ASÍ LA VE­MOS

Scooting - - Carné A2 -

Cuan­do pro­ba­mos la Z 650, co­men­tá­ba­mos que hoy día, ca­si to­dos los mo­de­los son bue­nos. Cual­quier fa­bri­can­te de pres­ti­gio sa­be có­mo ha­cer bien una mo­to. Pe­ro tam­bién de­cía­mos que la par­te di­fí­cil es ha­cer­lo den­tro de un cos­te y que esa mo­to, a ese cos­te, sea ade­más al­go “pa­sio­nal”, al­go que trans­mi­ta sen­sa­cio­nes a su pi­lo­to. Esa era la par­te di­fí­cil... y que la Z 650 con­se­guía.

La Ka­wa­sa­ki Nin­ja 650 es ca­si un “más di­fí­cil to­da­vía”, ha­cer una mo­to bue­na, ba­ra­ta, que trans­mi­ta “co­sas” a su pi­lo­to y que sea di­fe­ren­te a la Z 650 de la que se par­te. Es de­cir, si era bueno que Ka­wa­sa­ki lo hu­bie­se con­se­gui­do una vez con la Z, que la Nin­ja sea di­fe­ren­te, ade­más de igual de bue­na, re­sul­ta cuan­do me­nos digno de ala­ban­za.

Se eri­ge co­mo una sport-tu­ris­mo de­ri­va­da de la Z 650 (o al me­nos, desa­rro­lla­da en pa­ra­le­lo, con los mis­mos com­po­nen­tes), que no se dis­pa­ra de pre­cio y que, co­mo la Z, sir­ve muy bien pa­ra to­do, sien­do ca­paz, ade­más de enamo­rar a su pi­lo­to. En­tra por los ojos la pri­me­ra vez que la ves.

CON PA­SA­JE­RO

Co­mo ocu­rre en la naked Z 650, la Nin­ja dis­po­ne de una zo­na re­ser­va­da pa­ra el pa­sa­je­ro ra­di­cal­men­te de­por­ti­va, dig­na de una RR. En el ca­so de nues­tra uni­dad, aún va más le­jos, ya que dis­po­ne de ta­pa de co­lín que la con­vier­te di­rec­ta­men­te en una mo­no­pla­za. No obs­tan­te, en fun­ción de su ca­rác­ter más po­li­va­len­te, ad­mi­te lle­var pa­sa­je­ro en cual­quier uso, ya que pos res­pues­ta de mo­tor y de sus­pen­sio­nes no le afec­ta en ex­ce­so.

Con­si­gue ser una mo­to con fuer­te com­po­nen­te pa­sio­nal a cos­te con­te­ni­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.