EN MAR­CHA

Scooting - - Carné A2 -

La Street es una mo­to có­mo­da pa­ra el pi­lo­to. Lo des­cu­bres en cuan­to te sien­tas y bus­cas tu po­si­ción ideal pa­ra la con­duc­ción. No es di­fí­cil. La es­ca­sa al­tu­ra des­de el sue­lo y su asien­to es­tre­cho fa­ci­li­ta bas­tan­te ma­nio­brar en pa­ra­do, y la bue­na po­si­ción de su ma­ni­llar, que no es­tá ex­ce­si­va­men­te re­ti­ra­do des­de el asien­to, fa­ci­li­ta cir­cu­lar con co­mo­di­dad sin exi­gir de­ma­sia­do a las mu­ñe­cas, a pe­sar de la in­du­da­ble er­go­no­mía naked de­por­ti­va que po­see. La pan­ta­lla se vi­sua­li­za co­rrec­ta­men­te aún con el sol en la po­si­ción más al­ta y el ta­có­me­tro apor­ta el as­pec­to ra­cing que ne­ce­si­ta una mo­to así. Los re­tro­vi­so­res, con for­ma trian­gu­lar y pun­tia­gua­da, sal­va­guar­dan per­fec­ta­men­te la es­té­ti­ca del res­to de la mo­to y re­fle­jan co­rrec­ta­men­te los vehícu­los que vas de­jan­do atrás.

EN CIUDAD

Pe­ro lo real­men­te es­pe­cial que tie­ne la Street Tri­ple una vez que es­tás subido, es el so­ni­do sil­ba­do pro­ve­nien­te de la ad­mi­sión cuan­do arran­cas su mo­tor tri­ci­lín­dri­co en lí­nea. Es el tí­pi­co so­ni­do que pue­des es­cu­char una so­la vez y no ol­vi­dar el res­to de tu vi­da. Es tan se­ña de iden­ti­dad co­mo su do­ble fa­ro de­lan­te­ro. Ese sil­bi­do de la ad­mi­sión te acom­pa­ña­rá du­ran­te el pri­mer re­co­rri­do del ta­có­me­tro has­ta que no­tes có­mo se fun­de con el pro­ce­den­te del es­ca­pe (3 en 1) en una com­bi­na­ción épi­ca. Es muy fá­cil lle­var­la a ba­ja ve­lo­ci­dad con su­ce­si­vas y pe­que­ñas aper­tu­ras de gas en ciudad o en un atas­co, re­sul­tan­do su res­pues­ta pro­gre­si­va y con­tro­la­ble sin de­jar de ser in­me­dia­ta des­de el pri­mer mi­lí­me­tro de re­co­rri­do del ace­le­ra­dor en cual­quier mar­cha. La pri­me­ra y se­gun­da mar­cha se han acor­ta­do un po­co pa­ra ga­nar en ace­le­ra­ción. El ta­ma­ño com­pac­to de la mo­to, su ba­ja al­tu­ra y la re­duc­ción de su pe­so per­mi­ten que sea una mo­to fá­cil de lle­var por ciudad.

EN CA­RRE­TE­RA

Aquí es don­de la Street Tri­ple ex­plo­ta to­das las vir­tu­des de su re­mo­za­do y vi­go­ro­so mo­tor tri­ci­lín­dri­co. Su in­yec­ción es tu me­jor he­rra­mien­ta pa­ra ex­traer lo me­jor de sí, con un mo­tor con tan­to par. Sa­le con mu­cha fuer­za y to­tal sua­vi­dad des­de so­lo 2.500 rpm y vuel­ve a to­mar brío a 6.000 rpm con un ex­tra de pa­ta­da que se man­tie­ne has­ta el cor­te si­tua­do a 11.000 rpm, sien­do mu­cho me­jor tan­to en ace­le­ra­cio­nes co­mo a al­tas vuel­tas que el an­te­rior 675 cc. A la sa­li­da de las cur­vas al­can­zas la má­xi­ma ace­le­ra­ción de for­ma ab­so­lu­ta­men­te sua­ve, pu­dien­do ex­plo­rar sus enor­mes do­sis de par y po­ten­cia a me­dio ré­gi­men. No te preo­cu­pes si lle­gas un po­co pa­sa­do a la cur­va si­guien­te, su equi­po de fre­nos de­ten­drá la mo­to con ab­so­lu­ta fa­ci­li­dad. Sus mo­dos de con­duc­ción, Road y Rain se di­fe­ren­cian, bá­si­ca­men­te, en la res­pues­ta del mo­tor al abrir gas, un po­co más co­me­di­da en la se­gun­da op­ción. Es en au­to­pis­ta cuan­do pier­de to­da su esen­cia y se vuel­ve una naked más. Ade­más, la nue­va cú­pu­la, si­tua­da un po­co más ba­ja que en el mo­de­lo an­te­rior, no ayuda en es­ta ta­rea.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.