ASÍ LO VE­MOS

Ha re­for­za­do su ima­gen de ga­ma al­ta, sien­do más útil y có­mo­do

Scooting - - Carné A2 -

El X-Max es un gran scoo­ter. Ya lo era, y los cam­bios in­tro­du­ci­dos en es­ta nue­va ver­sión me­jo­ran lo que ha­bía. Lo cu­rio­so del ca­so, a la ho­ra de pro­bar­lo, es que con un nue­vo cha­sis, nue­va hor­qui­lla, mo­tor re­to­ca­do y más po­ten­te, me­nos pe­so y lí­nea más agre­si­va, uno pien­sa que lo que va a pro­bar no tie­ne na­da que ver con el an­te­rior 400. Des­pués de ver­lo, des­pués ana­li­zar bien de to­dos los cam­bios, creí que me iba a su­bir en un 300 más po­ten­te. A fin de cuen­tas, ese 300 sí su­po­nía un cam­bio ra­di­cal y to­tal con res­pec­to a su pre­de­ce­sor de 250 cc.

Y no es así en cuan­to arran­cas y re­co­rres los pri­me­ros me­tros. El Ya­maha X- Max 400 nue­vo guar­da mu­cho de lo que te­nía su pre­de­ce­sor y la mar­ca no ha que­ri­do cam­biar el ca­rác­ter del scoo­ter ha­cia al­go más de­por­ti­vo (y, co­mo es ló­gi­co, in­có­mo­do), sino que ha re­for­za­do la ima­gen de ga­ma al­ta, lu­jo y ex­clu­si­vi­dad, así co­mo la uti­li­dad y co­mo­di­dad de aquél.

El X-Max 400 se ha di­se­ña­do pa­ra cum­plir unos ob­je­ti­vos muy cla­ros y lo ha­ce de la me­jor ma­ne­ra po­si­ble. Es un scoo­ter pa­ra el que bus­ca un vehícu­lo de lar­go ra­dio, ca­paz de sa­lir por las au­to­vías has­ta el centro de la ciudad de for­ma rá­pi­da, có­mo­da y efi­cien­te. De ahí que sus me­jo­res pun­tua­cio­nes sean pre­ci­sa­men­te en los ca­pí­tu­los de equi­pa­mien­to, co­mo­di­dad y au­to­vía.

Es un scoo­ter am­plio y gran­de. El asien­to, bien mu­lli­do, per­mi­te ir sen­ta­do en una po­si­ción muy na­tu­ral y có­mo­da. Por si no te aca­bas de en­con­trar del to­do a tu gus­to, pue­des re­gu­lar (con he­rra­mien­tas) la cú­pu­la (en las fo­tos, en po­si­ción ba­ja) y su­bir­la un po­co. E igual ocu­rre con el ma­ni­llar: ya vie­ne al­go al­to, pa­ra mi gus­to, pe­ro por si aca­so pue­des su­bir­lo, si quie­res, 20 mm más. Enor­mes pla­ta­for­mas pa­ra los pies ter­mi­nan por de­fi­nir una po­si­ción de con­duc­ción GT.

CON PA­SA­JE­RO

El pa­sa­je­ro dis­po­ne de un gran asien­to, bue­nas asas y bue­nos re­po­sa­piés. No mo­les­ta lle­var a al­guien, con buen par, buen cha­sis y la po­si­bi­li­dad de en­du­re­cer con fa­ci­li­dad los amor­ti­gua­do­res con pre­car­ga re­gu­la­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.