La pri­me­ra ‘in­fluen­cer’

SuperTele - - Agenda -

Coin­ci­dien­do con el 120 aniver­sa­rio de su na­ci­mien­to, Ta­ma­ra de Lem­pic­ka. Rei­na del Art Dé­co reúne 200 obras de la ca­ris­má­ti­ca ar­tis­ta mi­tad po­la­ca y mi­tad ru­sa, fa­mo­sa por in­mor­ta­li­zar a mu­je­res ele­gan­tes, des­in­hi­bi­das e inal­can­za­bles. Obras que fue­ron ico­nos en el Pa­rís de la era del jazz y que hi­cie­ron de es­ta de­vo­ra­do­ra de hom­bres y mu­je­res, y ami­ga de Pi­cas­so, Coc­teau, Or­son We­lles, Ty­ro­ne Po­wer, Gre­ta Gar­bo y Da­lí, la pri­me­ra in­fluen­cer de la his­to­ria, ins­pi­ran­do a los di­se­ña­do­res Miuc­cia Pra­da, Karl La­ger­feld y Gian­ni Ver­sa­ce, y a las can­tan­tes Flo­ren­ce Welch y Ma­don­na, su ma­yor coleccionista jun­to a Car­los Slim.

Pre­su­mi­da y sofisticada des­de ni­ña, Ta­ma­ra Ro­sa­lía Gur­wik-Górs­ka, hi­ja de un ri­co ju­dío ru­so y de una po­la­ca de la al­ta so­cie­dad, tu­vo una in­fan­cia lle­na de lujo y gla­mur. Tras el di­vor­cio de sus pa­dres, pa­só por Ita­lia, don­de se em­pa- pó del Re­na­ci­mien­to, y más tar­de se ins­ta­ló en San Pe­ters­bur­go, don­de es­tu­dió en la Aca­de­mia de Bellas Ar­tes.

La re­vo­lu­ción bol­che­vi­que for­zó su exi­lio en Pa­rís, don­de co­men­zó a ad­qui­rir fa­ma en­tre la al­ta so­cie­dad con sus ele­gan­tes re­tra­tos y des­nu­dos fe­me­ni­nos, que la con­sa­gra­ron co­mo una de las má­xi­mas ex­po­nen­tes del art dé­co, un es­ti­lo clá­si­co, si­mé­tri­co y rec­ti­lí­neo, que al­can­zó su ma­yor apo­geo en­tre 1925 y 1935.

Re­fu­gio ame­ri­cano

Su ori­gen la obli­gó a emi­grar a Es­ta­dos Uni­dos en 1938, don­de se co­deó con Koo­ning y O’Keef­fe, apor­tan­do su cla­se y es­ti­lo en las gran­des fies­tas de Holly­wood. Sus úl­ti­mos 20 años, ya viu­da – se ca­só dos ve­ces, con el abo­ga­do Ta­deusz Lem­pic­ka, de quien to­mó el ape­lli­do, y con el ba­rón Kuff­ner–, en los que pro­bó el abs­trac­cio­nis­mo, los pa­só en Cuer­na­va­ca, Mé­xi­co, don­de mu­rió en 1980. Sus

ce­ni­zas fue­ron arro­ja­das al crá­ter del vol­cán Po­po­ca­té­petl por su hi­ja Ki­zet­te y uno de sus he­re­de­ros, el es­cul­tor me­xi­cano Víctor Ma­nuel Con­tre­ras.

La ma­yo­ría de los cua­dros ex­pues­tos son de la dé­ca­da de los vein­te, cuan­do pin­tó lo me­jor de su pro­duc­ción, pe­ro no

es­tá Au­to­rre­tra­to en el

Bu­gat­ti verde, su obra más em­ble­má­ti­ca, que fue por­ta­da del se­ma­na­rio ale­mán Die Da­me.

No fal­tan los re­tra­tos de su úni­ca hi­ja, de su ín­ti­ma ami­ga, la bai­la­ri­na de ca­ba­ré Suzy So­li­dor, los de la pros­ti­tu­ta co­no­ci­da co­mo Be­lle Ra­fae­la y una pe­que­ña sor­pre­sa, el pe­que­ño re­tra­to inaca­ba­do de Al­fon­so XIII, al que co­no­ció du­ran­te el exi­lio del Bor­bón en Ro­ma tras la pro­cla­ma­ción de la Se­gun­da Re­pú­bli­ca en 1931.

L’ÉCHARPE BLEUE

LA BE­LLE RA­FAE­LA TA­MA­RA DE LEM­PIC­KA. REI­NA DEL ART DÉ­CO. PA­LA­CIO DE GA­VI­RIA. Ca­lle Are­nal, 9, Ma­drid. Has­ta el 24 de fe­bre­ro.

THE YOUNG GIRLS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.