me rea­li­za­do lar­gos re­co­rri­dos por au­to­vía y me ha lle­va­do de for­ma efec­ti­va, rá­pi­da y con­for­ta­ble­men­te. Y me he ido a ha­cer cur­vas a mis ca­rre­te­ras pre­fe­ri­das y me lo he pa­sa­do “pi­pa”. ¿Ne­ce­si­to más?

La Ka­wa­sa­ki Nin­ja 650 es de las mo­tos más po­li­va­len­tes de los úl­ti­mos tiem­pos. Acier­ta en el em­pleo de los com­po­nen­tes que la for­man. No se ne­ce­si­ta más y se­gu­ra­men­te con ellos se con­si­gue un pre­cio más ajus­ta­do. Y te di­go más, no soy el úni­co al que la Ka­wa ha con­ven­ci­do de sus bon­da­des. Otros com­po­nen­tes de la re­dac­ción se han subido a ella y tam­bién han co­men­ta­do lo mis­mo: no ha­ce fal­ta más. Ca­si nun­ca.

La mo­to es bá­si­ca­men­te la mis­ma que la Ka­wa­sa­ki Z 650 que pro­ba­mos ha­ce unos me­ses. Com­par­ten mo­tor, cha­sis y los com­po­nen­tes prin­ci­pa­les. Y sí, aque­lla mo­to me gus­tó y me pa­re­ció (igual que és­ta) muy po­li­va­len­te y prác­ti­ca, pe­ro a la vez con un pun­to sport muy agra­da-

Cha­sis y mo­tor es el mis­mo en am­bos ca­sos, naked Z 650 y es­ta ver­sión Nin­ja 650 con ca­re­na­do in­te­gral

ble y di­ver­ti­do. Cuan­do me lle­gó la po­si­bi­li­dad de pro­bar la Nin­ja, sin­ce­ra­men­te, me ape­te­cía. Ten­go buen re­cuer­do de la Z 650. La Nin­ja es la mis­ma, ¿o qui­zá no? Esa era mi du­da an­tes de su­bir­me a ella.

Des­pués de ha­cer bas­tan­te ki­ló­me­tros con ella, las di­fe­ren­cias son más im­por­tan­tes de lo que a pri­me­ra vis­ta pa­re­ce y su com­por­ta­mien­to, la for­ma en la que sien­tes la mo­to, no es la mis­ma. Son di­fe­ren­tes; las dos tie­nen mu­chos pun­tos bue­nos y las dos son, in­sis­to, muy ver­sá­ti­les. Pe­ro di­fe­ren­tes. ¿Cuál me gus­ta más? Bueno, de­pen­de del día.

La naked Ka­wa­sa­ki Z 650 se sien­te más li­ge­ra en las cur­vas. La po­si­ción a sus man­dos es más ele­va­do y con las ma­nos al­go más se­pa­ra­das. Tie­nes, co­mo es ló- gi­co y co­rres­pon­de, sen­sa­ción “naked”. Es­ta Nin­ja 650, ca­re­na­da, con un ma­ni­llar más ba­jo y, so­bre to­do, es­tre­cho, te da otras sen­sa­cio­nes. Se lleva de for­ma más pa­re­ci­da a una de­por­ti­va gran­de. Pe­ro su er­go­no­mía es­tá tan bien di­se­ña­da que da esa sen­sa­ción, sin nin­gún can­san­cio, sin for­zar la pos­tu­ra co­mo en esas de­por­ti­vas. En ciudad, sin em­bar­go, tam­po­co se sien­te más pe­sa­da ni apa­ra­to­sa que la Z. Y en au­to­vía, cla­ro es­tá, es más có­mo­da por­que hay al­go más de pro­tec­ción ae­ro­di­ná­mi­ca. Aun­que la pan­ta­lla “sport” es muy ba­ja, sí que es efec­ti­va a la ho­ra de apar­tar­te el ai­re de la ca­be­za.Es una gran mo­to, po­li­va­len­te, su­fi­cien­te en ca­si to­das las cir­cuns­tan­cias, agra­da­ble de lle­var siem­pre, efec­ti­va y, so­bre to­do, di­ver­ti­da.

EL BASCULANTE es de alu­mi­nio, con amor­ti­gua­dor en po­si­ción ca­si horizontal so­bre bie­le­tas y re­gu­la­ble en pre­car­ga. En com­pa­ra­ción con el CHA­SIS cha­sis Z 650, se em­plea un án­gu­lo de avan­ce 0,5º más abier­to, 24,5º con­tra 24º, y és­ta es una de las di­fe­ren­cias que apre­cias en la for­ma de lle­var una y otra.. En el MO­TOR, ca­ja del fil­tro, cuer­pos de ace­le­ra­dor de 36 mm, in­yec­to­res de pul­ve­ri­za­ción fina y dis­tri­bu­ción con po­co cru­ce de vál­vu­las o án­gu­lo en­tre és­tas re­du­ci­dos per­mi­ten me­jo­rar la efi­cien­cia a ba­jo y me­dio ré­gi­men. Los DIS­COS son uni­da­des de per­fil on­du­la­do. El ABS es­tá fir­ma­do por Bosch, un equi­po 9.1M.

CO­LO­RES

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.