Un dor­mi­to­rio pa­ra los her­ma­nos

Ser Padres - - ALIMENTACION - Qui­ca (co­rreo elec­tró­ni­co)

Nues­tro hi­jo pe­que­ño, de 4 años, ha dor­mi­do con no­so­tros has­ta aho­ra. Es­toy pen­san­do en pa­sar­le al cuar­to de su her­mano ma­yor, de 7 años, pe­ro es muy pe­que­ño. ¿Se­rá bue­na idea? En mi opi­nión, sí lo es: ade­más de sen­tir­se acom­pa­ña­dos du­ran­te la no­che y, por lo tan­to, más se­gu­ros, la ex­pe­rien­cia de com­par­tir ha­bi­ta­ción en­tre her­ma­nos re­per­cu­te de una ma­ne­ra muy va­lio­sa en su re­la­ción fu­tu­ra. El he­cho de es­tar jun­tos en el mis­mo es­pa­cio tan­tas ho­ras fa­ci­li­ta el in­ter­cam­bio de in­ti­mi­da­des y con­ver­sa­cio­nes y les ayu­da­rá a es­ta­ble­cer un víncu­lo más fuer­te, que con­ser­va­rán to­da la vi­da. Cuan­do pa­sen los años, se­gu­ro que al­guno de los dos ni­ños re­cla­ma su pro­pia ha­bi­ta­ción, su es­pa­cio. Pe­ro mien­tras lle­ga ese mo­men­to, es mu­cho más sa­lu­da­ble te­ner me­nos me­tros cua­dra­dos pe­ro una re­la­ción de her­ma­nos más es­tre­cha, no les pri­véis de esa opor­tu­ni­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.