Ma­rio Ca­sas.

Po­co a po­co va de­jan­do atrás esa ima­gen de rom­pe­co­ra­zo­nes ju­ve­nil pa­ra con­so­li­dar­se co­mo una de las es­tre­llas más des­lum­bran­tes. Así ve su nue­vo pa­pel en es­ta en­tre­vis­ta.

SuperTele - - Contents - Ma­ri­bel Es­ca­lo­na y Ós­car Cabrera Fo­to: En­ri­que Cidoncha

En­tre­vis­ta­mos al ac­tor de Ins­tin­to, th­ri­ller que pre­pa­ra Mo­vis­tar+: “Aho­ra ten­go mu­chas ga­nas de te­le­vi­sión”

Cin­co años des­pués de su Uli­ses Garmendia, el po­li­zón de El bar­co, Ma­rio Ca­sas vuel­ve a en­con­trar un pa­pel a su me­di­da. “So­lo él pue­de pro­ta­go­ni­zar es­ta se­rie”, di­cen los pro­duc­to­res de Ins­tin­to, Ra­món Cam­pos y Do­min­go Co­rral. Y él no pue­de es­tar más en­tre­ga­do.

¿Por qué has acep­ta­do el pa­pel?

Mu­chas ve­ces me ri­jo por la piel pa­ra ele­gir mis per­so­na­jes, y Mar­co Mur me pro­du­jo una ex­ce­len­te sen­sa­ción. Ade­más es un pro­yec­to de Bam­bú, pro­duc­to­ra de Fa­ri­ña y Las chi­cas del ca­ble. Aho­ra mis­mo ten­go mu­chas ga­nas de te­le­vi­sión.

Pa­re­ce al­guien muy com­ple­jo.

Es un jo­ven em­pre­sa­rio he­cho a sí mis­mo y aho­ra li­de­ra una de las com­pa­ñías tec­no­ló­gi­cas de más éxi­to en mun­do, AL­VA, que pre­sen­ta en el mer­ca­do su úl­ti­mo pro­to­ti­po, Ci­clón, un co­che eléc­tri­co pro­pul­sa­do por tur­bi­nas que con­vier­ten el vien­to en ener­gía. Es un ti­po con mu­chas aris­tas; arras­tra un trau­ma de la in­fan­cia que le ha­cer ser po­co afec­ti­vo con las mu­je­res…, y eso que siem­pre es­tá ro­dea­do de ellas.

¿Un hom­bre amar­ga­do?

No, pe­ro no des­ta­ca por su vi­da so­cial, ni mu­cho me­nos. Es un so­li­ta­rio al que na­die con­si­gue ac­ce­der, ex­cep­to Sa­ra, su psi­có­lo­ga, de la que se vuel­ve emo­cio­nal­men­te de­pen­dien­te.

¿En quién te has ins­pi­ra­do?

Han si­do va­rios per­so­na­jes, co­mo Mic­key Rour­ke en 9 se­ma­nas y me­dia; Adrian Ly­ne, el de Mi­chael Fass­ben­der en Sha­me; Ste­ve McQueen cuan­do en­car­nó a Os­car Isaac en El año más vio­len­to, de J.C. Chan­dor…

Per­so­na­jes con mu­cho eró­tis­mo.

No es que Ins­tin­to mues­tre es­ce­nas fuer­tes, pe­ro sí tie­ne ese ero­tis­mo que des­ti­la una per­so­na de éxi­to so­cial, que lo tie­ne to­do en la vi­da, pe­ro que por den­tro es­tá ro­to, que­bra­do. El se­xo es la úni­ca me­ta de es­tos per­so­na­jes, y eso los vuel­ve lo­cos. Mar­co es así, aun­que no del to­do…

¿Tie­ne más sa­li­das?

Su ver­da­de­ro desaho­go es el de­por­te y las pe­sas del gim­na­sio, pe­ro tam­bién uti­li­za un club pri­va­do pa­ra dar rien­da suel­ta a su de­seo se­xual. Es un en­torno don­de to­do el mun­do re­ci­be pla­cer; lle­van el ros­tro ocul­to y no se co­no­cen en­tre sí.

¿No hay si­tio pa­ra el amor?

Su pun­to de in­fle­xión lle­ga con Ca­rol (In­grid Gar­cía Jons­son), la psi­co­pe­da­go­ga de su her­mano au­tis­ta, a quien in­ter­pre­ta mi pro­pio her­mano [Ós­car Ca­sas]. Con ella des­cu­bre que se pue­de amar, aun­que en eso hay que te­ner ca­pa­ci­dad pa­ra su­frir.

¿Por qué el nom­bre de Ins­tin­to?

Por­que ha­ce alu­sión a reac­cio­nes pri­ma­rias de los per­so­na­jes, por las re­la­cio­nes im­pul­si­vas en­tre ellos y las tra­mas de po­der que ha­rán via­jar al pro­ta­go­nis­ta de la po­bre­za a la ri­que­za. Va­mos a ir al es­tó­ma­go de to­dos, tam­bién de las mu­je­res de es­ta pro­duc­ción.

