EN MAR­CHA

Scooting - - Carné A2 -

El equi­pa­mien­to es bas­tan­te jus­to. En las Scrambler en­con­tra­rás ex­clu­si­vi­dad e ima­gen, sin re­nun­ciar, por su­pues­to, a un com­por­ta­mien­to im­pe­ca­ble, pe­ro sin tec­no­lo­gías de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción. No hay mo­dos de con­duc­ción, con­trol de trac­ción ni otros apo­yos o ayu­das, aun­que tam­po­co son im­pres­cin­di­bles en un mo­de­lo de su fi­lo­so­fía.

EN CIUDAD

La mo­to es agra­da­ble. El asien­to, no tan­to. No re­sul­ta de­ma­sia­do blan­do y en la zo­na don­de se jun­ta con el de­pó­si­to ha­ce un es­ca­lón in­có­mo­do. El ma­ni­llar es an­cho y al­go al­to. La po­si­ción de con­duc­ción es bas­tan­te cam­pe­ra pre­ci­sa­men­te por ese ma­ni­llar, aun­que los pies van más ade­lan­ta­dos que en una en­du­ro de ver­dad. Así con­si­gue par­te de la po­li­va­len­cia que más ade­lan­te de­mos­tra­rá. El em­bra­gue es al­go du­ro, fir­me más bien. No lle­ga a can­sar, en par­te, por el buen par dis­po­ni­ble que per­mi­te no te­ner que cam­biar cons­tan­te­men­te. El res­to de man­dos tie­ne muy buen tac­to. Do­si­fi­ca­ble, re­quie­re la fuer­za jus­ta y ope­ran per­fec­ta­men­te.

EN CA­RRE­TE­RA

La pri­me­ra de mis du­das se re­suel­ve de­pri­sa: el guar­da­ba­rros ele­va­do no ge­ne­ra mo­vi­mien­tos in­de­sea­dos en el tren de­lan­te­ro, al­go que sue­le (o qui­zá, so­lía, pa­ra ser más exac­to) ocu­rrir en mo­tos de en­du­ro o trail con es­ta con­fi­gu­ra­ción. La mo­to es só­li­da de com­por­ta­mien­to en cual­quier ti­po de vía, a cual­quier ve­lo­ci­dad. Y co­rre, más de lo tú aguan­ta­rás, pues­to que la pro­tec­ción ae­ro­di­ná­mi­ca, con su ma­ni­llar an­cho, es ce­ro. En cur­vas es di­ver­ti­da. En­tra bien, se con­tro­la mu­cho gra­cias a la pa­lan­ca del ma­ni­llar y se su­je­ta al sue­lo más de lo que ha­cía cual­quier mo­to de su es­ti­lo de la épo­ca do­ra­da del trail. Los neu­má­ti­cos Pi­re­lli Scor­pion Rally STR em­plean una go­ma bas­tan­te blan­da, lo que les da un ex­cep­cio­nal aga­rre pa­ra es­te ti­po de rue­das. Ade­más, las sus­pen­sio­nes vie­nen re­gu­la­das un po­co pa­ra to­do uso. Cuan­do fre­nas fuer­te no­tas que se hun­da un po­co de de­lan­te, na­da que su­pon­ga per­der con­trol o pre­ci­sión. Lue­go es su­fi­cien­te­men­te du­ra co­mo pa­ra no­tar per­fec­ta­men­te el aga­rre de la rue­da. Y así la mo­to re­sul­ta efec­ti­va. Tie­nes, ade­más, la po­si­bi­li­dad de re­gu­lar las sus­pen­sio­nes más du­ras si vas a usar la mo­to más en ca­rre­te­ra que en el cam­po.

EN CAM­PO

Te po­nes de pie, y sim­ple­men­te la con­tro­las per­fec­ta­men­te. Hay aga­rre y trac­ción. Sus Pi­re­lli tie­nen buen ta­co y la mo­to se lleva muy bien. A las sus­pen­sio­nes les pa­sa, ló­gi­ca­men­te, lo con­tra­rio. El pri­mer re­co­rri­do es co­rrec­to, pe­ro en­se­gui­da se en­du­re­cen de­ma­sia­do pa­ra es­te am­bien­te. Pe­ro te re­pi­to que pa­ra eso son re­gu­la­bles. Suél­ta­las un po­co y la mo­to irá muy bien por el cam­po. Abres gas, se cru­za bien y, con no­ble­za, en­tras en cur­vas con los pies en los es­tri­bos. No tie­ne mu­cho sen­ti­do con 200 ki­los sa­car el pie, sal­vo por cues­tio­nes psi­co­ló­gi­cas. El ABS es des­co­nec­ta­ble.

El AMOR­TI­GUA­DOR es re­gu­la­ble en pre­car­ga y ex­ten­sión. La HOR­QUI­LLA es to­tal­men­te re­gu­la­ble. Los NEU­MÁ­TI­COS son uni­da­des Pi­re­lli Scor­pion Rally STR. Lps MAN­DOS mues­tran un cui­da­do di­se­ño co­mo es nor­ma en es­ta sa­ga.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.