De nue­vo creas a al­guien muy se­xual.

No lo sé, la ver­dad. Ig­no­ro si se­rá así pa­ra mis fans, pe­ro yo, co­mo hom­bre, ac­tor y es­pec­ta­dor, veo más a al­guien muy os­cu­ro.

“Me he ins­pi­ra­do en Rour­ke y Fass­ben­der” “Mar­co uti­li­za un club eró­ti­co pa­ra desaho­gar­se”

“En el amor me equi­vo­co mu­cho, pe­ro así es la vi­da”

Pa­re­ce mu­cha res­pon­sa­bi­li­dad.

So­lo sé que me voy a de­jar la vi­da con Mar­co. Ya he pa­sa­do por si­tua­cio­nes si­mi­la­res en otras se­ries y lo úni­co que de­seo es que es­ta sal­ga tan bien co­mo es­pe­ra­mos to­dos. Quie­ro que le gus­te mu­cho al es­pec­ta­dor por­que ya no hay di­fe­ren­cias con el ci­ne. Es so­lo cues­tión de ca­li­dad.

Te lla­ma­ron pa­ra pro­ta­go­ni­zar El Con­ti­nen­tal­con Mi­che­lle Jen­ner. ¿Por qué no acep­tas­te?

Hoy se ven mu­chas no­ti­cias por las re­des so­cia­les que lue­go no son cier­tas. He di­cho que sí a es­ta se­rie, por ins­tin­to (ri­sas).

Amor o ne­go­cios, ¿tú pa­ra qué tie­nes más ins­tin­to?

En el amor me equi­vo­co mu­cho más, pe­ro eso siem­pre for­ma par­te de la vi­da, ¿no?

Ha­blan­do de amor, quie­ro pre­gun­tar­te por Blan­ca Suá­rez…

Es­tá gua­pí­si­ma. ¿Coin­ci­di­rás con ella en al­gún tra­ba­jo pró­xi­ma­men­te o en ve­rano?

No pue­do. Es­ta­ré tra­ba­jan­do to­do el ve­rano. Y que cons­te en ac­ta que el de la re­vis­ta no soy yo [Ma­rio se ríe al re­fe­rir­se a unas fotos pu­bli­ca­das, en las que apa­re­ce en ac­ti­tud ca­ri­ño­sa con Blan­ca Suá­rez, has­ta aho­ra ami­gos que se han con­ver­ti­do en pa­re­ja].

¿Te gus­ta­ría que Blan­ca es­tu­vie­ra en es­ta se­rie?

Cla­ro que sí, ¿por qué no? Al fi­nal es una com­pa­ñe­ra, una ac­triz ma­ra­vi­llo­sa, fan­tás­ti­ca y oja­lá, oja­lá, es­tu­vie­ra aquí. Y si no, nos ve­re­mos en otros pro­yec­tos.

Úl­ti­ma­men­te es­ta­mos vién­do­te cam­biar mu­cho de fí­si­co, con bar­ba, sin ella; con ki­los de más en Ba­jo la piel de lo­bo, y de me­nos en El fo­tó­gra­fo deMaut­hau­sen. ¿Aho­ra?

Me pa­so el día ha­cien­do de­por­te por­que lo amo y es par­te de mi vi­da. De he­cho, en­gor­dé al­go des­pués de ha­cer El fo­tó­gra­fo… por­que ha­ce año y pi­co que de­jé de fu­mar y aho­ra he te­ni­do que per­der dos o tres ki­los. Cui­dar y for­ta­le­cer el cuer­po es una ex­ce­len­te ma­ne­ra de re­la­jar­se, y en eso Mar­co y yo coin­ci­di­mos.

¿Se han con­cre­ta­do los pro­yec­tos The Last Party,de Har­vey Lowry, o El rey de­to­do el­mun­do,de Sau­ra?

Esas pe­lí­cu­las si­guen pen­dien­tes de fi­nan­cia­ción y es­tán to­da­vía en el ai­re. De to­das for­mas, yo nun­ca he tra­ba­ja­do a la vez en una se­rie de te­le­vi­sión y en un fil­me. Me pa­re­ce in­via­ble. Cuan­do ten­go un tra­ba­jo, me de­di­co ple­na­men­te, lo aca­bo, lue­go des­com­pre­sión, y pien­so en el si­guien­te.

Los ‘Hou­ses’. Así se lla­man los Ca­sas a ellos mis­mos. En Ins­tin­to, Ós­car in­ter­pre­ta a Jo­sé, el her­mano au­tis­ta de Mar­co. Ya co­no­ci­mos al pe­que­ño de la fa­mi­lia en la se­rie Águi­la Ro­ja, y ade­más de ser un ac­ti­vo in­flu­yen­te ins­ta­gra­mer, el ac­tor si­gue en Cuén­ta­me­co­mo un jo­ven re­bel­de lla­ma­do Bruno.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.